Jordy Jiménez, deportista olímpico que inspira generaciones

    DEPORTISTA. Jordy en la Copa Panamericana de Marcha, Guayaquil 2021.

    A sus 27 años, el lojano ha representado al país en diferentes competencias internacionales.  

     

    Jordy Rafael Jiménez Arrobo nació un 11 de febrero de 1994 en la ciudad de Cariamanga. Hasta sus 10 años vivió en este cantón, posteriormente, se mudó a Loja junto con su familia en búsqueda de nuevas oportunidades.

    El destacado deportista es el menor de tres hermanos y es hijo de Mercy Arrobo y José Jiménez, quienes conformaron un hogar cálido y guiado por valores.

    Inició en el atletismo a temprana edad. En Cariamanga realizó sus primeros entrenamientos y tuvo la oportunidad de participar en unos juegos intercolegiales donde obtuvo su primera medalla de plata. La pasión por el deporte y el apoyo fundamental de su familia, son los motores principales que lo impulsan a luchar por nuevos objetivos.

    En la actualidad, Jordy está 100% enfocado en su carrera, razón por la que no tiene una pareja sentimental.

    ¿Cómo fueron sus primeros entrenamientos en Loja?

    Fue mi padrino Patricio Abraham Correa quien me acompañó a mi primer entrenamiento. Recuerdo que ese día me tocó marchar bajo la tutela del entonces entrenador de la Federación Deportiva, Juan Rojas, considerado como uno de los primeros marchistas del Ecuador en la década de los 90.

    No me sentí muy a gusto, ya que mi interés era prepararme en la categoría de carrera, sin embargo, mi entrenador me dijo que debía ser marchista, y es así como a partir del 2005 practico esta actividad y no he tenido inclinaciones hacia otras disciplinas.

    Debo reconocer que también me gusta el tenis y el fútbol, aunque no soy muy bueno en estos deportes.

    ¿Cómo son sus rutinas?

    Entreno de lunes a domingo sin descanso, de 07:30 a 10:00. A las 15:00 voy al gimnasio, posteriormente, complemento esta rutina con ejercicios en casa, además, voy al sendero a trotar.

    El nivel de entrenamiento es alto y debo manejarlo correctamente. En muchas ocasiones he rechazado fiestas y salidas con amigos, ya que no tengo tiempo para una vida social estable. Creo que este es el precio que debemos pagar las personas que luchamos por un objetivo.

    ¿A qué deportistas admira?

    Me gustan muchos deportes, por tanto, admiro al tenista Novak Djokovic y mi sueño es poderlo conocer en los Juegos Olímpicos de Tokio. Con respecto al fútbol, soy fan de Cristiano Ronaldo por su dedicación e historia. En el campo del atletismo, tengo algunos amigos que se dedican a esta disciplina y los admiro.

    A nivel nacional le guardo mucho respeto a Jefferson Pérez, mientras que, en el contexto internacional, me gusta la trayectoria del marchador francés Yohann Diniz.

    ¿Cuáles son sus principales fortalezas y debilidades?

    Mi principal fortaleza es mi familia que siempre está pendiente de lo que hago. Hay días en los que mis entrenamientos no me salen como quisiera, sin embargo, llego a casa y mi madre me da ánimos para no decaer.

    Tengo muchas debilidades, no obstante, trato de ser positivo y pensar en grande.

    ¿Cómo logró su clasificación en los Juegos Olímpicos de Tokio?

    Creo que el mayor objetivo de los deportistas es competir en los Juegos Olímpicos, y a lo largo de mi carrera he luchado para conseguirlo.

    En el 2019 marché con un tiempo de 01:21:41, con lo que pude evidenciar una mejora en mis marcas. En el 2020, antes de la declaratoria oficial de la pandemia, participé en los Juegos Sudamericanos desarrollados en Lima, Perú y marché en 01:25, posteriormente, con la llegada del coronavirus se suspendieron algunos eventos deportivos.

    Para el Campeonato Nacional de Marcha que se realizó en marzo en la ciudad de Macas, fui con muchas expectativas y debuté con un tiempo de 01:21:19. Tras este resultado me di cuenta de que todo el esfuerzo valió la pena, puesto que cada vez estaba más cerca de la meta.

    Hace un mes participé en el Panamericano de Atletismo que se desarrolló en Guayaquil, sin embargo, no se consiguió la marca porque salimos muy lento del pelotón y marchamos en 01:22. Pese a este resultado, nuestro objetivo siempre fue viajar a España para competir en la Marcha de La Coruña.

    Considero que La Coruña es una ciudad con las mejores condiciones climáticas para hacer atletismo, por ello, el nivel de competencia es elevado. Tras mi participación en este evento, aseguré mi pase a los Juegos Olímpicos de Tokio, además, en el ranking mundial me ubico entre los 60 mejores marchistas del mundo, en el puesto 41.

    ¿A qué premios y reconocimientos se ha hecho acreedor?

    Desde muy pequeño le di la importancia necesaria a esta profesión; es así como en el 2006 fui vicecampeón nacional infantil y en el 2007 campeón infantil.

    Mi entrenador Juan Rojas me inculcó siempre la palabra ganar. Gracias a su motivación y el apoyo incondicional de mi familia pude escalar categorías y obtener nuevos logros, como el primer lugar en el Campeonato Nacional de Cadetes.

    En todas las categorías, Infantil, Menores, Prejuvenil, Juvenil y Adulto, quedé campeón nacional y medallista.

    En el 2013 fui a competir por primera vez en un torneo internacional en la Copa Panamericana de Marcha realizada en Guatemala, posteriormente, fui medallista mundial por equipos en Roma 2016, entre otros reconocimientos.

    ¿Cómo percibe el apoyo al deporte en el contexto lojano?

    A la mayoría de la gente le gusta el fútbol, sin embargo, en los Juegos Olímpicos el atletismo es considerado como el rey de los deportes.

    Pienso que a la ciudadanía lojana le falta mucha cultura deportiva en todas las disciplinas, ya que, si se pregunta sobre algún deportista local, posiblemente no lo conozcan.

    Loja se caracteriza por ser una ciudad cultural y artística, por lo tanto, es necesario que las personas adquieran conocimientos en todos los ámbitos. Creo que de esta forma se logrará un mayor apoyo para nuestros exponentes.

    ¿Cuáles son sus aspiraciones?

    Por el momento, estoy enfocado en los Juegos Olímpicos para hacer una buena participación y dejar el nombre de Loja y del país en lo más alto.

    Una vez que concluya este evento multideportivo, seguiré entrenando arduamente para competir en los Juegos Olímpicos de París 2024.

    Cabe destacar que gracias al deporte he conocido diferentes culturas, lenguajes y personas que han abierto mi mente. Me quedo con la satisfacción de haber viajado a muchas partes del mundo y de haber capturado fotos en aquellos lugares que no me imaginaba visitar.

    En un futuro quisiera estudiar una carrera universitaria, ya que no siempre me dedicaré al atletismo. Mi objetivo es ser médico y ayudar a la gente desde mis conocimientos.

     

    TOME NOTA

    Para los Juegos Olímpicos, el deportista cuenta con el apoyo de Fedeloja, de la Federación Ecuatoriana de Atletismo y del Comité Olímpico Ecuatoriano.

    EL DATO

    Desde el 2012, Jordy Jiménez entrena con Luis Guillermo González, de Fedeloja.

    EXTRACTO

    “Es muy bonito llevar el nombre del país a diferentes partes del mundo. Esto me llena el corazón de muchas emociones”.