Historia de invierno

JUN, 16, 2019 | 03:00 - Por La Hora Diario

Gabriel U. García T.

Loja, a finales de noviembre, tiene un clima especial. Estamos en las goteras del invierno. El calor suele ser fuerte. Por la tarde se desatan grandes aguaceros.

Así debió ser en 1866 cuando Eloy Alfaro planeó una irrupción armada contra el gobierno centrista de José María Plácido y Caamaño. En efecto, el Viejo Luchador ordenó al general Luis Vargas Torres, iniciar actividades bélicas en la provincia de Loja mientras él saldría desde Lima a bordo de “El Vilcanota” para encabezar la insurrección en la costa.

Las primeras escaramuzas se dan en Celica, donde los liberales son derrotados. Sin embargo, Vargas Torres avanza y anuncia sus acciones, el 28 de noviembre, desde la Casa Municipal de Catacocha.

El primero de diciembre, conociendo que las fuerzas conservadoras se reorganizaban, merodea por la campiña lojana. En la madrugada lanza un ataque rápido y, al mando de trescientos hombres, toma nuestra ciudad.

Por su parte, Alfaro nunca pudo hacerse del barco e iniciar las actividades en el litoral.

El coronel conservador, Antonio Vega, conociendo esto, se decide a recuperar Loja. El 7 de diciembre, vísperas del aniversario de nuestra fundación, se produce el combate que se prolongaría por más de cinco horas. Los liberales se atrincheran en la torre de la Iglesia de San Francisco y establecen una barricada de defensa en la Sala Capitular de la Catedral.

Al final, el coronel Vega captura a Vargas Torres y lo envía a Cuenca, donde fue fusilado el 20 de marzo de 1887. El Parque Calderón tiene un pequeño monumento como testigo de este terrible hecho.

En Loja no tenemos nada que recuerde este hito de la historia ecuatoriana. En San Francisco o en el Parque Central no hay, ni siquiera, una placa. Parece que no queremos tener memoria histórica.

Tampoco se enseña en nuestras escuelas. El currículo, administrado desde la Capital, borró, de los textos escolares, los episodios históricos particulares de cada provincia del Ecuador. Solo se enseña lo que, desde la perspectiva de algún funcionario del Ministerio, es importante para los niños. En fin, es un mal del centralismo. (O)

@gulpiano1

COMENTA CON EL AUTOR

info@lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

…Y después del grado, ¿Qué?

Viernes, 19 de julio de 2019 | | Diego Lara León Los meses de julio y agosto coinciden con los grados de bachiller, cientos de jóvenes lojanos culminan su etapa colegial, los padres vemos como aquellos pequeñitos que llevábamos de la mano a su prim

El contacto con extraterrestres

Viernes, 19 de julio de 2019 | | Hever Sánchez M. Desde los tiempos bíblicos ya se habla de apariciones de extraterrestres sobre la faz de la tierra. Se hablaba de extrañas luces que surcaban los cielos y que se aceraban a nuestro planeta, a nuestros volc

Hay que hablar claro y pronto

00:15 | | El Gobierno enviará a la Asamblea Nacional, en el más corto plazo, el proyecto de una nueva reforma tributaria.

Otra vez la misma historia

00:10 | | En 1895 un pequeño grupo cambió de manera radical al estado ecuatoriano, lo hizo con ayuda militar y monetaria extranjera.

Productos periodísticos

00:05 | | En la Facultad de Comunicación (Facso) de la Universidad Central del Ecuador, se realizaron las “Jornadas de Comunicación: Visiones críticas a la posverdad”.