Gobierno cuenta con $550 millones para plan de vacunación

    El ministro Cueva todavía delinea el plan económico

    El ministro de Economía, Simón Cueva, aseguró que el financiamiento para comprar vacunas ha sido su principal meta al inicio de su gestión. No hay fechas para la presentación de reformas como la tributaria.

    Durante un conversatorio con medios de comunicación, el ministro de Economía, Simón Cueva recalcó que el Plan Económico del Gobierno del presidente Guillermo Lasso se sustentará en tres ejes: crecimiento económico sostenido y ambientalmente responsable; estabilización fiscal con equidad; y manejo honesto y transparente de los recursos públicos.

    Para la reactivación productiva, el funcionario señaló que un gran aporte será el plan de vacunación masiva que se ejecuta desde finales de mayo 2021.

    ” Entre los objetivos de mi gestión en el corto plazo está asegurar el financiamiento para la compra de las vacunas contra la Covid-19. Al momento, ya se cuenta con $550 millones para el efecto”, aseguró.

    Según el anterior Gobierno, ya se habían pagado alrededor de $75 millones en anticipos de las vacunas negociadas. La mayor parte de los recursos vienen de organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

    Parte del dinero que se ha logrado conseguir irá, de acuerdo con la ministra de salud, Ximena Garzón, para concretar nuevas compras

    “Estamos haciendo una compra de 6 millones de vacunas a Cansino. Esperamos que en los primeros días de julio nos entreguen 3 millones y en los primeros días de agosto los otros tres millones”, sostuvo.

    Otro de los mecanismos para la reactivación será la implementación de planes crediticios para mujeres; micro, pequeñas y medianas empresas; emprendedores y a la economía popular y solidaria. Para el efecto, Cueva afirmó que se cuenta con más de $350 millones disponibles de organismos internacionales para canalizarlos a través de la CFN y Conafips.

    Austeridad y solidaridad

    Cueva recalcó que para el control del gasto se combatirá a la corrupción y el despilfarro y se priorizará la atención a sectores sensibles como salud, educación, seguridad, protección social, nutrición infantil y adultos mayores. 

    Añadió que se aplicará una austeridad fiscal con “visión de gestión por resultados y uso eficiente de los recursos públicos para cumplir con los más vulnerables y con las tareas esenciales del Estado”.

    Asimismo, para alcanzar equidad y solidaridad, el ministro volvió a recalcar que será necesario el apoyo de quienes más tienen para proteger a los más afectados por la crisis económica.

    “Se trabajará en los consensos necesarios durante los próximos meses”, dijo.

    No hay fecha para el envío de la reforma tributaria, que según el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) debería aprobarse en la Asamblea hasta el 30 de septiembre 2021. La intención del Gobierno es renegociar ese plazo y las metas de recaudación.

    Mientras tanto, para avanzar en el combate a la evasión y elusión de impuestos, Cueva puntualizó que el país cuenta con un acuerdo con Estados Unidos para el intercambio de información financiera;  y se ha creado una unidad de control de grandes contribuyentes en el Servicio de Rentas Internas (SRI).

    ” El Plan Económico gubernamental será serio, creíble, responsable, solidario y fortalecerá la confianza nacional e internacional, asegurando una evolución ordenada de la deuda pública y una reducción del riesgo país”, concluyó. (JS)

    Tres señales positivas

    El titular de la cartera de Economía, Simón Cueva, resaltó que, desde la posesión del presidente Guillermo Lasso, se han registrado tres señales positivas para el país.

    En primer lugar, la reducción del riesgo país de más de 1.000 puntos a 734 puntos. En segundo lugar, la ratificación del respaldo de los organismos multilaterales. Y, en tercer lugar, la generación de un ambiente de optimismo y confianza para la inversión.

    Cueva aseguró que la recaudación de impuestos creció 7% en mayo 2021, con respecto al mismo periodo de 2020. Sin embargo, todavía no se retoman los niveles pre pandemia.