Jóvenes se unen para emprender

134

Se conocieron en las ferias de emprendimiento y decidieron unirse para alquilar un espacio, abaratar costos y ofrecer sus productos. Son ocho jóvenes profesionales que ante la falta de empleo buscan alternativas, innovan y venden para ganar dinero para la manutención de sus hogares.

El local se llama ‘Emprendedores Market’ y está ubicado en las calles Sucre y Manuela Cañizares; está abierto de lunes a sábado de 08:45 a 18:00. Ahí se encuentran frutos secos, una variedad de michelada hecha helados, artesanías de madera, atuendos y calzado personalizado, línea capilar para el cabello afro, manjar de pepepán y chontaduro, productos ahumados y pasta de chocolate.

Damián Saltos, es uno de los mentalizadores, que pese a las limitaciones existentes por el coronavirus, se arriesgó junto a sus compañeros y con el miedo al fracaso instalaron el negocio que ya cumplió tres meses. Él vende frutos secos, pero le da un valor agregado. Las almendras, maní y nueces son llevadas al horno con diferentes especias para darle un sabor diferente, asimismo deshidrata frutas  como melón, piña, papaya.

El confinamiento, más las necesidades económicas, obligó a Natalia Zambrano, quien es ingeniera comercial,  y a su esposo, a mezclar sabores dulces y cítricos hasta que obtuvieron los helados ácidos, cuyos ingredientes son mango con limón, fresa con mango, mango con maracuyá, mango con tamarindo y mango con grosella y maracuyá. El helado está listo para agregarle cualquier cerveza y disfrutar de una michelada; también preparada postres y bolos gourmet. Hace entrega a domicilio sin costo adicional.

Los padres de Jasmín Montenegro, perdieron su empleo durante la pandemia y ella corría el riesgo de no continuar sus estudios universitarios porque no tenía con qué pagar para alcanzar el título de ingeniera en Gestión Ambiental en la Universidad Católica de Esmeraldas.

Ante la crisis económica, se unió con su compañera de estudio, Selena Santillán, y juntas crearon el manjar de pepepán y chontaduro, este último lo hacen mientras haya cosecha del fruto. Las jóvenes se visten con ropa de campaña para adquirir el pepepán en el cantón San Lorenzo, al norte de la provincia de Esmeraldas

El deseo es que se sumen más emprendedores para ubicarse en un espacio grande para que el consumidor encuentre de todo en un solo lugar.