Multitudinario disturbio irrumpió la paz en Buena Fe

42

‘La ciudad más amable’ protagonizó largas horas de protestas violentas tras la muerte de un menor de edad.

 

Redacción Quevedo

Tres personas adultas aprehendidas y cuatro menores de edad puestos bajo resguardo policial, fue el resultado tras las protestas suscitadas la noche del domingo, luego de conocerse la noticia sobre el deceso del joven Adonis R. de 16 años, quien fuera protagonista de una persecución policial que culminaría en un desenlace fatal.

Los detenidos fueron identificados como Steven M. de 23, Kevin C. de 24 y Javier Z. de 18 años de edad, fueron puestos a órdenes de las autoridades competentes, por supuestamente irrumpir el orden público y causar daños a bienes del Estado y atentar contra la fuerza policial.

Los cuatro menores de 13, 14, 15 y 16 años respectivamente, habrían sido puestos bajo resguardo de la Dinapen, para luego ser entregados a sus padres, por órdenes del fiscal de turno, no sin antes haber hecho la debida notificación ante la Junta Cantonal, para los
trámites correspondientes.

 

 

Entre los daños se contabilizan dos vehículos patrulleros con destrozos en sus vidrios posteriores y abolladuras en su estructura lateral, ocasionados por el impacto de piedras arrojadas por los manifestantes, una motocicleta con averías, y daños en la puerta de acceso al UPC del centro de la ciudad.

Versiones

Los familiares del hoy occiso indicaron que, pese a no poseer licencia de conducir, por ser menor de edad, el joven siempre se trasladaba a todas partes a bordo de la motocicleta en la cual pereció.

Según Sharon Barcia, pariente del difunto, Adonis habría sido perseguido por la Policía, presuntamente por no utilizar el casco de seguridad, motivo por el cual perdió el equilibrio y resultó con una herida craneal que le produjo la muerte.

Razón por la que los testigos del hecho se habrían enardecido, dando rienda suelta al caos que se suscitara momentos más tarde del deceso del joven.

Contraste

Según el parte policial, la razón por la cual se habría iniciado la persecución, correspondería con el aviso de un ciudadano no identificado, quien les notificara que una persona armada se trasladaba en una motocicleta.

Y que, al iniciar la persecución, el conductor supuestamente arrojó entre la maleza un objeto, siendo este el momento en el cual pierde el control del vehículo y posteriormente se impactara recibiendo lesiones de gravedad, por lo cual habría sido trasladado por el Cuerpo de Bomberos, hasta el Centro de Salud.

 

Mientras tanto, las investigaciones policiales apuntan a que el objeto hallado entre la maleza coincide con un arma de fuego de fabricación casera, del cual se habría tratado de deshacer supuestamente el fallecido.

Entre lágrimas y lamentos sus familiares realizan trámites para brindarle cristiana sepultura a Adonis, mientras quienes le conocieron manifestaron que era un muchacho tranquilo. Hoy sus restos serán sepultados en el cementerio General. (JTE)