sábado, junio 19, 2021

Imbabura / Carchi Los Cedros lleva siete meses esperando una sentencia constitucional

Los Cedros lleva siete meses esperando una sentencia constitucional

En manos de la Corte Constitucional está la decisión sobre si se permite o no la minería en este bosque protector ubicado en Imbabura.

Redacción IMBABURA

La sentencia de la Corte Constitucional, que lleva siete meses esperando una resolución final, podría marcar un precedente nacional y mundial, en cuanto a derechos de la naturaleza y protección de sitios de gran biodiversidad, sobre actividades mineras y extractivistas.

El caso del Bosque Protector Los Cedros, ubicado en Imbabura, cantón Cotacachi, zona de Intag, llegó a la Corte Constitucional el 19 de octubre de 2020, día en el que se convocó a instituciones académicas, investigadores, comunidad científica, entre otros, a participar de la audiencia, que se desarrolló con casi 70 intervenciones, por alrededor de 10 horas.

Problema para especies en peligro de extinción

En Los Cedros -que también sirve como una estación científica donde se han logrado descubrimientos mundiales de flora y fauna- existen alrededor de 226 especies que están en riesgo de extinción. Cuatro de ellas son mamíferos en estado crítico, como el mono araña de cabeza café, el jaguar, mono aullador y oso andino, que tienen en este espacio, de casi 6.500 hectáreas, un hábitat para las pocas especies que quedan en el mundo.

En este sitio, el 3 de marzo de 2017, se otorgaron dos concesiones mineras denominadas ‘Magdalena 1’ y ‘Magdalena 2’, que suman 9.909 hectáreas y que están superpuestas en más del 60% del área del bosque protector y las comunidades de Brilla Sol y Corazón.

Importancia para ríos y fuentes de agua

José DeCoux, administrador y guardián de Los Cedros por varias décadas, menciona que, además de las especies de flora y fauna, el agua es una de las riquezas más importantes que guarda el bosque protector, donde nacen tres ríos.

“Aquí nacen los ríos Los Cedros, Manduriaco Chico y Río Verde. Adicionalmente, Los Cedros ocupa gran parte de las nacientes de las microcuencas de los ríos Manduriaco Grande, La Plata y Magdalena. Estos ríos son la fuente del agua de uso humano de nueve comunidades, todas pertenecientes a la parroquia García Moreno del cantón Cotacachi, abasteciendo del líquido vital a 655 familias con una población aproximada de 3.000 habitantes”, explica.

Además, según los expertos, estos ríos son tributarios del río Guayllbamba que, a su vez, forma el río Esmeraldas de donde también se abastecen de agua grandes poblaciones de las provincias de Imbabura y Esmeraldas, como Las Golondrinas y los cantones Quinindé, Viche y Esmeraldas.

“Los bosques nublados, como su nombre lo indica, pasan la mayoría del tiempo cubiertos de nubes y, debido a su permanente condensación sobre los árboles del bosque, generan un ciclo propio del agua. De esta manera, durante épocas de sequía, el bosque continúa siendo una fuente permanente de agua para los ríos y las comunidades”, se expone en la página web denominada ‘Justicia Los Cedros’.

Voces a favor y en contra de la minería

Desde Cornerstone, empresa canadiense que desarrolla los trabajos de exploración minera en la zona de Los Cedros, con miras a la explotación, Xavier Andrade recalcó que la transnacional es uno de los aliados estratégicos de la Enami EP, exponiendo que si la Corte Constitucional falla a favor de proteger la naturaleza, habría efectos críticos “desde el punto de vista de un inversionista extranjero”.

“Si los derechos de los inversionistas son vulnerados es probable que se inicien demandas en contra del Estado ecuatoriano (…). Ecuador ha pagado cerca de $2.500 millones por concepto de indemnizaciones por no haber cumplido con nuestras obligaciones a nivel internacional en los últimos años”, argumentó.

Por su parte, diversos científicos defienden la importancia de Los Cedros para el mundo, por su biodiversidad, como uno de los herpetólogos más conocido de Ecuador, Juan Manuel Guayasamín, la ecóloga de agua dulce Blanca Ríos-Tourma y muchos otros ecuatorianos e internacionales, incluidos Mika Peck, Bitty Roy, Tobías Policha y Roo Vandegrift.

“Las ganancias nacionales a corto plazo de la minería no compensarán las pérdidas permanentes a nivel local y regional de la biodiversidad, así como las pérdidas económicas y de servicios ecosistémicos a largo plazo”, dijo Bitty Roy, bióloga de la Universidad de Oregón (EE.UU.), frente a la Corte Constitucional.

Cronología del caso Los Cedros

  • En marzo de 2017 el Gobierno ecuatoriano otorga las concesiones mineras ‘Río Magdalena 1 y 2’, con un total de 9.980 hectáreas a favor de la Empresa Nacional Minera (Enami EP), que se encuentran en gran parte dentro del Bosque Protector Los Cedros, ocupando un 68% de su superficie.
  • El 12 de diciembre del 2017 el Ministerio de Ambiente de Ecuador otorga el registro ambiental para la fase de exploración inicial de las concesiones ‘Rio Magdalena 1 y 2’, certificando que interceptan el Bosque Protector Los Cedros.
  • El 5 de noviembre de 2018, el Municipio de Cotacachi presentó una demanda de acción de protección a nombre de la naturaleza – Pacha Mama contra el Ministerio del Ambiente del Ecuador y Enami, para la proteger Los Cedros.
  • El 13 de noviembre de 2018, un juez de primera instancia negó la acción de protección.
  • El 16 de noviembre de 2018, el Municipio de Cotacachi presentó el recurso de apelación por estar en desacuerdo con la sentencia de primera instancia, con lo que el proceso sube la Sala Multicompetente de la Corte Provincial de Imbabura.
  • El 19 de junio de 2019 se emite una sentencia de segunda instancia, en favor de Los Cedros, luego de que los jueces de la Corte Provincial de Imbabura realizaran un recorrido de tres días al campamento minero, a las comunas y al bosque protector.
  • Como medida de reparación se dispone dejar sin efecto el registro ambiental a favor de la Enami EP, para realizar la fase de exploración inicial del proyecto Minero Río Magdalena.
  • En octubre de 2020, la Corte Constitucional selecciona el caso para analizar la causa por la afectación a los derechos de la naturaleza y particularmente a la biodiversidad que habita en el bosque.

Noticias relacionadas

La Hora TV

Publicidad