‘Las Escalinatas y el Tiempo’, nominadas a proyecto del año

Este proyecto ganó dos premios, uno China y otro en la Bienal Panamericana, ahora está participando en un concurso internacional.

DETALLES. El objetivo de la obra fue recuperar esta zona de la ciudad. (Foto JAG Estudio)

Entender la ciudad desde otra mirada: una más alta, más amplia, más real. Una mirada que clarifique las desigualdades para que puedan ser transformadas. Una mirada que evolucione la opinión ciudadana, que muestre que los proyectos importantes de los pueblos, no solo deben ser construidos en los lugares más lindos, más seguros y más transitados.

De todos los cuestionamientos, que surgieron cuando se levantaba el proyecto ‘Las Escalinatas y el Tiempo’, uno de los más comunes era el lugar. ¿Por qué ejecutar una idea tan importante en un sitio tan inseguro?

La arquitecta Carolina Rodas, fundadora de Rama Estudio, responde esta pregunta, no solo como una de las mentes creadoras del proyecto, sino también como la niña ambateña, que creció en el barrio.

EL DATO: Hasta ahora el proyecto ganó un premio en China,
y uno en la Bienal Panamericana

 

Los sitios inseguros, los que nadie visita, son precisamente los que deben repensarse. Cuando me paro en el mirador del reloj siento un nudo en la garganta. Es un ejercicio increíble, pararnos en un lugar que nos permita reconocernos y vernos, que nos permita creer que sí se pueden cambiar las cosas, que los lugares más abandonados, cuando son intervenidos, pueden cambiar la vida de la gente”, dijo Rodas

El proyecto fue inaugurado, el jueves 22 de octubre de 2020, después de dos años de un trabajo conjunto entre la academia, la empresa privada, equipo técnico y la Municipalidad de Ambato. Nació en las aulas, cuando los arquitectos Carla Chávez, Felipe Donoso y Carolina Rodas daban clases en una universidad de la ciudad.

“Nos parecía increíble este sitio, porque es una ladera que te permite conectar los barrios con el centro de Ambato  y promover los recorridos lineales, el paisaje, la ecología urbana y la movilidad alternativa, dejando de un lado el vehículo puedes llegar al centro en tres o cinco minutos”, agregó la Arquitecta.

El reloj que está ubicado al sur de la ciudad, en el sector de los Padres Josefinos, siempre fue inseguro. Las gradas que había antes de las ‘Escalinatas y el Tiempo’, eran poco transitadas por el miedo. Los delincuentes abundaban.

Transformarlo significó un problema menos para Ambato, una oportunidad para los vecinos de habitar un sitio seguro,  de aportar a la microeconomía, ya que está pensado para la creación de pequeños negocios.

TOME NOTA: El proyecto tiene tres etapas, pero hasta el
momento solo está hecha la primera, es una decisión municipal 
que continúe.

Nominación

Aunque al principio nadie entendía muy bien de qué se trataba el proyecto, ahora es un lugar concurrido, se convirtió en un punto de encuentro para los ambateños.  Es importante decir que esta idea está en la mirada de la arquitectura internacional, fue nominado como proyecto del año por la plataforma digital de arquitectura ‘ArchDaily’.

“Es una ganancia no solo para los ejecutores, sino porque es una bandera de la arquitectura ecuatoriana a nivel mundial y de la arquitectura ecuatoriana situada en una provincia, que no es la Capital, habla mucho más, dice que en las provincias y en este caso en Ambato se hizo un proyecto de calidad y está compitiendo con miles de proyectos a nivel mundial”.

Para ser parte de esta nominación hay una curaduría, una exposición, hay gente que ha seguido la obra y por eso está nominada. A nivel Ambato no hay otra infraestructura que tenga tanta relevancia.

‘Las Escalinatas y el Tiempo’, transformó un espacio en donde había desigualdad urbana, evolucionó la opinión ciudadana, porque ahora los ambateños están orgullos del ‘mirador’, de ‘las gradas eléctricas’, del ‘reloj del mirador’. Ayudó a entender a la ciudad desde una mirada más alta, más amplia, más real. (APQ)