Mujer se debate entre la vida y la muerte

162
MIEDO. En casa de los familiares de la víctima, existe resguardo policial, para evitar otra desgracia.

Según testigos, a quien talvez los sicarios querían matar, era al esposo, quien al oír los disparos huyó para que las balas no lo alcancen.

Redacción Quevedo

QUEVEDO. En la ciudad el tema de conversación es sobre los disparos que una mujer y su pequeña hija recibieron, la noche de viernes, en la parroquia Venus del Río Quevedo, mientras conversaba con otras personas en los exteriores de la vivienda que alquilaba junto a su esposo.

Luego del suceso, ambas fueron trasladadas por familiares, hacia el hospital Sagrado Corazón de Jesús y hospital del IESS. Por la gravedad de las heridas, la madre identificada como Julissa Monaga, aún lucha por sobrevivir, mientras que la menor estaría fuera de peligro, así lo confirmó un familiar de las víctimas.

Según el parte policial, al lugar de los hechos avanzaron personal de Dinased y de la Sidprobac, con la finalidad de recabar información, donde tomaron contacto con el esposo de la señora herida, de nombres Ariel O. F., quien no posee antecedentes penales, mismo que manifestó que aproximadamente a las 22:00 dos sujetos a bordo de una motocicleta procedieron a realizarle disparos contra su humanidad, y al ver que no lograron herirlo, le proporcionan varios disparos a su conviviente y a su hija.

En el hospital los médicos informaron que la menor de seis meses presentaba una herida con entrada y salida por arma de fuego, a la altura del brazo izquierdo, asimismo, la bala traspasó el tórax y salió del cuerpo de la menor, mientras que Julissa fue ingresada en el hospital del IESS, donde se manifestó que llegó con heridas profundas y se encuentra con pocas probabilidades de vida.

Donde ocurrieron los disparos, las personas no quieren hablar, pues temen represalias. Una tía del esposo de la víctima (no quiso identificarse), le dijo a LA HORA que, fueron dos personas las que dispararon a su pariente. “Cuenta la gente que Julissa le decía a su esposo, corre Ariel corre, pero ella no pudo esconderse. Ella salvó a sus niñitos, no sabemos el por qué de los hechos. Ya pusimos la denuncia en la Fiscalía, para que se investiguen y se halle a los responsables”, indicó la familiar.

Extraoficialmente se supo que uno de los responsable de los disparos está identificado, mediante varios allanamientos que realizó la Policía Nacional. Buscamos la versión de los agentes del orden, pero no fue atendido nuestro requerimiento. (DLH)

LUGAR. Aquí fue donde ocurrieron los disparos.