Finalmente, justicia en Furukawa

    Le tomó tres años a la justicia investigar, reconocer y fallar a favor de 123 extrabajadores de la empresa Furukawa Plantaciones C.A. sometidos a todo tipo de vejaciones a sus derechos humanos, así como una situación de esclavitud y humillación durante décadas.

    El fallo de primera instancia reivindica a estos valientes ecuatorianos que sin educación, servicios de salud y muchas lunas sobreviviendo en condiciones infrahumanas, se merecen no solo las cinco hectáreas, la compensación y disculpas públicas que exige el juez Carlos Vera Cedño, sino una política de Estado que impida que esto ocurra en otras haciendas de Furukawa o en cualquier rincón del país.

    La prensa lleva años denunciando los repetidos atropellos de esta monstruosa empresa de contraparte japonesa, así como documentando los incesantes amedrentamientos a autoridades, operadores de justicia y a sus propios trabajadores.

    Mientras, en 2005, el entonces ministro de Trabajo de Alfredo Palacio, Galo Chiriboga, condecoró a Furukawa por el mérito “a favor del desarrollo y fortalecimiento del sector laboral del país, coadyuvando a lograr justicia social con dignidad”. Con el reciente fallo, el 16 de abril de 2021, el actual ministro revocó esta aberración concedida a la compañía que en 2019 pagó $0 por impuesto a la renta y menos de $10 mil en 2020, pese a exportar al menos $20 millones de dólares entre 2014 y 2019, y cuyo producto estrella, la fibra de abacá, vio crecer su mercado en 200% en plena pandemia.

    El fallo podría ser apelado, pero esto no borrará la lapidaria sentencia que confirma un “mecanismo de servidumbre impuesto por la empresa y que ha contado con la aquiescencia del Estado”. Este Estado, cobijado por el poder económico desde hace décadas, ya no podrá tapar el sol con un dedo.

    El trabajo infantil y la pobreza están inevitablemente unidos y si se sigue utilizando el trabajo de niños como tratamiento para la enfermedad social de la pobreza, se tendrá tanto pobreza como trabajo infantil hasta el fin de los tiempos.

    Grace Abbott (1878-1939)
    Trabajadora social y activista por los derechos del migrante; EE.UU.