INPC entregó obras de la Línea de Fomento en Saraguro

INPC entregó obras de la Línea de Fomento en Saraguro
TRADICIÓN. La obra beneficia a los habitantes y refleja la identidad del lugar, al mantener su morfología arquitectónica y utilizar materiales locales.

280 beneficiarios de comunidades rurales de Saraguro aportaron con mingas comunitarias, como contraparte local para la ejecución de las obras.

Las comunidades de Las Lagunas y Ñamarín en Saraguro, Loja, celebraron la inauguración de dos obras emblemáticas financiadas por las Líneas de Fomento del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), en la categoría de arquitectura vernácula.

La primera, «KAWSAY ÑAN», es una nueva infraestructura en la Unidad Educativa Intercultural Bilingüe Inti Raymi. Este proyecto fortalecerá la eficiencia educativa y salvaguardará los saberes culturales del pueblo Kichwa Saraguro.

La obra consta de dos bloques simétricos de dos niveles cada uno. En la planta baja se encuentran talleres de gastronomía y cerámica; en la planta alta, talleres de carpintería y electrónica. Se empleó el bahareque «galluchaqui», promoviendo técnicas tradicionales y la minga comunitaria.

En la inauguración, la identidad del Pueblo Saraguro se manifestó con rituales, danzas y música, seguidos de un pinzhimikuna (almuerzo comunitario). Más de 180 niños, jóvenes y familias se beneficiaron directamente.

José Samuel Puglla, líder del centro educativo Inti Raymi, agradeció al INPC por fortalecer las costumbres ancestrales con las nuevas generaciones. Destacó las ocho mingas comunitarias realizadas durante la construcción.
En Ñamarín, se adecuó la capilla comunitaria, convirtiéndola en un espacio colectivo religioso y sociocultural. Se fusionaron técnicas constructivas tradicionales con innovación contemporánea.

La ceremonia inaugural del proyecto «Ejecución de la fase final del Centro Religioso Espiritual de la Comunidad Indígena Ñamarín» fue iniciada por el Yachak, Manuel Chalan.

Los fondos, 25 mil dólares, se destinaron a los trabajos finales de acabado, fusionando técnicas tradicionales con innovación. La obra beneficia a más de 100 habitantes directos y refleja la identidad local, utilizando materiales sostenibles como barro, madera y fibras vegetales. La ejecución participativa mediante mingas fortaleció la transferencia de conocimientos y promovió la unidad comunitaria.

La Directora Ejecutiva del INPC (e), Iovana Jaramillo, agradeció a las comunidades por su acogida y afirmó que estas obras son un legado para las siguientes generaciones. El INPC, a través de las Líneas de Fomento, promueve la identidad, innovación y preservación de edificaciones que utilizan técnicas constructivas tradicionales, consolidando experiencias comunitarias, mejorando la calidad de vida y revalorizando el patrimonio cultural.

¿Quieres recibir las noticias más importantes? ¡Suscríbete sin costo, recíbelas por WhatsApp! Da clic aquí.