Llama al Ecu911 porque su esposo fumaba marihuana

El hombre está detenido porque en su poder tenía 488 gramos de la droga.

MARIHUANA. El hombre tenía la droga en un frasco de plástico.

Cuando la mujer llegó a su casa, encontró a su marido en un dormitorio fumando marihuana llamó al ECU911 y ahora el hombre está detenido por tenencia de drogas.

Este caso sucedió la noche del martes 9 de marzo de 2021 a las 22:00, en el sur de Ambato, en una vivienda ubicada, sobre la avenida Jácome Clavijo y Cervantes.

Después de la llamada al ECU911, llegó la Policía. Los uniformados ingresaron a la casa, conversaron con la mujer, quien aseguró que tuvo una discusión con su pareja porque él estaba fumando, aunque no hubo agresiones.

Los policías buscaron la versión del hombre de 33 años, pero él estaba encerrado en el baño.

Después de varios minutos, salió, con una actitud prepotente y desafiante, dijo que la Policía no tenía nada que hacer en su casa, que necesitan una orden de allanamiento y que llamaría a su abogado.

La mujer les dijo a los policías que su conviviente tenía marihuana en la habitación. Del hecho se informó a Fiscalía y con la autorización de la denunciante registraron el dormitorio.

Durante la búsqueda, dentro del cajón de un ropero, encontraron un frasco de plástico, que en su interior tenía la marihuana.

La cantidad no era insignificante, ya que el peso bruto fue 488 gramos. El implicado tenía en su poder una pipa rosada y una fosforera.

La Policía Nacional detuvo al hombre por tenencia de drogas y fue trasladado hasta la Unidad de Vigilancia Comunitaria (UVC) de la Policía.  Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP) la pena por este delito podría ser de 5 a 7 años, ya que la cantidad encontrada corresponde a una escala alta de la tabla.

Al lugar de los hechos llegó el personal de la Jefatura Antidrogas de Tungurahua y la Unidad de Criminalística, quienes fijaron las evidencias, que luego fueron llevadas hasta las bodegas de antinarcóticos. (APQ)

Por esta cantidad de marihuana podría enfrentar una pena de 5 a 7 años.