viernes, enero 21, 2022
Loja Destacado Barrio Pompeya requiere alcantarillado y otros servicios

Barrio Pompeya requiere alcantarillado y otros servicios

Las aguas servidas desembocan en la quebrada, tal como sucede en varios lugares de la urbe.

 

El sector Pompeya está ubicado cerca de la vía a la parroquia Malacatos, a un costado del colegio “San Gerardo”.

Se desconoce con exactitud cuántas personas viven en el barrio, sin embargo, en la parte baja hay un promedio de 15 domicilios que esperan respuestas para sus necesidades.

Vialidad

José Carlos Tocto es uno de los primeros habitantes del sector. Comentó que cuando llegó a vivir en el sitio hace más de 60 años, no había carretera y utilizaban caballos para movilizarse.

Conforme pasó el tiempo, más personas construyeron viviendas, por lo que necesitaron la apertura de una vía de forma prioritaria. Fue en ese entonces que José realizó las gestiones y consiguió que el proyecto se ejecute.

En la actualidad, por la carretera circulan vehículos de todo tamaño, especialmente, los fines de semana, ya que en la parte alta de la localidad hay una cascada que llama la atención de propios y extraños. Para llegar a este sitio turístico, las personas deben caminar en promedio una hora con 30 minutos. Los carros ingresan hasta una parte del recorrido, puesto que el resto de la vía está deteriorada por falta de mantenimiento.

Hace algunos años, maquinaria del Municipio procedió con el lastrado de la vía, no obstante, la carretera necesita nuevo material. Carmen Ordóñez manifestó que con el invierno se forma lodo que dificulta la circulación de vehículos pequeños.

Cabe mencionar que la vía está diseñada al filo de la quebrada, por lo que en algunos tramos han existido deslizamientos. Esto significa un peligro para varias viviendas que están construidas en la zona. Carmen es una de las moradoras afectadas y pidió a las autoridades que le ayuden a colocar un relleno de piedra frente a su domicilio, con el objetivo de evitar que la tierra se deslice, asimismo, comentó que domicilios de la parte alta ya han sido afectados por las lluvias registradas en meses anteriores.

Alcantarillado

El barrio no se beneficia con el alcantarillado pluvial ni sanitario. Ante la falta de este servicio básico, las aguas servidas desembocan en la quebrada que cruza a un costado de la localidad, para ello, han realizado instalaciones improvisadas, con el fin de que los desechos sólidos y líquidos lleguen al riachuelo.

Los habitantes pidieron al Municipio que les ayuden con la construcción del alcantarillado, puesto que por más de seis décadas han tenido que lidiar con la falta de este servicio, que implica la contaminación ambiental.

Pocas viviendas tienen pozos sépticos y tratan las aguas residuales de forma medianamente recomendable.

Alumbrado público

Pompeya no cuenta con este recurso público. Moradores comentaron que el Municipio les cobra un valor, pese a no ser beneficiarios.

Hace algunos años ingenieros se acercaron para efectuar estudios, pero el proyecto no pasó más allá de palabras.

Agua potable

Las familias se abastecen con agua entubada, la cual es obtenida de una vertiente ubicada en la parte alta del sector.

En época invernal hay cortes en el servicio, por lo que deben buscar alternativas que les permitan hacer frente a la situación. Con la presencia de lluvias, el líquido vital llega hasta los domicilios de un color turbulento, sin embargo, los residentes no tienen más opción que consumirlo.

Carmen Ordóñez mencionó que gracias al apoyo de familiares puede beneficiarse con agua potable procedente de un barrio aledaño.

Seguridad

José Carlos pidió a la Policía Nacional que recorra la zona, ya que al no tener alumbrado público la comunidad queda completamente desolada en la noche: “queremos que los patrulleros se den las vueltas por aquí, porque en la oscuridad es un poco peligroso”, manifestó.

Los habitantes afirman que no pueden abandonar las casas, debido a que tienen temor a que los amigos de lo ajeno roben sus bienes. Pese a estos cuidados, algunos antisociales han aprovechado la falta de lámparas para ingresar y sustraerse pertenencias, asimismo, los fines de semana varias personas se movilizan hasta el sector para consumir bebidas alcohólicas, lo que provoca desorden público e incrementa la inseguridad: “los sábados y domingos no podemos estar tranquilos en nuestras casas, porque se escucha de todo”, agregó el morador.

Denuncia ciudadana

Algunos criaderos de gallinas de postura ubicados cerca del barrio generan malestar en la población, ya que deben soportar los malos olores que se originan del excremento, especialmente, en días soleados.

José Tocto recalcó que las heces de estas aves atraen a las moscas que posteriormente ingresan a los domicilios, lo que podría ocasionar enfermedades en niños y adultos mayores.

Los ciudadanos piden que los criaderos sean reubicados en otra zona, con la finalidad de precautelar su salud.

Otros servicios

El sector sí cuenta con recolector de basura los lunes y viernes. También se benefician con el transporte urbano que circula por la avenida principal.

 

TOME NOTA

La vía es transitada por volquetas y maquinaria que extrae lastre de una mina cercana.

EL DATO

El recolector de basura acude dos veces a la semana.

 

Noticias relacionadas

La Hora TV