Francia vuelve al confinamiento

    798
    Las nuevas medidas restrictivas, que incluyen confinamientos perimetrales y cierres de escuelas y comercios no esenciales, entrarán en vigor el sábado por la noche y se prolongarán durante un mes. Foto: EFE.

    El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este miércoles 31 de marzo de 2021 que se llevará a cabo un aislamiento para todo el país a partir del sábado por la noche durante un mes, a lo que se añadirá un cierre de tres semanas para las escuelas y de cuatro para la secundaria.

    En un comunicado trasmitido por televisión, Macron pidió un “esfuerzo suplementario” a la ciudadanía durante el mes de abril, puesto a que será “difícil” evitar la saturación de las unidades de cuidados intensivos en los hospitales de todo el país, cosa que ya ha ocurrido en algunas regiones.

    “La situación es más peligrosa que en otoño, porque el virus es más contagioso y más mortífero debido a la variante británica”, declaró.

    En Francia el número total de pacientes en cuidados intensivos ascendió a 5.072, por encima de la capacidad normal de los hospitales y del pico de la segunda oleada que tuvo el país en noviembre del año pasado. La tasa de contagios también aumentó.

    Incluyendo Covid-19 y otros pacientes, casi nueve de cada 10 camas de cuidados intensivos (6.833 de 7.665 hasta el 26 de marzo) estaban ocupadas, según declaró el Ministerio de Salud francés, quién afirmó que “el aumento de capacidad continúa en todas las regiones”.

    El domingo 28 de marzo del presente año, 41 médicos de París, la mayoría especialistas de cuidados intensivos, publicaron un artículo en Le Journal du Dimanche en el que alertaban que, si no se tomaban decisiones duras, pronto tendrían que elegir a qué pacientes salvarles la vida, pues no habría ni aparatos ni personal para atender a todos.

    El problema principal es la incidencia en exceso de la variante inglesa, que golpea la región parisina y otras áreas en el norte y el sur del país. Ahora, quienes ingresan en las UCIS son más jóvenes que en la primera y la segunda ola. Hasta ayer, la clausura de los centros escolares era considerada un último recurso para el Gobierno Francés.

    Sin embargo, con esta nueva decisión, el cierre comenzará la próxima semana y las clases deberán ser dictadas de manera virtual en todos los centros educativos. Luego vendrán dos semanas de vacaciones de Pascua, ya previstas, entre el 12 y el 25 de abril.

    El 26 de abril reabrirán guarderías y centros de primaria, pero los de secundaria y universidad tendrán otra semana de clases en línea y no regresarán al aula hasta el 5 de mayo, cuando lo harán con aforos adaptados en función de la situación de la pandemia.

    El toque de queda se mantiene de 19h00 a 06h00, horario que se había establecido hace dos semanas.

    Este confinamiento supone que los comercios no esenciales cerrarán sus puertas, aunque la lista de sectores abiertos es más amplia e incluye ahora librerías y floristerías. Además, no se podrá salir de las regiones, salvo con causa justificada, y los ciudadanos tampoco podrán desplazarse a más de diez kilómetros de su domicilio, excepto para trabajar o por un motivo de fuerza mayor.