Moradores del barrio “Ageul” piden agua potable y luz

119
MORADORA. Julissa Tapia vive por más de 10 años en esta urbanización.

Dos de los servicios básicos no operan de forma eficiente. Habitantes piden mayor atención municipal.

El barrio “Ageul” es un sector localizado cerca de la Universidad Nacional de Loja, a pocos metros de la vía lateral de paso. La urbanización se creó hace aproximadamente 11 años, sin embargo, a pesar de contar con el asfaltado y veredas correspondientes, hay otras necesidades que preocupan a las familias.

Recolector de basura

Parte de los habitantes de la comunidad no cuentan con el servicio del recolector de basura, razón por la que deben movilizar los desechos orgánicos e inorgánicos hacia lotes baldíos con el fin de quemarlos: “Esta es la única manera que tenemos para deshacernos de la basura”, manifestó Narcisa León, además, señaló que en colaboración con otro morador han podido dialogar con el personal que trabaja en los carros recolectores para solicitar este servicio, sin embargo, se mantienen a la espera de una respuesta.

Por su parte, Hernán Cuenca indicó que transporta sus desechos hacia otros sectores en los que sí cuentan con los contenedores, sin embargo, hay personas que acumulan la basura en las veredas de las calles, originándose malos olores. Este problema se agrava con la llegada de perros que esparcen los desechos por diferentes puntos de la localidad.

Agua potable

A pesar de haberse reactivado el servicio de agua potable en gran parte de la ciudad como resultado de las fuertes lluvias registradas en días anteriores, los moradores de la urbanización “Ageul” aún no disponen con este servicio.

Según versión emitida por los propios habitantes, el sistema de captación de agua se habría destruido a consecuencia del invierno, por tal motivo, el barrio volverá a contar con el servicio en los próximos cuatro meses, tiempo que tardaría la construcción del nuevo sistema.

Narcisa León comentó que para hacerle frente a esta necesidad debe pedir este recurso a familiares y amigos que viven en otras partes de la ciudad, además, como ama de casa se beneficia del agua que reparten frecuentemente los tanqueros.

Por su parte, Hernán mencionó que transporta el líquido vital en su vehículo para solventar las necesidades del hogar, al igual que lo hace Julissa Tapia, otra residente del sector.

Luz eléctrica

Algunas calles y viviendas de la localidad no cuentan con energía eléctrica, la misma que fue cortada hace algún tiempo. Para hacerle frente a este inconveniente vecinos solidarios que sí disponen con el servicio, abastecen en la medida posible a otros residentes, especialmente, en lo que respecta a la carga de dispositivos tecnológicos.

En el caso de Narcisa, lleva 4 meses sin luz. Agregó que, ya han solicitado los medidores y esperan que las autoridades tomen cartas en el asunto.

Al no contar con energía eléctrica algunas personas que llegan desde otros lugares se aprovechan de la situación para libar y realizar actividades no apropiadas. Para impedir que estos comportamientos ocurran de forma prolongada, las familias del sector cuentan con el botón de pánico, el mismo que les permite dar alerta a la policía en el caso que ocurran este tipo de acontecimientos.

Institución educativa

La mayoría de los niños que viven en la zona acudía normalmente a una escuela que funcionaba en las instalaciones de la Universidad Nacional de Loja hasta hace cinco años, posteriormente, los estudiantes fueron reubicados en el Colegio de Bachillerato “27 de Febrero”. Ante este panorama, las familias han tenido que soportar diversos inconvenientes, ya que sus representados deben asistir a una sección vespertina. “La escuela a la que van los niños está retirada. Cuando tenía clases presenciales llegaban a la casa a las 20:00 de la noche” puntualizó Narcisa León.

Los habitantes piden que se construya un centro educativo cerca al lugar, puesto que estudiantes del barrio “Ageul” como de sectores aledaños deben buscar instituciones en sitios alejados.

Otros servicios

El sector es considerado por los moradores como un lugar seguro para vivir, puesto que la policía visita frecuentemente la zona.

Al no existir una cantidad considerable de habitantes en el sitio, las líneas de transporte urbano no hacen sus recorridos hasta el sector, razón por la que los residentes deben dirigirse hacia otros lugares en los que sí cuentan con este servicio, o en su defecto, se movilizan en carros particulares.

En el tema de alcantarillado, las familias sí están atendidas y no presentan mayores inconvenientes.

 

TOME NOTA

Algunos proyectos de construcción se han suspendido porque el sector no dispone por el momento con una línea eficiente de energía eléctrica.

EL DATO

Los habitantes de la urbanización “Ageul” no cuentan con agua potable por más de un mes.