¿Y si Bolívar perdía la Batalla de Ibarra?

JUL, 17, 2019 |

De vuelta a Quito luego de haber derrotado a los pastusos insurrectos liderados por Agustín Agualongo el 17 de Julio de 1823 en Ibarra, el 21 del mismo mes, Simón Bolívar le escribía al vicepresidente de Colombia general Santander:

“Logramos, en fin, destruir a los pastusos. No sé si me equivoco como me he equivocado otras veces con esos malditos hombres, pero me parece que por ahora no levantarán más su cabeza los muertos. Se pueden contar 500 por lo menos; mas como tenían más de 1.500, no se puede saber si todos los pastusos han caído o no. Muchas medidas habíamos tomado para cogerlos a todos y realmente estaban envueltos y cortados por todas partes”.

En actitud inusual, Bolívar se lamentaba de no haber sido más duro con los vencidos. Había llegado a la conclusión de que solo el uso extremo de la fuerza detendría la resistencia que los pastusos hacían a la consolidación de la República de Colombia. La lealtad de la región de Pasto al Rey Fernando VII se había hecho famosa en el nuevo y el viejo continente. No solo era un peligro para la estabilidad del nuevo país, sino un mal ejemplo para todo el imperio español que se estaba liberando de la metrópoli. Por eso el Libertador había tomado medidas extremas:

“Yo he dictado medidas terribles contra ese infame pueblo y Ud. tendrá una copia para el Ministerio, de las instrucciones dadas al General Salom. Pasto es la puerta del Sur y si no la tenemos expedita, estamos siempre cortados, por consiguiente es de necesidad que no haya un solo enemigo nuestro en esa garganta. Las mujeres mismas son peligrosísimas. Lo peor de todo, es que cinco pueblos de los pastusos son igualmente enemigos y algunos de los de Patía también lo son”.

           

Bolívar tenía la consigna de destruir a los pastusos. No había podido negociar con sus líderes para evitar la guerra. La experiencia le había enseñado que el enemigo debía ser exterminado.

El triunfo en la Batalla de Ibarra fue importante y conocemos sus consecuencias. Pero ¿qué hubiera pasado si Bolívar perdía? En realidad, es muy difícil y arriesgado hablar de “lo que pudo haber sido y no fue”, pero está claro que el Libertador hubiera tenido que retirarse vencido a Quito y quizá no la hubiera podido defender. Agualongo la hubiera tomado y las fuerzas de Colombia tendrían que retirarse a Riobamba. Allí tenían posibilidad de reorganizarse y reclutar nuevas tropas.

           

Se hubiera necesitado meses para organizar una fuerza capaz de derrotar a Agualongo. Eso era un obstáculo para la campaña del Perú que estaba en marcha y una dilatoria en la consolidación territorial de Colombia.

Pero, menos mal, Bolívar ganó en Ibarra. Y su triunfo selló la independencia de lo que hoy es Ecuador, de Nueva Granada, la actual Colombia, y de Venezuela, permitiendo, además, concentrar el esfuerzo en la liberación del Perú.

(Por: Enrique Ayala Mora – Canal Cero)

Más Noticias De Noticias Imbabura

Con flores y agua se realizó el ritual del Tumarina en Otavalo

| En la vertiente de la Magdalena del Obraje en la comunidad de Peguche fue el sitio para esta ceremonia.

Miércoles de Ceniza da inicio a la Cuaresma

| Este día se marca el tiempo de oración y de conversión para los católicos de todo el mundo.

La fiesta del Carnaval se vivió intensamente en Imbabura

| La provincia tuvo fiesta por todos lados durante estos cuatro días del feriado.

La PUCE-SI promueve el uso del papel de caña 100% reciclado

| En su afán de proteger los recursos naturales para las futuras generaciones, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra (PUCE-SI)...

Intercambian saberes lingüísticos y artesanales entre dos culturas

| Milton Escalante, joven emprendedor del distrito peruano de Chinchero de uno de los siete distritos de la provincia de Urubamba, ubicada en el departamento de Cusco...

COLUMNISTAS