Chorlavi, un barrio que mantiene la agricultura

ABR, 22, 2019 |

Siembra. En las aproximadamente 70 hectáreas se cultivan una variedad de productos.

Redacción IBARRA

Tomate riñón, fréjol, pepinillo, ají, pimiento…, son los productos que se siembran en las aproximadamente 70 hectáreas que pertenecen a la comunidad del barrio de Chorlavi, de la parroquia rural de San Antonio de Ibarra, que hacen de la agricultura su sustento de vida.

Las hectáreas agrícolas que conforman este barrio son completamente planas. Para llegar a ellas, existe una vía principal de tierra, de cinco metros de ancho, y callejones transversales de tres metros. Mientras se recorre, se puede observar sembríos de todo, dando cabida a paisajes de tono verde, que a decir de los habitantes es un paraíso que tiene Ibarra y que muchos desconocen.

Dentro de esta zona agrícola cruzan dos acequias de agua llamadas San Mateo y Santo Domingo, que cuentan con el caudal necesario para regar todos los terrenos durante el año.

Estas acequias necesitan un adecuado mantenimiento para que funcionen correctamente, como el apoyo de las autoridades competentes, en especial del Gobierno Provincial de Imbabura, a decir de Víctor Zea, promotor de la agricultura en Chorlavi. 

Producción

Los terrenos son altamente productivos por la calidad de suelo, que es fértil y apropiado para la práctica de la agricultura. En las aproximadamente 70 hectáreas, la producción es todo el año, teniendo cosechas de tres hasta cuatro veces, con productos de ciclo corto.

La agricultura en este sector ha generado trabajo directo a aproximadamente 200 personas.

Zea especificó que hace varios años las personas antes se dedicaban a cultivar un solo producto, por ejemplo el maíz, y que en ciertas temporadas las ventas no eran buenas, por lo que optaron por innovar los cultivos. Es decir, en varias parcelas plantan varios productos, como tomate riñón, fréjol, pepinillo, ají, pimiento, col, lechuga, coliflor, remolacha, perejil, culantro, maíz, quinua...

“Ya se da una variación, así si un producto baja existen otros que están bien en el mercado”, apuntó.

Comercialización

El cultivar, regar, cosechar, no queda ahí. Todo lo que se produce en Chorlavi va a diferentes partes de la provincia. Se comercializa dos veces a la semana en el Mercado Mayorista de Ibarra, los días lunes y jueves; y, permanentemente en el Mercado Amazonas. Incluso se llevan productos al Quinche. 

Pedidos

Las gestiones que la comunidad agrícola de esta zona ha hecho para producir han sido por cuenta propia. Según Zea, sí se ha pedido a las autoridades que colaboren con el desarrollo de la localidad.

“Siempre les hemos pedido que nos proporcionen semillas certificadas de calidad y el asesoramiento para mejorar la producción y sea más rentable para los agricultores, pero hasta la fecha nada”, comentó.

Acotó que “los agricultores defenderemos nuestra fuente de trabajo y solicitaremos a las autoridades que nos brinden el apoyo para mejorar la producción, los caminos vecinales y mantener operativos los canales de riego”. (FCDL)

Más Noticias De Noticias Imbabura

Preocupa deterioro de la infraestructura de la Unidad Educativa 28 de Abril

| Una columna y parte de la cubierta del plantel empezó a desmoronarse. Afortunadamente no afectó a nadie.

Retoman proyecto para construir el nuevo Mercado Mayorista

| Aproximadamente 50 millones de dólares costará este nuevo mercado. Se buscará inversionistas.

En Otavalo ya se expende el plato típico con el tradicional yamor

| Por temporada y la proximidad de las festividades del yamor la gastronomía también se hace presente.

Estudiantes de la ECAA visitaron sistemas de saneamiento ambiental

| Con el propósito de fortalecer los conocimientos adquiridos en las aulas de clase mediante la práctica, los estudiantes de 7mo. nivel de la carrera de Ciencias Ambientales de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Ibarra (PUCE-SI).

Más de mil productos sin registro sanitario y caducados se detectaron en Ibarra

| Un operativo realizado por técnicos de la coordinación zonal 1 de la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), permitió encontrar un total de 1.225 productos naturales de uso medicinal que no cumplían con la normativa sanitaria y estaban expuestos al público.