Capitalismo vs sostenibilidad

FEB, 21, 2019 | - Por Oswaldo Echeverría

POR: Oswaldo Echeverría

Son dos conceptos opuestos desde la teoría, sin embargo, en el mundo actual en que la política está dominada por el poder económico, el sistema capitalista ha utilizado de manera estratégica a lo sustentable como un término “vanguardista” para justificar muchas de las acciones negativas generadas por las grandes industrias como pretexto para continuar con lo mismo.

El manejo económico basado en el capitalismo no tiene como fin la comercialización de bienes o servicios para satisfacer las necesidades de las personas, ese es solo el medio; su principal negocio es el sistema crediticio, con el cual se facilita a las personas a tener poder adquisitivo inmediato, a corto plazo para el consumo de productos superfluos pero que normalmente somete a los deudores al pago indefinido del crédito con los consecuentes intereses, antes que la cobertura de una necesidad real de los consumidores.

Este sistema ha sido aplicado tanto a personas naturales como a personas jurídicas, sumándose a esto la inflación constante que sufre la economía con el paso del tiempo. 

Aceptando la realidad de que las personas, siendo consumistas, contamos con los recursos del planeta, debemos recordar siempre que ellos son finitos, incluyendo el volumen de reservas monetarias y de oro; la consecuencia posterior está dada con pasar la factura y responsabilidad a las nuevas generaciones, solo que no se les informamos que tendrá fecha de caducidad y límite de cuándo el mundo esté en serios aprietos.

La lógica empresarial es crecer, crecer y crecer infinitamente, a pesar de que los recursos ambientales son limitados y no se puede disponer de ellos sino a medida que crezcan las capacidades de las personas preservando su capacidad regenerativa.                                                             

Ningún concepto eufemístico de "manejo sostenible" puede tapar la realidad de que habrá una extracción desmesurada de recursos, que algún momento tendrá fin.

COMENTA CON EL AUTOR

www.lahora.com.ec

Más Noticias De Opinión

La beligerancia de Moreno

| Para el sector de la sociedad probablemente la más pudiente, el discurso Presidencial resulte alentador; en tanto, para los supuestos opositores y cirqueros correistas...

CRÍTICAS Y JUICIOS

| Las críticas a la labor periodística, a los periodistas y a los medios de comunicación provienen de dos fuentes...

Un Estado fallido

00:40 | | El régimen de Nicolás Maduro tiene, finalmente, de qué vanagloriarse: ha  logrado convertir a Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo del mundo, en una nación sin gasolina donde la población puede pasar días en cola para adquirir el combustible.

El doctor Julio César y la vejez

00:35 | | Se ha vuelto un oxímoron hablar en el Ecuador de políticos honestos. “Yo quisiera que ella llegue a mi edad. No pueden decirme que soy viejo y ladrón”.

Un sitio en la historia

00:30 | | Cinco años de ausencia, silencio e injusticia. Un paro cardíaco puso fin a más de medio siglo de diplomacia de Diego Cordovez Zegers, quiteño nacido en 1935, de gran reputación, influencia y credibilidad a nivel nacional y mundial.

Lenín, ¿eres tú?

00:25 | | Dos años de gobierno y para mí solo hay una cosa clara: Lenín es un maestro de la política. Cuando fue vicepresidente de Rafael Correa, era una figura bonachona, dedicado a las causas sociales y poco embarrado en la política diaria.

La resta es mayor que la suma

00:20 | | Nunca consideré que Cristina Kirchner fuera una mala candidata, ni dije que es la figura opositora que más le conviene a Mauricio Macri. Siempre afirmé lo contrario.

Verdades a medias

00:15 | | El reino de la mentira es una matriz que direccionan los políticos con sus decisiones y omisiones; la reproducen al camuflar hechos y tapar nombres cuando la corrupción campea.

Yunda: defensa y aliados

00:10 | | La historia luminosa de Quito no tiene por qué detenerse en el oscuro reduccionismo con el que el articulista Juan José Illingworth culpa a Quito y victimiza a su ciudad para precautelar todo flujo económico direccionado a su molino.

Leer a Marx no daña a nadie

00:05 | | Carlos Marx no puso bombas, no hizo fusilar a nadie, no mandó a nadie a campos de concentración ni los obligó a expatriarse, tampoco propuso la estatalización burocrática y policial de la sociedad.

COLUMNISTAS