Inglaterra amanece sin restricciones y Francia busca aumentarlas

    PROTESTAS. Miles de franceses salieron a las calles el sábado contra la obligatoriedad del certificado de vacunación.
    PROTESTAS. Miles de franceses salieron a las calles el sábado contra la obligatoriedad del certificado de vacunación.

    El uso de la mascarilla es opcional en Inglaterra desde hoy, mientras el gobierno francés intenta volver obligatoria la vacuna.

    Redacción LONDRES, PARÍS

    El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió a sus conciudadanos que sean «cautelosos» con el levantamiento este lunes (19 de julio de 2021), de las últimas restricciones legales por la pandemia en Inglaterra.

    Johnson, al igual que el ministro de Economía, Rishi Sunak, fue contactado por la aplicación de rastreo del sistema público sanitario británico (NHS) tras haber mantenido contacto con el titular de Sanidad, Sajid Javid, que dio positivo por Covid-19.

    Aunque en principio, ambos funcionarios habían decidido no acogerse a la cuarentena obligatoria indicada para estos casos, las críticas ciudadanas expresadas en redes sociales los hicieron desistir. Por ello, el Primer Ministro se confinará hasta el 26 de julio en su residencia campestre de Chequers (Buckinghamshire).

    Este lunes se pone fin a las normas restrictivas para evitar la propagación del virus y las mascarillas dejarán de ser obligatorias. Esto a pesar de que, según las últimas cifras oficiales, el número de casos diarios de coronavirus sobrepasa ya los 50.000.

    Esta situación ha encendido las alarmas en el país y hay voces que dudan sobre la conveniencia de la eliminación de las restricciones. De hecho, el alcalde de Londres, Sadiq Khan, anunció la semana pasada que el uso de las mascarillas en la red de transporte de la ciudad, que incluye el metro, continuará siendo obligatorio a pesar de la decisión del gobierno central.

    El alcalde dijo a los medios que no está dispuesto a “arriesgar” la salud de los pasajeros al retirar las medidas restrictivas este lunes.

    Agrio debate en Francia

    Mientras tanto, el Consejo de Ministros de Francia se apresta a debatir y aprobar este 18 de julio las medidas previstas por el presidente francés Emmanuel Macron para detener el aumento de contagios por coronavirus, atribuidos a la variante Delta.

    El gobierno ‘galo’ quiere imponer el certificado sanitario (de vacunación) en actividades de la vida corriente en dos etapas. En la primera desde el día 21 de julio se exigirá en todos los eventos culturales o deportivos con más de 50 espectadores -hasta ahora era a partir de 1.000-, pero también, por ejemplo, en las piscinas.

    Tras la aprobación del Ejecutivo, sin embargo, las medidas deben ser aprobadas por la legislatura francesa, lo cual está previsto para el miércoles 20 de julio. Por otra parte, el intento de restricciones tiene la oposición de amplios sectores sociales. Estos se manifestaron contra el proyecto de medidas de Macron el 14 de julio y repitieron la operación el sábado 17. Esto pondría en riesgo su puesta en práctica. EFE