DIGNIFICACIÓN DE LOS JUBILADOS

    Eddy Arrobo Rodríguez

    El 18 de julio de cada año se conmemora el DÍA NACIONAL DEL JUBILADO, fecha propuesta en el II Congreso de Jubilados del Ecuador, realizado en el año de 1975, desde entonces, se realizan jornadas con el objetivo de crear y defender políticas favorables, que dignifiquen a los jubilados y mejoren la seguridad social.

    No puedo pasar por alto esta fecha conmemorativa, pues es el momento oportuno para reflexionar sobre la vejez. Lamentablemente, muchos consideran a los jubilados como personas incapaces de producir y se les estigmatiza otorgándoles etiquetas como “tercera edad, adulto mayor, anciano, viejo, senil”. Sin embargo, llegar a la vejez es un privilegio que pocos pueden gozar, ya que es con el devenir de los años que se adquiere experiencia y experticia que se refleja en la sabiduría de nuestros mayores. Además, debemos recordar que los jubilados ya han entregado sus mejores años de vida productiva, pues a través de su tiempo, esfuerzo y trabajo han sostenido a sus familias y a la sociedad.

    Los jubilados no reclaman ningún privilegio ni concesión, sólo que no se vulneren sus legítimos intereses y auténticos derechos que por Ley les han sido reconocidos. Además, como sociedad debemos ser gratos y otorgarles el lugar de respeto y honor que les corresponde. Las autoridades deben velar para que nuestros jubilados gocen de una vida plena y en dignidad, esto incluye: pensiones jubilares, atención médica oportuna, dotación de medicamentos, rebajas tributarias, etc.

    No es posible que nuestros jubilados pasen en las calles reclamando sus asignaciones pendientes, exponiéndose y en algunos casos, incluso han perdido su vida en medio de un reclamo que no recibió respuesta. Es el momento de dar oídos al clamor de sus demandas.

    ear1267@live.com