La leucemia apagó su sonrisa

113

Una enfermedad catastrófica terminó con la vida de Segunda Cevallos Erazo, quien aparentemente solo tenía una enfermedad cutánea y anemia, pero luego le diagnosticaron leucemia, hepatitis B, más la afección en la piel, comentó Teresa Yépez,  amiga de la ahora occisa, quien estuvo pendiente de su salud y gestionaba ayuda económica para la manutención de la mujer con sus hijos, y la construcción de una vivienda de hormigón de 6 x 11, ubicada en el sector Las Terrazas de la Isla Santa Cruz.

El miércoles anterior, Teresa acudió al mercado a realizar compras para Segunda y al llegar a la casa la encontró desorientada e hinchada. Ante el desalentador cuadro clínico, llamó al 9 1 1, a las 13:30, luego le transfirieron la llamada al personal de salud, pero le dijeron que no podían ayudarle porque la mujer necesitaba atención médica por consulta externa. No les quedó otra alternativa que comunicarse con una persona de la iglesia y en una camioneta fue trasladada al hospital Delfina Torres de Concha, donde murió en la sala de Rayos X. Ayer por la tarde fue sepultada en el cementerio general de Esmeraldas.

Orfandad

Segunda deja de la orfandad a cinco hijos, el mayor tiene 17 años, los otros varones 12, 8 y 6; y Elena  que es su única hija que tiene 10 años. La mujer antes de su enfermedad, vivía en el barrio San Rafael junto a su señora conocida como Mary, luego se trasladó al sector Pianguapí de la isla Luis Vargas Torres, donde improvisó una covacha construida con madera, hojas de zinc y las paredes las cubría con plástico.

La ayuda solidaria le llegó a este sector, pero con el invierno su casa se llenaba de lodo y para mejorar sus condiciones de vida fue trasladada al barrio Santa Cruz donde se levanta la casa, que era su mayor anhelo. Lo que más le preocupaba a Segunda, era fallecer y que sus hijos no tengan dónde vivir.

Con su fallecimiento, la construcción de la casa continúa, mientras tanto sus hijos estarán a cargo de Mary en el valle San Rafael, y una vez que esté culminada la vivienda todos habitarán en Santa Cruz en la nueva casa. Según Teresa Yépez, el director del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) Paolo Calderoni,   se comprometió a gestionar la entrega de un Bono para la manutención de los niños huérfanos.

Las personas que deseen colaborar para terminar 
la casa para los  hijos de Segunda Cevallos pueden 
comunicarse al 09 84 57 27 57 de Teresa Yépez.

María Cevallos Erazo, es oriunda de la parroquia Telembí, 
cantón Eloy Alfaro, quedó huérfana a los  2 años. 
El padre de sus hijos la abandonó a raíz de su enfermedad.