Las mesas técnicas con los arroceros se inician mañana

    El Gobierno se reunió inicialmente con dirigentes no reconocidos por los productores

    El Gobierno tuvo que negociar dos veces para desactivar el paro. El primer anuncio resultó falso, pues se negoció con dirigentes no reconocidos.

    Al final de la tarde del 12 de julio 2021, las autoridades aseguraron que el paro de los arroceros terminaba luego de alcanzar un acuerdo de seis puntos con los dirigentes del sector. Sin embargo, la ministra de Agricultura, Tanlly Vera, y otros representantes del Gobierno acudieron a una nueva reunión en horas de la noche, porque los interlocutores del primer encuentro no eran reconocidos por los productores.

    Heitel Lozano, gerente de la Corporación Nacional de Arroceros, aseguró que los participantes de la primera reunión eran «pseudo dirigentes». Por su parte, Rafael Guerrero, presidente de la Cámara de Agricultura de la II Zona, señaló que fue un «error tremendo haberse reunido con ellos, que no son los arroceros«.

    Sin embargo, luego de ese chasco inicial, el encuentro con los verdaderos representantes concluyó con un acuerdo en los mismos seis puntos anunciados más temprano por las autoridades.

    La mesa técnica para establecer el precio mínimo de la saca de arroz no se instaló este 13 de julio como se informó inicialmente, sino que lo hará a las 09:00 de mañana, 14 de julio 2021.

    Diario de La Hora consultó al ministerio de Agricultura sobre cómo será la mecánica de esa mesa, y sobre los plazos para ir concretando los compromisos del Gobierno; pero no ha habido repuesta a esa solicitud.

    La ministra Vera ha asegurado que en el tema de los créditos a bajo interés (1%) y largo plazo, como prometió el presidente Lasso en campaña, se comenzará a gestionar luego de que se conforme el nuevo directorio de Banecuador.

    Existen reparos sobre los reales efectos de lo acordado con el Gobierno. Así, por ejemplo, Guerrero consideró que aunque se establezca por ley un precio mínimo, los controles no serán fáciles y los problemas se mantendrán si no se atacan los problemas de fondo.

    En ese sentido, más que los acuerdos, lo importante será cómo se los pasa del papel a la realidad, aseguró. (JS)