La izquierda regional repite fórmulas para acallar las protestas ciudadanas

    PROTESTAS. Tras las manifestaciones del domingo se desconoce el destino de decenas de participantes en las protestas en Cuba.
    PROTESTAS. Tras las manifestaciones del domingo se desconoce el destino de decenas de participantes en las protestas en Cuba.

    Monopolización del discurso, represión estatal y llamado a sus partidarios son parte de la estrategia usada por los regímenes ‘progresistas’.

    Redacción LA HABANA

    Este martes 13 de julio continuaba la restricción parcial del servicio de Internet y el bloqueo selectivo de redes sociales en Cuba. Esta fue una de las respuestas del gobierno de la isla tras las protestas ocurridas el 11 de julio contra el régimen, para los que la web sirvió como medio de convocatoria y difusión de los hechos.

    Inclusive, el lunes fue detenida por elementos de la seguridad del Estado la influencer cubana Dina Stars, mientras era entrevistada en directo por un canal en español sobre lo ocurrido la víspera y la situación del país. Así lo dio a conocer el portal Infobae.

    Desde hace aproximadamente dos años, la masificación del acceso a Internet entre los cubanos ha generado vías alternativas de información a los medios oficiales. Y fue a través de estas rutas que el mundo se enteró de lo que ocurría en el país caribeño el pasado domingo.

    El control de la narrativa, mediante la autorización únicamente de medios oficiales, ha sido una de las estrategias del gobierno cubano para controlar a la población.

    Pero el caso de Cuba no es el único. El gobierno de Venezuela ha utilizado, desde la llegada al poder de Hugo Chávez, estrategias intimidatorias contra los medios opositores. Casos emblemáticos han sido los cierres de Radio Caracas Televisión (RCTV) y los ataques al diario La Nación, en cuanto a medios tradicionales.

    Últimamente, sin embargo, el régimen de Nicolás Maduro (seguidor de Chávez) ha cargado también contra los medios digitales. La cadena pública alemana Deutsche Welle (DW) informaba el año pasado sobre un proyecto gubernamental dedicado a monitorear, chequear y bloquear portales. Esta situación, según el proyecto independiente VerSinFiltro se acrecentó durante la expansión de la figura del opositor Juan Guaidó y con el inicio de la pandemia, para controlar lo que se dice sobre la situación sanitaria del país.

    Uso de la fuerza

    El presidente Miguel Díaz-Canel llamó a los partidarios del régimen cubano a salir a las calles y repeler a los que denominó contrarrevolucionarios. Tampoco dudó en enviar a fuerzas de seguridad para reprimir las marchas. Hasta ayer había personas que no sabían dónde estaban sus familiares detenidos.

    Esta estrategia tampoco se aplica únicamente en Cuba. Además de elementos policiales, partidarios y grupos parapoliciales se enfrentaron con manifestantes durante las protestas contra el régimen izquierdista de Daniel Ortega en 2018 en Nicaragua.

    En marzo de 2019, los llamados ‘colectivos’ salieron a las calles venezolanos para contrarrestar y enfrentar las manifestaciones convocadas por la oposición a Nicolás Maduro. Y en Ecuador, el expresidente Rafael Correa nunca dudó en llamar a sus partidarios a realizar contramanifestaciones a favor de su gobierno. (LAG)