Expone su vida por la salud de los demás

70

El área de laboratorio del hospital Delfina Torres de Concha, está a  cargo de Verónica Paz, quien desde hace 12 meses que fue declarada la emergencia sanitaria por el Covid-19, tuvo que reorganizar a sus compañeros para atender a la población que diariamente acude a realizarse los exámenes para descartar o confirmar el virus, sumado a las pruebas de otras patologías.

Recuerda lo difícil que fue enfrentarse a un virus nuevo, con directrices no muy claras, y trabajar con la incertidumbre de ser contagiada mientras extraía las muestras, no obstante, aclara que la consigna del equipo del laboratorio, era desechar el temor para garantizar la atención del paciente, y evitar que el miedo interfiera en la oportuna y eficaz labor  para obtener resultados acertados.

Experiencias

Su trabajo no solo lo realizaba  en la casa de salud, sino que también tenía que trasladarse a otros cantones donde había pacientes sospechosos que requerían la prueba. Eso la hizo vivir nuevas experiencias al abordar lanchas, canoas y otros medios de transportes, para ella desconocidos, que le llevaban a su lugar de destino, aunque esas largas horas de trabajo, también implicó distanciarse de su entorno familiar, por el tiempo que dedicaba a su profesión y por la precaución de no infectarlos.

Para Verónica Paz, estos 365 días  conviviendo con el virus, deja una enseñanza que es no minimizar los síntomas, sino que hay que prestar atención a cualquier manifestación para evitar complicaciones en la salud. Agrega, que ahora es más fácil el trabajo porque el Ministerio de Salud les provee de los implementos necesarios para procesar las pruebas y así acortar el tiempo para obtener los resultados, máximo en tres días.

En el área de laboratorio del hospital Delfina Torres de Concha, trabajan 30 personas, de ellas 20 se contagiaron y enfrentaron al virus de Covid-19