Guillermo Lasso y Alfredo Borrero quieren ‘extirpar’ a la crisis fomentando la inversión

    72

    Los candidatos de la alianza CREO – PSC quieren desideologizar las relaciones internacionales y buscan fortalecer tratados comerciales para atraer inversionistas.

    Es su tercer intento por llegar a la presidencia. En 2017, el candidato Guillermo Lasso estuvo a punto de ganar la segunda vuelta electoral.  La noche de ese 2 de abril, él encabezó por algún tiempo los registros del Consejo Nacional Electoral (CNE), por encima del candidato del correísmo, Lenín Moreno, actual mandatario.

    Luego de un breve ‘apagón’, los papeles se invirtieron. Lasso y su binomio de ese entonces, Andrés Páez, aparecieron en segundo puesto. Pese a las quejas, perdió las elecciones generales.

    Es el fundador del movimiento Creando Oportunidades (CREO). Su primera intención de llegar al poder fue en 2013 con Juan Carlos Solines, como candidato a la vicepresidencia, pero tampoco tuvo éxito.

    Espera que la tercera sea la vencida, esta vez con el reconocido doctor, Alfredo Borrero, exdirector médico del Hospital Metropolitano de Quito.

    Durante 18 años, Lasso fue el gerente ejecutivo del Banco Ejecutivo, pero en 2012 renunció para dedicarse a la política, fortaleciendo al movimiento CREO.

    Para la contienda electoral del 7 de febrero, Lasso cristalizó una alianza inesperada con el Partido Social Cristiano (PSC). Tras el acuerdo de unidad, esta fuerza política retiró el nombre de Cristina Reyes, quien pretendía ser candidata a la Presidencia de la República.

    Propuestas

    Según la página web del candidato, el plan de trabajo para gobernar el Ecuador los próximos cuatro años se basan en cuatro ejes: economía y empleo, salud y seguridad, educación y cultura y medio ambiente.

    En intervenciones públicas, Lasso ofreció incrementar el Salario Básico Unificado de 400 a 500 dólares, “para mejorar la economía de la familia ecuatoriana”.

    El empresario habló, además, de “desideologizar” y reforzar las relaciones internacionales para atraer inversión extranjera a través de tratados comerciales.

    También advierte que en su Gobierno, el Estado respaldará a la fuerza pública para frenar los indicadores delictivos del país.

    En lo tributario, Lasso ofreció no crear impuestos, ni aumentar las tasas en los que ya existen. También dijo que eliminará el ISD de forma gradual en cuatro años.

     Aseguró  que la única forma de generar empleo es promoviendo la inversión. “Tenemos capacidad y experiencia creando oportunidades en el sector privado”, escribió en su cuenta de Twitter.

    “Esto (la seguridad) no es un juego, es la responsabilidad de defender a 17 millones de ecuatorianos. La asumiremos con energía”.

    Trajinar político

    Aunque Guillermo Lasso es reconocido por su pasado de empresario, la política no le ha sido esquiva en su vida.

    En 1998, durante el Gobierno de Jamil Mahuad, fue Gobernador del Guayas. Un año después, en agosto de 1999, fue nombrado como ministro de Economía. Esto ocurrió cinco meses después del denominado “feriado bancario”, que degeneró en una crisis económica en el país.

    Su renuncia a ese puesto la firmó un mes después para retornar a sus actividades de empresario.

    En 2011, Lasso fundó el movimiento Creando Oportunidades (CREO). Se convirtió en uno de los más fuertes opositores del régimen de Rafael Correa.

    VISTAZO A SUS IMPUESTOS

    • Durante los últimos nueve años, Guillermo Lasso registra altos pagos de impuesto a la renta. Según datos del Servicio de Rentas Internas (SRI) en 2014 fue el pago más alto, llegando a los 5’270.536 dólares.
    • También presenta cancelación de impuesto a la salida de divisas en el mismo período.

    ALFREDO BORRERO

    El compañero de fórmula de Guillermo Lasso es un médico de 65 años. Es un neurocirujano con especialidad en cirugía de columna vertebral. Busca llegar a la Vicepresidencia para, junto al empresario, hacer una radiografía de los males que adolece el país para intentar hallar una cura.

    Desde el 2008, es decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de las Américas (UDLA). También fue director médico del Hospital Metropolitano de Quito.

    El anuncio de su candidatura lo hizo el propio Lasso durante un evento público en Manta, el 11 de agosto de 2020.