Secciones   /   Policial

Una conciliación pone fin a un proceso por una agresión a municipal

ABR, 10, 2020 | 03:00

Herida. El golpe en la nariz de Andrés S. S. no fue de consideración.

Con una conciliación a una contravención de segunda clase se puso fin al proceso judicial en el cual se involucraron Andrés S. S. y Antonio I. O., agente de control del Municipio de Loja y vendedor informal, respectivamente.

Ese fue el acuerdo al que los dos ciudadanos llegaron en la audiencia oral de calificación de flagrancia y formulación de cargos celebrada la tarde del último miércoles en la Unidad Judicial Penal de la Corte de Justicia de Loja.

Por manteca de cerdo

Procurar la conciliación de las partes, en cualquier estado del proceso, expresa el Art. 130, numeral 11, del Código Orgánico de la Función Judicial el cual fue admitido por Andrés S. S. y Antonio I. O. a través de sus abogados.

Andrés S. S. y Antonio I. O. acudieron ante un juez debido a que Antonio I. O. habría dado un puñetazo en el rostro de Andrés S. S. cuando éste le dijo que no podía vender manteca de cerdo en la calle y le pidió que se retire.

Disculpas públicas

La agresión al agente de control municipal ocurrió la mañana del último miércoles, a eso de las 10:00, en la avenida Cuxibamba y Ancón, por las inmediaciones del Mercado Mayorista, ubicado en el norte de la localidad.

La audiencia judicial inició a las 14:00 y en ella se admitió el acuerdo y la jueza pidió al infractor que ofrezca las disculpas públicas a Andrés S. S. y se comprometa que no volverá a cometer este tipo de actos en su contra.

TOME NOTA

De no haberse llegado a la conciliación Antonio I. O. pudo haber sido sentenciado de cinco a 10 días de cárcel.