Los granos son protagonistas de una preparación atemporal

Para la preparación de la fanesca se utiliza ingredientes endémicos y técnicas de cocción ancestrales.

119
Técnica. Estudiante de Gastronomía de Uniandes en los laboratorios altamente equipados.

Por varios años la producción de granos en el país y en especial en Tungurahua han sido los actores principales de una de las preparaciones más emblemáticas y tradicionales que tienen la Semana Santa.

La fanesca es un plato típico que se niega a desaparecer y que se mantiene vigente gracias a que su preparación es el resultante de la combinación de ingredientes endémicos y técnicas de cocción ancestrales que se reinventan con el pasar del tiempo.

El estudio del origen, su elaboración y la forma en la que se la adapta a los nuevos tiempos permiten evidenciar que detrás de un potaje con gran valor nutricional, se esconde un legado culinario que es la base de lo que hoy conocemos como gastronomía.

Uniandes actualmente ofrece la formación de profesionales en Licenciatura de Gastronomía y Tecnología Superior en Gastronomía.

Estudios

Desde hace varios años Uniandes y la carrera de Gastronomía se han encargado de enforcar estudios e investigación sobre productos ancestrales para conocer su adaptabilidad y fortaleza nutricional.

El chef Luis Narváez, director Culinario de la carrera de Gastronomía, menciona que la importancia de conocer los orígenes de la cultura culinaria permite revalorizar tanto los productos saludables que se producen en cada región, como aquellos secretos propios de los pueblos aborígenes.

Constantemente desde la academia se ha llevado a cabo varios proyectos que han permitido que estudiantes fortalezcan sus conocimientos entorno al desarrollo de proyectos que tienen como base el estudio e investigación de este tipo de preparaciones y sus ingredientes, para poder proyectarse a generar nuevos emprendimientos e innovación.

De esta forma se aporta en gran medida a la construcción de una memoria colectiva que fortalezca la identidad y que sobrepone los sabores propios y con historia, ante todo.

Responsabilidad

Las nuevas técnicas culinarias y tendencias gastronómicas internacionales se tornan adaptables ante una preparación con gran significado social, religioso y cultural como es la fanesca.

Es responsabilidad de quienes forman a profesiones y especialistas en gastronomía crear y generar espacios que den el valor necesario para reinventar tradiciones culinarias y puedan adaptarse a los nuevos tiempos. (GI)