lunes, diciembre 6, 2021
Mundo Conseguir vacunas, la consigna del nuevo canciller peruano

Conseguir vacunas, la consigna del nuevo canciller peruano

El ritmo de vacunación ha caído en Perú en las últimas semanas. El Gobierno lo atribuye a escasez de dosis, la oposición habla de incompetencia.

Redacción LIMA

La prioridad del próximo canciller de Perú será la gestión para asegurar la llegada de las vacunas adquiridas por el país, declaró el presidente peruano, Pedro Castillo, dos días después de la renuncia de Héctor Béjar al Ministerio de Relaciones Exteriores.

El mandatario indicó este jueves 19 de agosto ante la prensa que en las próximas horas se conocerá el nombre del sucesor de Béjar en la Cancillería, dado que ahora tiene a varios candidatos a quienes «es necesario escuchar» y que «nadie está descartado».

«Tenemos que ver de qué manera el Perú tiene que estar insertado en el mundo, a través de la Cancillería, de Relaciones Exteriores; no pasa solamente por una persona», dijo Castillo.

El jefe de Estado agregó que «primero, lo que estamos viendo es que la persona que va a asumir esa responsabilidad agende a la brevedad posible estos tratados que hemos venido haciendo con los demás países concerniente a las vacunas».

Perú tiene acuerdos con varios laboratorios en el mundo para adquirir más de 90 millones de vacunas, que permitirían inmunizar a sus 32 millones de habitantes, pero a la fecha solo ha logrado recibir y aplicar 16 millones de dosis, la mayoría durante el Gobierno de Francisco Sagasti, que terminó el pasado 28 de julio.

En los últimos días, el Gobierno atribuyó la caída del ritmo de las vacunaciones por retrasos en las llegadas de las dosis de Sinopharm y Pfizer; pero exfuncionarios y sectores opositores han atribuido este retraso a los cuestionamientos y posterior renuncia de Béjar.

El excanciller salió del Ejecutivo el martes último, después de difundirse unas declaraciones en las que afirmaba que el inicio del terrorismo en el país fue provocado por la Marina de Guerra y no por el grupo armado Sendero Luminoso, en 1980.

Desinformación y escasez

Castillo rechazó que la falta de vacunas haya sido un problema de la Cancillería y más bien lo atribuyó a la escasez de las dosis en el mundo y a una campaña local de desinformación para «hacerle llegar a la población (el mensaje) que mejor no te vacunes porque esas vacunas no son (buenas)».

Explicó que el canciller renunciante estaba haciendo un informe sobre el estado de los convenios firmados por Perú para la compra y llegada de las vacunas cuando ocurrió su salida del cargo.

«Esperamos que el próximo canciller ya tenga toda la disponibilidad», indicó el presidente y reiteró que su gestión está preocupada «para que el pueblo esté vacunado». EFE

Noticias relacionadas

La Hora TV