FT1 PAG3
VIGILANCIA. La mayoría de los colegios fiscomisionales cuentan con guardias privados para cuidar los bienes.

Los malhechores se roban computadoras, cajas de audio, implementos de oficina y hasta la alimentación escolar.

Eran cerca de las 07:00 del 19 de febrero, cuando el conserje de la Unidad Educativa 5 de Agosto, llegaba a cumplir con su jornada laboral y al ingresar observó algo inusual; unos sujetos emprendían la huida por la parte posterior del plantel, dejando abandonado computadoras, equipos de oficina, de laboratorio y hasta implementos de bioseguridad.

La rectora del plantel, Mirella Montes, desde mayo de 2020 que asumió el cargo, dice que ha tenido que lidiar con cuatro robos. Los delincuentes irrumpían en los laboratorios para llevarse los equipos, la alimentación, hojas de papel boom, parlantes y lo que hallaban a su paso, pero en el último delito, ingresaron por primera vez a las oficinas y se sustrajeron 15 laptos y 60 computadoras todo en uno y material de bioseguridad.

La denuncia fue presentada en la Fiscalía. El Colegio no tiene sistema de videocámara, solo reciben la cobertura de las cámaras del ECU 9 11. Según las huellas que quedaron en el suelo, se presume que los malhechores andaban en motocicletas.

Bienes desprotegidos

A la Rectora le preocupa el robo de los equipos porque cuando regresen a clases presenciales, no tendrán las herramientas para la enseñanza de los alumnos.

A la presidente de la Unión Nacional de Educadores (UNE) de Esmeraldas, Jaqueline Méndez, los robos a planteles educativos no la toman por sorpresa, pues, conoce que muchos en la provincia han sido desvalijados años atrás; y a su criterio, los delitos se incrementaron a raíz de que se retiraron los guardias de seguridad en las unidades educativas.

Recuerda que mientras se contaba con el servicio de guardianía, los bienes de las instituciones estaban a buen recaudo, pero paulatinamente el Gobierno anterior fue cancelando los contratos de este personal hasta dejar los planteles desprotegidos.

Fiscomisionales

La presidenta de la UNE, considera que se debe retomar el servicio de guardianía, porque los docentes y los administrativos no pueden estar por las noches cuidado los bienes-, y los delincuentes aprovechan la soledad y oscuridad de la noche para cometer las fechorías.

El secretario Episcopal de Educación Católica de Esmeraldas, Alfredo Gómez, coincide con Jaqueline Méndez, de que debe volverse a contratar a los guardias. Aclara que en los colegios fiscomisionales no se registra este tipo de delitos, debido a que con el aporte de pensiones se paga a celadores que duermen en las instituciones, haciendo turnos.

Además, en la mayoría de los colegios fiscomisionales en la provincia cuentan con sistema de videovigilancia, dijo, Alfredo Gómez.

EL DATO
Los centros educativos de la zona rural también son visitados por los delincuentes.
 Los implementos no son recuperados y tampoco el Ministerio los repone.
EL DATO
Sobre este tema no se pudo conocer el pronunciamiento del nuevo director 
distrital de Educación, debido a que recién asume el cargo, se informó desde 
la coordinación zonal.

Guardias pagados por los padres
Según Jaqueline Méndez, cuando eliminaron el servicio de guardianía, los padres 
de familia se organizaron para contratar y pagar a personas que cuiden las 
herramientas, pero posteriormente los directores distritales lo prohibieron y las 
unidades educativas quedaron desprotegidas.