miércoles, mayo 12, 2021

Tungurahua La neurociencia, clave para entender cómo se aprende

La neurociencia, clave para entender cómo se aprende

Esta disciplina es un puente entre la neurología y las ciencias de la educación.

La neurociencia educativa permite conocer cómo funciona el cerebro humano en el proceso de aprendizaje, y así diseñar mejores métodos de enseñanza y políticas educativas, por ello, los docentes tienen cada vez más interés en esta disciplina.

La neurociencia ayuda a los docentes a entender cómo aprenden sus estudiantes.

Muestra, que la emoción juega un papel relevante en la adquisición de nuevos conocimientos, y que un nivel alto de estrés provoca un impacto negativo en el aprendizaje.

El estrés, la tristeza, la soledad o una mala condición física pueden perjudicar el buen funcionamiento del cerebro.

Confirma que las experiencias multisensoriales, los ejercicios,  el movimiento, la música, plástica, artes escénicas, ajedrez, teatro, transforman el cerebro y favorecen una experiencia más efectiva de aprendizaje.

Además que, la alimentación, la calidad del sueño, o el entorno socioeconómico y cultural, ejercen una gran influencia sobre la función cerebral.

La capacidad del cerebro para guardar información es ilimitada y flexible.

 

EL DATO
Entender cómo funciona el cerebro puede 
mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje.

 

¿Cómo mejorar el proceso enseñanza-aprendizaje, según la eurociencia?

  • Provocando emociones y despertando la atención en el alumnado. Los estudios han demostrado que la emoción es el motor del aprendizaje.Por ello, los docentes deben emocionar a sus estudiantes en sus clases y despertar su atención y curiosidad que induzcan al aprendizaje. Por ejemplo, interrumpir la clase en pocos minutos con anécdotas emotivas, acertijos, materiales audiovisuales, juegos, curiosidades, preguntas motivadoras, etc.
  • Tomar en cuenta los intereses y necesidades del alumnado. Favoreciendo su autonomía en el aprendizaje. Que lo que está aprendiendo tenga sentido para cada uno, que ellos sean conscientes y lo reconozcan. Cada cerebro aprende a diferentes ritmos y con metodologías diferentes.
  • Crear climas emocionales positivos en los entornos educativos. Donde docentes y estudiantes asuman los errores de manera natural, cooperen entre ellos y participen en todo el proceso de aprendizaje. Fraccionar el tiempo dedicado a la clase en bloques con las respectivas pausas.
  • Activar el aprendizaje desde diferentes vías. Como  actividades artísticas, videos, juegos. El alumno mejora su memoria a largo plazo, incrementan las emociones y promueven el pensamiento creativo.
  • Convertir el aula en una pequeña comunidad de aprendizaje. El cerebro aprende de otros y con otros. Por ello es importante impulsar el trabajo cooperativo en clase.
  • Propiciar experiencias multisensoriales y en contacto con la naturaleza. Utilizar diferentes recursos en las clases para presentar la información de forma atractiva e interactiva favorece el aprendizaje, porque permiten que el alumno perciba el mundo a través de todos sus sentidos ayudan a que el aprendizaje sea mucho más significativo.

Noticias relacionadas

La Hora TV

Madres inventoras, las olvidadas en la historia

La patente de numerosos inventos de los que utilizamos en nuestro día a día se deben a mujeres que además eran madres. ¿Sabías que el lavavajillas...

Deliciosos postres para un día especial

Si aún no haz pensado en qué regalarle a mamá y si vives con ella puedes prepararle una de estas dos opciones. Preparación Trituramos las galletas...

Publicidad