Modernización de Petroecuador se queda sin piso en el actual Gobierno

    389

    La modernización de Petroecuador, que se sustentaba en la propuesta de que la empresa pueda cotizar en bolsa y emitir acciones, se quedó sin piso ante la negativa de la presidencia de la República.

    El objetivo principal de la fusión entre Petroecuador y Petroamazonas era la creación de una gran empresa eficiente y moderna. Los pilares para esa modernización se basaban en tres aspectos básicos: autonomía financiera; cotización en las bolsas de valores; y emisión de acciones en los mercados locales e internacionales.

    Por eso, el 18 de marzo de 2021, René Ortiz, ministro de Energía, realizó el pedido oficial para que la presidencia de la República dé luz verde al proceso de cambios legales que permitan a Petroecuador convertirse en una compañía por acciones.

    Ente los argumentos presentados por el funcionario se hace referencia a los casos de éxito de Ecopetrol en Colombia y ENI en Italia. En ambos escenarios, el Estado mantuvo la propiedad mayoritaria, pero el resto se abrió para inversionistas privados; además, se establecieron estándares de transparencia y publicación continua de balances.

    Sin embargo, la secretaria jurídica de la Presidencia, Johana Pesántez Benítez, negó el pedido del ministro Ortiz. El principal argumento es que el cambio de modelo no está amparado en la normativa vigente y necesita una reforma constitucional.

    “El Presidente de la República, en su calidad de jefe del Estado y de Gobierno y responsable de la administración pública, no ha contemplado ejercer la iniciativa de reforma constitucional a efectos de modificar el diseño constitucional de gestión de sectores estratégicos mediante empresas públicas por un modelo privatizador”, dice la respuesta del ejecutivo.

    Adicionalmente, Pesántez aseguró que ese tipo de decisiones no están entre las prioridades de un Gobierno en sus últimas semanas.

    Sin recursos para inversión

    Ante la negativa presidencial, el ministro Ortiz, mediante un comunicado, descartó buscar otras vías para convertir a Petroecuador en una compañía por acciones, e incluso reconoció “que no es el momento adecuado” para esa transformación.

    A inicios de 2021, Gonzalo Albán, gerente de la petrolera estatal, aseguró que cotizar en bolsa permitirá reducir la injerencia política en el manejo financiero y administrativo y conseguir financiamiento para inversión.

    Luis Calero, analista petrolero, comentó que, desde el 2009 hasta ahora, el ministerio de Economía se lleva todos los ingresos petroleros y le da a Petroecuador recursos a cuentagotas, “apenas unos cuantos miles de dólares para que sobreviva, y al día siguiente le reclama por qué baja la producción”.

    En este contexto, el número de barriles diarios producidos ha ido cayendo en los últimos dos años y llega a los 500.000, lo que no permite aprovechar los mejores precios internacionales que promedian los $60. (JS)