LA EDUCACIÓN EN ENTREDICHO

    Eddy Arrobo Rodríguez

    Desde que el presidente electo dio a conocer los nombres de los 8 ministros que integrarán el Frente Social en su Gobierno, se han vertido un sinnúmero de comentarios y críticas, unos buenos y otros no tan buenos. La colectividad aprueba la presencia femenina, pues cinco de los ministerios serán liderados por mujeres. Por otro lado, por su pasado arraigado Correísta, se ha evidenciado un rechazo para quien será Ministra de Educación.

    El rechazo se ha registrado principalmente porque la mayoría de personas que democráticamente se presentaron a sufragar y apoyaron a Lasso en las urnas, esperaban un cambio en el timonel de la administración pública y de esta manera dar cierta oxigenación al aparato estatal. Sin embargo, para muchos el esperado tamizaje en las instituciones públicas no será como lo esperaban, pues el pueblo ha sido burlado, ya que se vislumbran rezagos que quieren enquistarse en la administración.

    La educación es la herramienta más poderosa con la que contamos para el crecimiento de la nación, de ahí su trascendencia, pues es la llave del éxito de los pueblos. El país tiene la esperanza de un verdadero cambio, siendo preciso que la educación se libere de estereotipos, se vuelva más crítica e inclusiva y esté libre de adoctrinamientos. De ahí que la futura Ministra de Educación, a quien no se le cuestiona sus méritos académicos, tiene una doble misión, por un lado, desvincularse de su pasado político y de la corrupción que los rodea; y por otro, trabajar con una nueva visión, convirtiéndose en garante de los derechos de estudiantes y maestros, asegurar una educación pública de calidad y recuperar a los estudiantes que han abandonado el sistema educativo por las consecuencias socio-económicas derivadas de la pandemia.

    ear1267@live.com