martes, noviembre 30, 2021
Imbabura / Carchi Las fuentes de agua de Tulcán se agotan

Las fuentes de agua de Tulcán se agotan

El déficit obliga a tener cortes constantes en la parte urbana. En la época de verano la situación empeora.

Redacción TULCÁN

La principal fuente de captación de agua de Tulcán, de las cuatro que tiene actualmente, ubicada en el río Chico, bajó su caudal de 400 litros por segundo a 60. Esto preocupa no solo a las autoridades locales, sino también a los ciudadanos, quienes ya viven constantes cortes del servicio todos los días.

Monte Redondo, Cucurucho, Aguas Calientes y río Chico son las cuatro fuentes que tiene Tulcán, entre todas en promedio suman 200 litros por segundo. Sin embargo, la ciudad necesita más de 400, para una población que bordea las 150.000 personas, por lo que es prácticamente imposible que toda la ciudadanía tenga agua las 24 horas del día.

Desde uno de los barrios del centro de la urbe, Pablo Revelo dijo que es necesario comprar botellones todos los días o llenar jarras y botellas en la mañana, cuando tienen el servicio, para poder usar cuando les cortan.

“Me incomoda siempre esta situación. Como ama de casa necesito el agua para cocinar o para el aseo y nos quitan cuando más se necesita, sin avisar”, agregó Patricia Morán.

Problemas en los páramos

Desde la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Tulcán (Epmapa-T), mencionaron que entre sus principales preocupaciones está la degradación de los ecosistemas aledaños a las fuentes de agua.

A través de recorridos técnicos, a los que también han invitado a los concejales y al Alcalde, han podido verificar que la expansión de la agricultura, ganadería y vialidad han terminado con la vegetación nativa de la zona, afectando partes aledañas a cada toma hídrica.

“Río Chico es el que más agua proporciona al sistema de Tulcán, pero prácticamente está vacío. En este lugar, las alteraciones que han tenido las caras internas de la microcuenca son el problema. Ahí se removió la vegetación nativa, que es la que cumple la función específica de receptar, sostener el agua y revertirla hacia el lecho del río”, explicó Galo Tipaz, gerente de la Epmapa-T.

El funcionario añadió que la institución competente del medio ambiente debería hacer respetar la normativa establecida, poniendo como ejemplo que, junto a cada quebrada es obligatorio dejar 50 metros a cada lado para mantener la protección con vegetación nativa, situación que no se respeta en Tulcán.

Colectivos ambientales organizan marcha

El colectivo carchense ‘Páramo Salvaje’ ha expresado que la situación es grave, por lo que ha coordinado reuniones con grupos ambientales y autoridades locales. La intención es amplificar un mensaje de conciencia hacia la ciudadanía, para que cuide las fuentes hídricas y también se mida en el consumo de agua en sus hogares.

“No podemos esperar a que nos corten el agua e irnos en contra de una autoridad, que si bien es cierto no han actuado con responsabilidad ante este grave problema, pero tampoco están en capacidad de poder cambiar la alteración climática debido a la irresponsabilidad de la ciudadanía”, expuso Alfredo Villareal, coordinador del colectivo, a medios carchenses.

Villarreal también coincidió con Tipaz en que las instituciones encargadas de velar por el medio ambiente hacen caso omiso a las denuncias de afectaciones a los páramos de Carchi. “Nosotros como colectivo ponemos las denuncias en el Ministerio del Ambiente, pero lamentablemente las ingresan y las archivan. Hemos acudido a la Prefectura de Carchi, donde nos han tomado el pelo. Estamos pidiendo que nos reciba el Ministro de Ambiente para ponerlo al tanto de las catástrofes ambientales que están sucediendo aquí”.

Como parte de sus acciones inmediatas, anunció que habrá una marcha  el 1 de octubre,  a las 10:00, otros colectivos y ciudadanos caminarán desde el parque Ayora, para avanzar por la calle Bolívar, hasta la Pichincha, siguiendo por la calle Sucre.

Anunciaron que tras la marcha realizarán plantones en la Gobernación de Carchi y en la Prefectura.

En 35 años no se ha invertido en mejoras de infraestructura en el sistema de agua potable de Tulcán.
El mal estado de las tuberías también provoca cortes constantes, ya que los arreglos llevan a suspender el servicio.

Nueva línea de conducción

Como parte de las soluciones para mejorar el servicio de agua potable en Tulcán, aparte de apelar al cuidado de los páramos y las fuentes, se invierten alrededor de $3,8 millones en la instalación de la tubería de transferencia de agua potable desde la parroquia Tufiño, dentro de una nueva línea de conducción.

Este proyecto es financiado por el Banco de Desarrollo del Ecuador (BDE) y junto a la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD).

Sin embargo, para poder solucionar todos los problemas de agua potable que tiene Tulcán, donde incluso se necesita un cambio total de tuberías vetustas, se habla de un presupuesto que podría bordear los $70 millones.

Noticias relacionadas

La Hora TV