Emprendimientos

SEP, 22, 2019 | 03:00 - Por La Hora Diario

Adolfo Coronel Illescas

Ha concluido la 190 Feria de Loja. Su organización, desarrollo y presentación no ha sido la excelencia, pero sí una experiencia más que permite nuevas esperanzas y confianza, lo cual hace sugerir la necesidad de una evaluación para tener idea de qué mejorar en el siguiente evento. Evaluación que debe ser también para dar una respuesta a la inquietud ciudadana que extraña las ferias de integración fronteriza con el Perú.

Una iniciativa aplaudible fueron los emprendimientos que han comenzado a generarse en Loja, siendo la feria la vitrina para exponerlos y el empujón que requieren para sostenerlos. Uno de ellos el café, que ocupó la atención de la feria entre los 329 emprendimientos, convirtiéndose en otra forma de conocer a Loja. El café de altura tostado y molido, de alta calidad, con balance, aroma y un sabor único, fue expuesto por pequeños emprendedores de la provincia. El café lojano con el aval de la “Taza Dorada” ganada en varios años, también podría proyectarse en un destino turístico, para conocer las plantaciones, la elaboración de los derivados, el cuidado de la planta y la gente que trabaja en el legado cafetero de la provincia. Asocio esta idea, con la necesidad de estimular la creatividad y el emprendimiento que proviene del sector rural, que ha tomado el camino con resolución de llegar al éxito.

En cuanto a emprendimientos mayores hubo muchos, sobresaliendo los de la UTPL, Cafrilosa y por supuesto el de Ilelsa que este año presentó nuevos productos, entre ellos “Cantacho” un aguardiente que no necesita empujón alguno, solito pasa quemando el gaznate; probado y aprobado por los borrachitos de las Noches del Peregrino y el de los eventos nocturnos de la Feria. Dicen que para curar el “virus” de la embriaguez conviene rociar agua bendita. Si es así, el ritual se facilita en la clásica “pileta”, que alguien bendiga el agua para esparcir a las y los “fieles” que no se pierden un san viernes de jarana.

Lo cierto es que en la feria hubo de todo y para todos, incluyendo la promoción de servicios excequiales: “Ofrecemos los mejores ataúdes, por la maleta se conoce al viajero”, “Usted pone el muerto, nosotros lo llevamos al más allá”, “El segundo a mitad de precio” y “Viendo la carroza se sabe del muerto”. (O)

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

La tolerancia deja de serlo, cuando se tolera lo intolerable

03:00 | | Zoila Isabel Loyola Román La tolerancia implica el respeto incondicional hacia las demás personas, hacia sus ideas, sus prácticas o sus credos, aunque no coincidan con las propias. Una definición bastante simple y f&aa

Sólo le pido a Dios…

03:00 | | Marlon Tandazo Palacio Así empieza una popular canción del argentino León Gieco.  Súplica oportuna en estos momentos, en que la paz que nos es esquiva -por ahora- en nuestro lindo Ecuador.  Esa paz, que en lo

El camino es la paz

00:15 | | El diálogo y la exposición sincera de los reclamos y de las razones, sin eufemismos ni intolerancia, es el único camino para que Ecuador salga del atolladero en que se encuentra.

Vandalismo

00:10 | | En el paro de transportistas no faltaron el palo y la piedra, la agresión física y destrucción de bienes públicos y privados.

Lo imposible pero improbable

00:05 | | La supresión de los subsidios a los combustibles  afecta a casi toda la población ecuatoriana, menos a los aprovechados de la década ganada que ya hicieron  ahorros a base del robo.