Marcando derechos

    Iván Paredes

    Cada año celebramos y enaltecemos, como debe ser, a la mujer en todo su contexto, pero ¿por qué no se ha logrado la eliminación total de la Violencia de Género, acaso la terquedad es innata en el ser humano? Pues, son un cúmulo de factores que trastocan los derechos de la mujer, iniciando con una verdadera educación de respeto e igualdad, de verdaderas políticas públicas que concienticen a la sociedad, de un Estado que, realmente, garantice los plenos derechos de la mujer en todos los ámbitos del convivir sin importar su edad, condición, preferencia, pensamiento, situación civil, etc., pero que se ha convertido en el talón de Aquiles para los gobiernos, siendo la razón principal que aún tenemos que seguir lamentándonos de la violencia contra la mujer, convirtiéndose el 8 de marzo de cada año en aquello, y no en la exaltación y felicidad de su existencia.

    Como es de conocimiento se ha escogido este día por la famosa Huelga que impulsaron las veinte mil costureras en la ciudad de New York hacia el año 1857, para exigir igualdad de derechos y la explotación a que eran víctimas de parte de las industrias textiles, han transcurrido 164 años y el lema del 2021 indicado por la Organización de las Naciones Unidas es: “Mujeres Lideres: Por un futuro igualitario en el mundo de la Covid-19”, esfuerzo desplegado por las mujeres para enfrentar la pandemia y luchar en favor de la salud de la humanidad. Al convertirse la igualdad en un clamor, se ha dado paso al Foro Generación Igualdad, que se reunirá este 29 al 31 de marzo en México y culminará en París en junio, con el objetivo de actuar para obtener un futuro igualitario entre todos los seres humanos y la trascendencia para las generaciones venideras.