Informar sobre Cuba

    Informar desde Cuba se ha convertido en un oficio de altísimo riesgo. A raíz de las protestas que se desataron, el régimen cubano reforzó su severo bloqueo mediático, con represión directa sobre comunicadores y ciudadanos.

    Restricciones de internet, barreras de acceso a diversos sitios y redes sociales, imposibilitar la reportería y ordenar arrestos no solo de manifestantes sino de activistas o de ciudadanos politizados con presencia en la red han sido algunas de las medidas que el gobierno de  Cuba ha puesto en marcha. Mientras, el mundo aguarda en suspenso información fiable sobre el curso de las protestas y el efecto que puedan tener sobre el sistema político de la isla.

    Valientes periodistas como Yoani Sánchez reportan “muertos caídos en las calles” y desaparecidos, con madres desesperadas a puertas de los cuarteles. No hay certeza ni información, al mejor estilo de la peor de las dictaduras.

    Desde hace décadas, pese al protagonismo que llegó a tener la isla en el sistema internacional y su amplia influencia sobre América Latina, la audiencia mundial ha recibido información dudosa y entremezclada con propaganda.

    Del resto, deberá encargarse el pueblo cubano. “El cambio no viene mañana”, recuerda Sánchez en su informativo diario, “pero ya empezó”.

    FRASES DEL DÍA

    “Amo los insultos porque siempre son honestos.”

    Joyce Carol Oates (1938)
    Escritora

    “Compromiso es el arte de dividir la torta para que todos crean que se llevaron el mayor pedazo.”

    Ludwig Erhard (1897-1977)
    Excanciller alemán