Mujeres, las protagonistas de la fanesca en los mercados de Ambato

En los centros de acopio de Ambato se prepara este plato típico de Semana Santa. El costo va desde dos dólares.

278
Platillo. El precio varía entre dos dólares y 3,50.

Tres mujeres ambateñas, heredaron la tradición de sus madres y cuidadoras, quienes desde su adolescencia, les enseñaron a preparar la fanesca. Ahora trabajan en los mercados ofertando este plato tradicional durante la Semana Santa.

En los mercados de Ambato se encuentra la fanesca desde el Miércoles de Ceniza, los días van variando de acuerdo a la decisión de cada comerciante. Pero desde esta semana estarán permanentemente hasta el Viernes Santo.

Los precios de los platos varían entre dos dólares y 3,50. Además, están quienes se acoplan al bolsillo de la gente.

La mayoría de las mujeres que hacen comida en los mercados de Ambato, son hijas y nietas, que continúan el legado de sus antecesoras. Nancy, Nancy Cecilia y Mery cuentan cómo preparan sus platos. (APQ)

 

Nancy Caguana – Mercado Central

Nancy, tiene 45 años, desde hace 30, prepara la fanesca en el mercado Central. Era una adolescente cuando su mamá le enseñó a cocinarla.

“Mi mamacita tenía aquí el puesto y ahora en lugar de ella estoy yo”. Nancy no tiene un secreto especial para hacer este plato, pero dice que está hecho con mucho amor.

Además la clave para esta mujer, es la frescura de los granos, “nuestra fanesca está hecha a la antigua, ahora hay muchas personas que por la facilidad usan granos enlatados y el sabor cambia”.

La mujer piensa siempre en el cliente, cuenta que este año ofrecerá platos desde dos dólares, ya que la situación económica es difícil para todos. “Antes vendíamos hasta 40 platos, veámonos como nos va, máximo tendremos platos de tres dólares, la gente ahora no tiene plata, y nosotros debemos acoplarnos a la realidad, hay que ser comprensivos”, dijo.

 

Nancy Cecilia Sevilla – Mercado Modelo

Han pasado 20 años desde que Nancy Cecilia, preparó el primer plato de fanesca en el mercado Modelo. En este centro de acopio solo hay tres puestos en donde se ofrece esta comida tradicional. La mujer se crió en el lugar junto a su madre de quien heredó el puesto.

Para Nancy Cecilia no hay problema con el bolsillo del cliente, dice que ella se acopla a lo que la gente tenga, “yo ahí les acomodo, la cosa es que, de aquí no se van sin comer”.

Para tener listo el plato, Nancy Cecilia se levanta a las 05:00, para cocinar cada grano, la preparación está lista después de cinco horas. “Queremos que este año la gente venga, aquí estamos listos y preparados para ofrecerles una ´fanesquita’ de todo precio”.

 

Mery Naveda – Mercado Colón

La mujer que cuidó a Mery desde que era una niña, preparaba comida típica, es así que desde muy niña Mery aprendió a hacer fanesca. “Desde que era pequeña nos reuníamos a hacer este plato, unos pelábamos las habas, otros chochos, hacían la col y cada quien tenía su tarea. Yo crecí compartiendo de ese momento especial que era hacer la comida”.

Mery trabaja hace 20 años en el mercado Colón, en esta fecha prepara la fanesca. Cuenta que el año pasado que estábamos en cuarentena, vendió este platillo desde su casa, porque sus clientes que ya la conocen de toda la vida la iban a buscar.

Para la mujer, el pescado es primordial, dice que su fanesca tiene pescado ‘mero’, que asegura es el mejor.

La preparación de este plato tarda alrededor de cinco horas, debido a la cocción de los granos.