¿Libre Ingreso a la Educación Superior?

    Por: Diego Albán

    La educación es un derecho humano, y pilar fundamental para el desarrollo de una sociedad. En ese contexto, cabe indicar y recordar que el estado ecuatoriano debe garantizar su ejercicio hasta el tercer nivel, esto es, estudios superiores en Universidades e Institutos.

    Anualmente se incorporan 300.000 nuevos bachilleres, que en su mayoría buscan obtener un cupo para continuar con sus estudios, pero previo a ello, deben rendir el ahora denominado “Examen de Acceso a la Educación Superior” (EAES), filtro implementado desde el año 2011, en el mandato del ex presidente Rafael Correa. Limitando así, el acceso y la libertad de elegir una carrera de preferencia. En mi opinión, rendir un examen de admisión, en cierta medida es bueno, lo malo es la limitación al libre albedrío; viéndose obligados a seguir una carrera distinta a la que habían pensado.

    Los últimos días los jóvenes respiran aires de cambios, esto debido a que el presidente electo Guillermo Lasso, ha ratificado su propuesta de campaña sobre una reforma de carácter urgente a la “Ley de Educación Superior” donde se pretende eliminar el examen de admisión, sin embargo se mantendría la “Secretaria Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación” (SENESCYT). Esto está bien, pero no es suficiente, pues más allá de ello, hay otras necesidades y retos que se debe llevar a cabo, como la implementación de instituciones a fin de abastecer en su totalidad la demanda de aspirantes; así también, brindar una educación de calidad, con docentes de vocación, y dejar atrás a aquellos con sed de corrupción.

    Son 10 años con la misma temática de admisión a estudios superiores, que sin lugar a duda, debe ser analizada con mucha responsabilidad, y consecuentemente sus reformas sean en pro de todos los jóvenes bachilleres del país.

    diego.alban.96@hotmail.com