martes, octubre 26, 2021
Loja Freddy Guaillas: “el arte sí es una profesión rentable”

Freddy Guaillas: “el arte sí es una profesión rentable”

Su trabajo se ha expuesto en ciudades ecuatorianas y extranjeras. Algunas de sus pinturas han sido premiadas.

El cantón Saraguro, perteneciente a la provincia de Loja, es el hogar de Freddy Guaillas, artista plástico de profesión. Nació en 1990 y obtuvo su licenciatura de tercer nivel en la Universidad Nacional de Loja (UNL).

En sus nueve años de trayectoria ha trabajado proyectos en conjunto con la Casa de la Cultura Ecuatoriana – Núcleo de Loja, y de forma independiente. Sus propuestas en pintura se han exhibido en eventos nacionales e internacionales, atrayendo la atención de expertos, críticos y curiosos del arte.

Freddy pertenece a la comunidad Tuncarta, localizada al suroeste de Saraguro. Tiene dos hermanos, a los que considera como una fortaleza. Comenta que en su familia no hay artistas, lo que se convirtió en su principal reto, puesto que debía romper los estigmas y demostrarles que sí es posible vivir de esta actividad cuando se la hace con entusiasmo y conocimiento. Inicialmente, su padre no estaba convencido de que estudie Artes Plásticas, debido a que creía que no era rentable, sin embargo, pronto cambió de opinión, ya que evidenció el gran talento que emanaba su hijo.

Hoy en día, Freddy se siente satisfecho por todo lo conseguido, y en entrevista con diario La Hora, explica aspectos importantes de su trayectoria.

¿Qué concepto prima en sus obras?
Mi trabajo está dividido en dos partes. En primer lugar, están los proyectos por encargo que surgen de la petición de un cliente. Recientemente entregué una obra escultórica que será ubicada en el sector Amable María. También estoy haciendo algunos murales impulsados por la Casa de la Cultura Ecuatoriana, bajo la temática: “Arte en la comunidad para la interculturalidad”.

En segunda instancia, me planteo propuestas a partir de la concientización, con la finalidad de que la ciudadanía sea responsable de la conservación ambiental en territorios andinos.

¿Qué técnicas utiliza con frecuencia?
Hago obras bidimensionales, donde utilizo materiales como el lienzo, cartulina o placas de MDF. Para ello, empleo las técnicas del acrílico y óleo, principalmente. Los colores, dimensiones y estilos plasmados, dependen de los gustos y necesidades del cliente.

¿A qué personajes admira?
Me gusta el trabajo de los guayaquileños Roberto Noboa, Oswaldo Terreros, Juan Carlos Vargas y David Orbea, quienes confiaron en mi creatividad para impulsar proyectos dirigidos a jóvenes artistas interesados en expandir sus creaciones a nivel nacional.

Hay otros personajes ecuatorianos que también cuentan con una gran trayectoria, lo que me llena de orgullo y compromiso.

¿Qué reconocimientos ha recibido?
A lo largo de mi recorrido me han obsequiado diferentes distinciones. Recibí el Premio Salón de Pintura (Loja, 2020); Condecoración al Mérito Artístico (Loja, 2018 – 2019); Condecoración Arte en Loja (2018); primer Premio y Condecoración Salón regional de Pintura (Loja, 2016); segundo Premio Salón regional de Pintura (Loja, 2015); entre otros.

¿En qué exposiciones ha presentado su trabajo?
He participado en algunas exposiciones colectivas como: “Este lado arriba” (Guayaquil, 2021); “Bienal Nómades” (Guayaquil, 2021); “Especial de Navidad y Año Nuevo 3.0” (Quito, 2020); “Tiempo Devenir” (Guayaquil, 2020); “La Primera” 4ta edición (Guayaquil, 2020); “Efectos Secundarios” (Quito, 2020); “Los Dealers” (Guayaquil, 2020); “Clautro” (Loja, 2020); “Paisajes que se desdibujan” (Loja, 2019); “Imaginarios de Ciudad” (Cuenca, 2019); “Sujetos Tóxicos” (Guayaquil, 2019), entre otras exhibiciones nacionales.

También tengo algunas exposiciones internacionales, entre las que destacan: “Uyayta Shuyuchik” (Chicago – EE. UU, 2019), y “(DES) iguais” (Brasil, 2016).

¿Cuáles podrían ser catalogadas como limitantes en esta profesión?
Considero que son dos en específico: lo económico y la falta de oportunidades. Creo que las personas que nos capacitamos en esta actividad nos enfrentamos a momentos complicados cuando terminamos la universidad, ya que debemos buscar plazas laborales.
Con los años de experiencia aprendí que los artistas debemos permanecer en constante aprendizaje, asimismo, es fundamental aprovechar las situaciones para generar ingresos. Particularmente, con la venta de obras solvento mi parte económica y logro un equilibrio.

¿Cómo se visualiza en los próximos 10 años?
Aspiro concluir con la última etapa del convenio que tengo con la Casa de la Cultura, para ello, ejecutaremos un proyecto en una comunidad de Saraguro.

Por ahora, estaré pendiente de futuras convocatorias que se habiliten para la exhibición y difusión de arte, puesto que deseo alcanzar nuevos triunfos que reflejen mi constancia y perseverancia.

Me gusta pintar todos los días porque pienso que vivimos en un mundo incierto, donde no conocemos el mañana. Trato de producir constantemente, lo que me ayuda a crecer de forma personal y profesional.

¿Cuál es su mensaje para los jóvenes que les gusta el arte, pero que no se animan a estudiarlo?
Generalmente se cree que las carreras artísticas no son rentables, cuando en realidad sí lo son. Para conseguir el éxito se debe salir de la zona de confort y buscar nuevas oportunidades, lo que muchas de las veces, requiere una inversión económica.

Es importante viajar a otros lugares y probar suerte. Romper barreras y soñar en grande son las claves para cumplir con los objetivos. Nada es imposible, todo es cuestión de decisión.

TOME NOTA
Felipe viaja con frecuencia a Quito, donde se capacita sobre temas de arte.
EL DATO
El convenio que firmó con la CCE - Núcleo de Loja, está dividido en cuatro etapas.
EXTRACTO
“Una de las cosas más duras que enfrentamos los artistas es la falta de oportunidades para proyectarnos”.

 

Noticias relacionadas

La Hora TV