Hamás dispara decenas de cohetes hacia Tel Aviv

    Embestida. Vehículos dañados tras un ataque con cohetes, en la ciudad de Holon, cerca de Tel Aviv, el 11 de mayo de 2021. EFE
    Embestida. Vehículos dañados tras un ataque con cohetes, en la ciudad de Holon, cerca de Tel Aviv, el 11 de mayo de 2021. EFE

    Tras los ataques, la ONU avisa que israelíes y palestinos van hacia una guerra a gran escala.

    Redacción JERUSALÉN

     El intercambio de fuego entre milicias palestinas de Gaza y el Ejército de Israel se intensificó este 11 de mayo de 2021, en la peor escalada de los últimos años, con al menos 30 palestinos muertos, entre ellos menores, a los que se suman tres víctimas mortales en Israel.

    El movimiento islamista Hamás se atribuyó el disparo 130 cohetes contra el área de Tel Aviv, uno de los principales núcleos urbanos de Israel, que hicieron sonar las sirenas antiaéreas.

    Hamás había amenazado previamente con disparar a esta zona de Israel si atacaba el conocido edificio Hanide, de 14 plantas, en la Ciudad de Gaza, que fue bombardeado por aviones de combate en un fuerte ataque.

    Miembros de Hamás y simpatizantes de la organización celebraron los ataques en las calles de Gaza, mientras que también se hicieron anuncios sobre ellos desde los altavoces de las mezquitas.

    Víctimas. Varios palestinos cargan con los restos mortales de un conciudadano asesinado por fuerzas israelíes en Gaza (Palestina), este 11 de mayo de 2021. EFE
    Víctimas. Varios palestinos cargan con los restos mortales de un conciudadano asesinado por fuerzas israelíes en Gaza (Palestina), este 11 de mayo de 2021. EFE

    Respuesta a Hamás

    El ataque contra el área de Tel Aviv, a 60 kilómetros de Gaza, se produce después de que Hamás ya lanzara el 10 de mayo de 2021 siete cohetes contra Jerusalén, a raíz de las protestas y disturbios entre palestinos y fuerzas israelíes, que fueron el detonante de esta escalada, la más agresiva de los últimos años.

    Según el Ejército israelí, Hamás y el grupo islamista Yihad Islámica lanzaron en poco más de 24 horas al menos 630 cohetes hacia territorio israelí. De estos, dos centenares fueron interceptados por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro, mientras que 150 fueron disparos fallidos que cayeron dentro de la misma Gaza.

    El primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu, advirtió que el Ejército aumentará “la intensidad y cantidad” de bombardeos de represalia contra Gaza, donde ya ha movilizado a miles de reservistas y se prepara para una escalada que podría tener larga duración.

    Según medios locales, hasta ahora, ninguno de los mediadores que suelen comunicarse entre Hamás e Israel ha podido mitigar la situación, por lo que no se ve una salida inminente a este fuerte pico de violencia.

    Según la Oficina de Derechos Humanos de la ONU, Israel ha utilizado la fuerza de forma innecesaria y desproporcionada contra manifestantes palestinos.