sábado, noviembre 27, 2021
Loja Laguna de la Cruz y sus misteriosas aguas

Laguna de la Cruz y sus misteriosas aguas

Es un atractivo turístico con una leyenda poco conocida. Su historia se derivaría de un Viernes Santo.

Al sur de la ciudad de Loja se encuentra la Laguna Aramara o conocida popularmente como Laguna de la Cruz.
Este maravillo lugar está rodeado por bellos paisajes, desde donde se puede observar la Central Eólica Villonaco, la ciudad de Loja y diferentes elevaciones bajo una perspectiva de 360º.
Durante la pandemia del año 2020, el atractivo turístico recibió a muchas personas de la urbe y sus alrededores, quienes acudían en búsqueda de una opción para relajarse del confinamiento, tener contacto con la naturaleza y pasar un momento ameno con la familia.

Cuenta la leyenda
No se conoce con exactitud cuándo fue descubierta la laguna, sin embargo, hay una leyenda que acompaña su interesante e irrepetible historia.
Antiguos de la zona manifiestan que hace muchos un señor araba la tierra mientras que su esposa e hijo lavaban la ropa en un pequeño pozo, donde hoy se encuentra el lago. Estas actividades eran realizadas un Viernes Santo, lo que para el cristianismo significa una de las fechas más representativas y profundas, ya que es el sexto día de la Semana Santa, donde se recuerda la crucifixión y muerte de Jesús. En este día, la Iglesia católica manda a sus fieles guardar ayuno y abstinencia de carne como penitencia, asimismo, se prohíbe el trabajo, algo que la pareja de esposos ignoró.
Según lo señalan las antiguas generaciones, la formación del pantano estaría ligada a un castigo divino, puesto que mientras la mujer lavaba los trastes, ocurrió una fuerte tormenta de agua que inundó el lugar, dejándola atrapada en la profundidad, junto con su esposo y pequeño hijo.
Es así como a esta leyenda se le atribuye su creación. Los antepasados aseguraban que la espeluznante historia fue real.

Origen de su nombre
En la laguna han ocurrido diferentes accidentes. Personas que han intentado pescar o nadar se han ahogado en las verdosas aguas.
Adultos mayores de la localidad indican que hace algunas décadas este lago era muy peligroso y “bravo”, ya que las muertes y desapariciones eran frecuentes, por lo que el propietario del terreno le pidió a un sacerdote que bendiga el sitio, con el fin de eliminar malas energías.
Es el cura quien bautiza al pantano como María Aramara, no obstante, en la actualidad pocos lo identifican así. Después de este acto ligado al cristianismo, los accidentes son casi nulos y los turistas acuden con total confianza, pese a que está prohibida la natación por motivos de seguridad.

¿Cómo llegar?
Desde el redondel de la Universidad Nacional de Loja (UNL), ubicado en el sector Argelia, se debe seguir la ruta que conduce al barrio Punzara Grande, hasta encontrar una “Y”, ubicada a pocos metros del Sindicato de Choferes. Luego se debe tomar el camino de la derecha y continuar con la travesía, lo que implica subir por un pequeño cerro de poca dificultad y peligrosidad.

Desde el redondel de la UNL hasta la laguna hay aproximadamente 30 minutos. 20 minutos más arriba está el Mirador de la Cruz, como símbolo de religiosidad. En este sitio se logra apreciar los verdes paisajes y sentir la fresca brisa del viento.
En caso de tener inconvenientes para llegar, la gente de la localidad es amable y brinda ayuda a los turistas.

¿Puedo ir en carro?
Es posible movilizarse en vehículo hasta la “Y” de Punzara Grande, después se debe caminar unos pocos minutos por un el sendero que conduce a la laguna. Si tienes bicicleta o caballo utilízalos para el recorrido.

¿Qué actividades puedo hacer?
En el sitio puedes realizar múltiples actividades al aire libre como: caminar por sus alrededores, acampar, picnic, hacer fogatas con precaución, preparar alimentos, pesca deportiva, escalar hasta el Mirador de la Cruz o simplemente observar los bellos paisajes y atardeceres.
Es la opción ideal para recrear la mente, pasear las mascotas, respirar aire puro y salir de la rutina. Al ser un lugar de fácil acceso, cualquier persona lo puede visitar.

¿Qué debo tomar en consideración?
Para que tengas en cuenta, la mayoría de los visitantes arriban con frecuencia los fines de semana.
En la laguna no hay tiendas para comprar alimentos, pero a escasos minutos encontrarás algunas. En caso de que lleves productos no te olvides de recoger la basura.

Utiliza ropa cómoda y acompaña tu recorrido con una bebida hidratante. Finalmente, cuida la naturaleza y apaga las fogatas porque podrían originar incendios.

TOME NOTA
La laguna tiene una superficie pantanosa, lo que significa un riesgo para las personas que intenten nadar.
EL DATO
La propiedad privada está ubicada a 30 minutos del redondel de la UNL.

 

Noticias relacionadas

La Hora TV