Fiscalía investiga incendios forestales en cerros de Ambato

Autoridades del Ministerio de Ambiente aseguran que los flagelos fueron provocados.

457
Trabajo. Varias fueron las labores que se realizaron para mitigar el incendio.

Luego de más de un mes del incendio que alarmó a Ambato, no solo por la extensión de bosque consumido, sino también por las posibles causas, continúa la expectativa.

De acuerdo con información de la Fiscalía de Tungurahua el caso avanza conforme los tiempos establecidos y al estar en etapa de investigación no se puede dar mayores detalles. Además, se explicó que se están recabando los elementos para determinar responsables y dentro de estas diligencias ya se han tomado versiones, así como también se ha desarrollado las pericias técnicas en coordinación de Bomberos del Distrito Metropolitano de Quito.

Según se dio a conocer son varias las denuncias que llegaron a Fiscalía sobre este particular, entre ellas la de la concejal María José López, dos de personas particulares y también del Ministerio del Ambiente.

Preocupación

El dirigente barrial Raúl Zumbana, aún conserva parte de los globos que asegura fueron los responsables del incendio en su comunidad.

Él recuerda que junto con más vecinos salieron a ayudar a mitigar el fuego en el sector del cerro Quindaló, donde se consumió buena parte de la vegetación natural del lugar. “Era triste ver todo quemado, pobres animales y plantas hecho carbón”, dijo al tiempo de asegurar que la preocupación de los vecinos del sector es que pase el tiempo y todo quede en la impunidad.

Para él los incendios de ese día fueron provocados, pues “no hay más explicación, no existió ningún indicio de incendios en este sector en los últimos días y es mucha coincidencia que se registren justo luego de ese evento donde se lanzaron los globos”, dijo.

Afectación

Cristian Tamayo, coordinador zonal del Ministerio del Ambiente (MAE), explicó que luego de los diferentes recorridos con técnicos se evidenció que existe una seria afectación a bosques protegidos, uno de ellos en el cerro Casigana que está a cargo de esta institución desde 1987.

“Aquí debe haber responsabilidad, los daños son causados en contra de la naturaleza. Fue un incendio provocado”, enfatizó, al asegurar que es lo que arrojaron los informes técnicos y por lo cual se levantó una denuncia formal en Fiscalía.

Según Tamayo al ser los titulares de la acción estará pendiente de que se determine responsabilidades y la Fiscalía tiene 60 días para la investigación, la misma que con alguna prórroga se extendería hasta no más de 90 días. (FCT)

Más de 23 hectáreas de bosque protegido se consumió en este flagelo según el Ministerio del Ambiente.
El Código Orgánico Integral Penal (COIP), establece que la persona que provoque directa o indirectamente incendios o instigue la comisión de tales actos, en bosques nativos o plantados o páramos, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años.