Los ecuatorianos pidieron menos préstamos durante la crisis

    Se otorgaron $488 millones menos hasta febrero de 2021, en comparación a igual periodo de 2020. Sin embargo, los depósitos siguen al alza.

    Según el último reporte de la Asociación de Bancos Privados (Asobanca), a pesar de que el sistema financiero privado ha podido sortear la pandemia sin comprometer su solidez y estabilidad, la colocación de créditos todavía está lejos de los niveles anteriores a la actual crisis.

    En un año (febrero de 2020-febrero2021) el resultado es que se prestó $488 millones menos, con lo que la cartera de préstamos cayó de $30.160 millones a $29.672 millones. Es decir, se registra una contracción del 1,6% que sería provocado por la lenta recuperación económica esperada para este año.

    “Es importante señalar que en febrero de 2020 el país todavía no había sido declarado en emergencia sanitaria ni se había impuesto restricciones de movilidad y confinamiento, por lo que es normal que en ese mes de 2020 el crédito haya sido más alto”, dice un comunicado de la Asobanca.

    La construcción y las microempresas, dos de los sectores más afectados por la pandemia, representan el 15% -respectivamente- del total de la cartera crediticia, es decir, $4.406 millones. Por otro lado, los préstamos de consumo subieron un 1% hasta llegar a un monto de $11.839 millones.

    Las tasas de interés más altas siguen siendo las del microcrédito, las que están entre el 20,95% y 28,50%. Por su parte, el costo del crédito de consumo llega a un máximo de 17,3%; mientras que el inmobiliario y el productivo para Pymes se ubica entre el 11% y 12%.

    Los depósitos siguen creciendo

    En febrero de 2021, los depósitos alcanzaron $36.974 millones. Esto significa un crecimiento del 8,9%, es decir, una captación de $3.019 millones más que en febrero de 2020.

    Sin embargo, el 77% de los depósitos a plazo en el sistema financiero privado son menores a 360 días. En otras palabras, los bancos deben prestar a mediano y largo plazo, pero solo el 2% del dinero de los clientes está comprometido para quedarse más de un año.

    “Si se comparan los depósitos de febrero de 2021 con los de enero de 2021 existe una leve reducción de 0,2%. Sin embargo, se trata de una caída leve ligada a la estacionalidad del primer trimestre de cada año, en el que la economía tiene un desempeño más aletargado”, aseguran desde la Asobanca. (JS)