miércoles, enero 26, 2022
Loja La fe de los azuayos no se limita en esta pandemia

La fe de los azuayos no se limita en esta pandemia

Cientos de feligreses desde el 20 de agosto llegan a Loja. La Virgen del
Cisne atrae a devotos.

Caminando, en bicicletas y en vehículos, tanto particulares como públicos,
empezaron a llegar cientos de romeriantes desde el Azuay hasta Loja en
busca de la Virgen del Cisne. El objetivo es cumplir con su promesa, a
pesar de la pandemia del Covid-19, pandemia que ha dejado en el país
miles de fallecidos y contagiados.

Desde el 20 de agosto, son cientos de personas que llegan a la iglesia
Catedral proveniente desde diferentes partes del país, pero
principalmente de Azuay. La devoción es tan grande que ni la pandemia ha
limitado a que las personas se unan entre amigos, vecinos y familiares
para viajar al sur. Desde el último fin de semana, se observó un mayor
número de feligreses, que luego de visitar a la imagen pernoctaron en el
parque Central, aprovechando la sombra de los arbustos.

Francisco Vega, prioste de Azuay, manifestó que por la pandemia del
Covid-19, ya no realizarán la fiesta en esta ciudad, únicamente vendrán en
una pequeña delegación de unas diez personas a escuchar la eucaristía de
vísperas y del día centra, es decir el 8 de septiembre, y luego regresarán a
casa con la tristeza de no poder estar todos unidos.

Indicó que este año no pudieron traer las danzas, fuegos artificiales, banda
de música, castillos, artistas, sino que llegaron a participar de la eucaristía,
nada más. “Si bien no se pudo hacer la fiesta, la fe de los azuayos no ha
disminuido, al contrario, hay más gente que se ha puesto a los pies de la
Virgencita para pedirle en este año duro por su salud, trabajo y bienestar
en el hogar. El 2020 y 2021 fue tan duro que más gente se encomendó a la
imagen para salvarse”, dijo.

En esta ocasión tampoco pudieron llegar priostes de la tercera edad, niños
o personas con enfermedades catastróficas, consideradas de mayor riesgo. “Eso nos duele, incluso nuestro presidente del Comité de priostes
no pudo venir, porque es una persona de alto riesgo por su avanzada
edad, pero aquí seguimos el resto. La idea es que en 2022 volvamos a las
fiestas tradicionales con los shows artísticos y quema de castillos”, reveló.
Así es como los feligreses se acercan a la Virgen del Cisne en Loja, desde
todas partes del país. Todos esperan que la pandemia termine y en el
2022 venir a cumplir con las verdaderas fiestas de septiembre.

TOME NOTA
Este año solo cubrirán los gastos de la eucaristía de fiestas, nada más de
festejos.

INVERSIÓN. Antes, para hacer una fiesta en Loja con banda, castillos y
artistas requerían más de 6.000 dólares.

Noticias relacionadas

La Hora TV