Expertos aseguran que filtros del CNE fallaron al no detectar errores en papeleta presidencial

    222
    DECISIÓN. El CNE dispuso la reimpresión de la papeleta presidencial en el IGM. (Foto: Flickr CNE)

    Los encargados de la Coordinación de Procesos de Participación Política son los últimos en revisar, previo a la impresión.

    El país no atraviesa un buen momento financiero, pero los recursos económicos públicos se despilfarran como si se pasara por una época de bonanza.

    Un error en la elaboración de la papeleta de los presidenciales, como lo ha calificado el Consejo Nacional Electoral (CNE), obliga a destruir 6’244.000 documentos impresos con una falla en el nombre del movimiento de la Lista 16, que representa al binomio Pedro José Freile – Byron Solís.

     El error, detectado durante un recorrido de prensa por el Instituto Geográfico Militar (IGM), le representa al país 561.960 dólares. Según el portal de compras públicas, cada papeleta de Presidente y Vicepresidente fue valorada en 0.09 centavos de dólar.

    Antes de que el documento llegue al IGM, institución encargada de la impresión del material electoral, debe pasar controles internos en el CNE.

    Este procedimiento está normado en el artículo 110 del Código de la Democracia, que establece que el ente electoral “resolverá en forma privativa, sobre el diseño, tamaño y seguridades del instrumento de votación para cualesquier tipo de elección, garantizando que se incluyan las fotografías de las y los candidatos principales junto a su nombre, cuando se trate de elecciones personalizadas”.

    El proceso

    Carlos Aguinaga, expresidente del extinto Tribunal Supremo Electoral (TSE), explicó que las papeletas electorales se fabrican en función de los formularios de inscripción de candidaturas por dignidades y circunscripciones.

    La información es procesada y tabulada por la Dirección de Tecnologías del CNE y luego remitida a la Coordinación de Procesos de Participación Política. Esa dependencia, valida la información y la remite al IGM donde se elaboran las artes, en base al diseño aprobado por el órgano electoral.

     Una vez concluido el proceso, añadió Aguinaga, el boceto retorna a la Coordinación de Procesos de Participación Política para que apruebe el modelo, verificando si los datos consignados son válidos. “Es un proceso de control de calidad, de validación y supervisión de esta información”, dijo.

    El además miembro del colectivo Voces por la Democracia, dijo que sobre la marcha, el CNE tuvo que ejercer tareas de monitoreo y no solo limitarse a aprobar el trámite. “El órgano electoral debe tener personal especializado para controlar el tema de impresión”, agregó.

    Responsabilidades

    Esteban Ron, experto electoral, dijo que la responsabilidad por el error en la papeleta podría recaer sobre la Coordinación de Procesos de Participación Política. Explicó que son sus funcionarios los encargados de gestionar la información de los movimientos y partidos.

    Aguinaga prefirió no adelantarse a hacer señalamientos. Aseguró que no es la primera vez que ocurre una situación de esta índole y que está dentro de lo previsto dentro de un proceso, considerando la cantidad de candidatos a elección popular en la contienda electoral.

     A criterio de Mauro Andino, analista electoral, la Contraloría debería impulsar de oficio un examen especial, designar un equipo auditor para determinar responsabilidades administrativas y civiles culposas. “Les deberían glosar e imponer una multa de carácter económico”, dijo.

    ¿En riesgo las elecciones?

    Pedro Freile, quien encabeza la candidatura del binomio presidencial del movimiento AMIGO, organización política a la que le cambiaron el logo, anunció que el próximo lunes asistirá a la Fiscalía y la Contraloría para pedir que se inicien acciones para investigar el trasfondo de esta equivocación. “La impresión equivocada de la papeleta podría anular todo el proceso electoral. Deben iniciarse las investigaciones necesarias para determinar si esto es un error o una picardía de alguien que quiere arruinar la democracia”, dijo el candidato.

    “No existe un error de buena fe. Lo que hay es una falta de control de calidad de la información”. Esteban Ron, experto electoral.

    “Es evidente la negligencia que se cometió al mandar a imprimir mal las papeletas”. Mauro Andino, experto electoral.