Sunday, June 20, 2021

País La nueva Asamblea se conforma entre pactos y desmentidos

La nueva Asamblea se conforma entre pactos y desmentidos

Pierina Correa (UNES), Vilma Andrade (ID) y Salvador Quishpe (Pachakutik) serán los que dirigirán la primera sesión este 14 de mayo.

La recta final para la instalación de la nueva Asamblea Nacional (AN) está a la vuelta de la esquina. Este viernes 14 de mayo de 2021 los 137 asambleístas (13 reelectos del periodo anterior) se aprestan a iniciar funciones entre pactos, rumores y desmentidos públicos.

El primer gran reto de los legisladores será lograr acuerdos sobre quienes ocuparán la presidencia y las dos vicepresidencias por los siguientes dos años. Pierina Correa (UNES), Vilma Andrade (ID) y Salvador Quishpe (Pachakutik) serán los que dirigirán la primera sesión al haber alcanzado la mayor votación el pasado 7 de febrero.

Pero es solo el punto de partida para conseguir convenios que al parecer aún no llegan. UNES aspira a la presidencia y para ello tiene 49 curules. La segunda fuerza política es Pachakutik con 27; le siguen la Izquierda Democrática (ID) y el Partido Social Cristiano (PSC) con 18; CREO tiene 12; y, 13 asambleístas pertenecer a distintas organizaciones.

UNES pretende que Pierina Correa o Sofía Espín lideren el segundo poder del Estado. A sus 49 votos seguros les quieren sumar los del PSC o Pachakutik, pero públicamente no se ha anunciado ningún consenso.

El movimiento indígena también tiene expectativas. Los nombres de Salvador Quishpe y Guadalupe Llori son los que más han sonado. Para ello hicieron un pacto con la ID que les garantizaría tener 45 votos, pero aún insuficientes para su objetivo.

Han mantenido otros encuentros con UNES y el gobiernista CREO. Si consiguen uno de los apoyos pueden llegar a obtener 94 votos con UNES o 57 con CREO. Esta última cantidad aún está por debajo de los requeridos por lo que el apoyo del PSC o los independientes se vuelve vital.

Este 9 de mayo en una entrevista televisiva, Quispe no desmintió reuniones con UNES, pero aseguró desconocer un “acuerdo”, dejando en entre dicho lo mencionado en días pasado por Llori, quien dijo que están “a punto de conseguir” un pacto con el movimiento correísta.

Reveló que una de las solicitudes fue la de apoyar la “amnistía” para Jorge Glas y otros funcionarios involucrados y sentenciados por actos de corrupción en el anterior Gobierno. “Nosotros dijimos no, eso no va”, sentenció.

Más tarde utilizó su cuenta personal de la red social Twitter para afirmar que ya existiría una alianza entre el PSC y UNES para lograr la referida amnistía. “Me dijeron que el PSC ya ofreció la amnistía a cambio de la Contraloría, Consejo de la Judicatura y otras más”, dijo.

La reacción de Llori no se hizo esperar. En entrevista con La Hora sostuvo que “personalmente, no quiero ningún acuerdo con el correísmo. No consiento una alianza con la UNES”.

Aclaró que dentro de los acuerdos no reza ni la amnistía ni los indultos para personas con sentencia, eso no consta en los acuerdos de Pachakutik. “Eso no es negociable”, enfatizó.

PSC y CREO buscan gobernabilidad para Lasso

La alianza entre el PSC y CREO quieren que Henry Kronfle o César Rohon lleguen a la presidencia. Las dos fuerzas tienen 30 votos asegurados, pero les hacen falta 40 para tener el mínimo requerido por la Ley de la Función Legislativa.

Conversaciones con UNES, ID y Pachakutik han estado en la agenda de esta alianza que quiere darle gobernabilidad y estabilidad política al gobierno del mandatario entrante Guillermo Lasso.

Rohon indicó que la presidencia de la Asamblea le debe corresponder al “partido que gana las elecciones (CREO)”. Esto a su criterio le daría al Gobierno una vía para conseguir consensos para implementar su plan de trabajo. “La Asamblea tiene que marcar el contrapeso debido dentro de los poderes del Estado sin convertirse en una sucursal de Carondelet”, aseguró.

Acotó que el legislativo se debe “ordenar” con la finalidad de empezar su trabajo desde el primer día. Mencionó que sería “vergonzoso para el país” si el 14 de mayo no hay acuerdos para elegir a las autoridades.

Sobre el apoyo a una candidatura para la presidencia de la AN, descartó que el PSC secunde a una de las candidatas de UNES pero no les cerró las puertas del todo. “Buscando un consenso con todos los sectores (…) queremos una amplia mayoría (…) no vamos a rechazar los votos de UNES”, apuntó.

El CAL y Comisiones también están en juego

La presidencia y las vicepresidencias no son las únicas que están en juego. La conformación del Consejo de Administración Legislativa (CAL) también es del interés de los legisladores. Este órgano a más del presidente y las dos vicepresidencias estará conformado por 4 asambleístas más.

Aquí se dirime el trabajo legislativo y sobre todo se dará paso a los proyectos de Ley que lleguen desde varios sectores, con especial atención a los remitidos por el Ejecutivo. Ya se ha anunciado que uno de los primeros temas a tratar será una Reforma Tributaria que se enviará desde Carondelet.

Se suma una reforma laboral que en palabras del nuevo oficialismo no “precarizará el trabajo en el país” pero que busca la creación de al menos 2 millones de puestos de trabajo en los siguientes 4 años.

También están entre las prioridades de Lasso una Ley de Emprendimiento, reformas a la Ley de Seguridad Social, derogación de la Ley de Comunicación, reformas a la Ley de Educación Superior, entre otras.

Las 15 Comisiones Permanentes buscan nuevos huéspedes. La de Justicia, Derechos de los Trabajadores, Régimen Económico y Fiscalización son algunas de las más solicitadas por los asambleístas tanto para presidirlas como para integrarlas.

Según el artículo 10 de la Ley de la Función Legislativa la designación de autoridades de la Asamblea será desde las 10h00 del 14 de mayo sin necesidad de convocatoria previa. (AS)

Noticias relacionadas

La Hora TV

Publicidad