Biden y Xi conversaron durante más de dos horas, según la Casa Blanca

Una foto de archivo de una reunión virtual Joe Biden y Xi Jinping.

Esta fue la quinta llamada entre los líderes de las dos mayores potencias del planeta. La comunicación despierta interés por los roces diplomáticos y las diferencias geopolíticas entre esas naciones.  

El presidente estadounidense, Joe Biden, y su homólogo chino, Xi Jinping, conversaron este jueves por teléfono durante más de dos horas, según la Casa Blanca, que no ha dado detalles aún del contenido de la llamada.

El intercambio telefónico entre los dos líderes comenzó a las 07:33 (hora de Ecuador) y concluyó a las 09:50 (hora de Ecuador) , según el Gobierno estadounidense.

Se trata de la quinta llamada telefónica de los dos líderes desde que Biden llegó a la Casa Blanca en enero de 2021.

La llamada ha despertado especial atención debido a las tensiones entre las dos potencias por la guerra en Ucrania, los aranceles estadounidenses sobre productos chinos y, sobre todo, un posible viaje a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi.

Pelosi anunció sus planes de ir a Taiwán en abril, pero tuvo que suspender el viaje por contraer la covid-19, y ahora, según algunos medios estadounidenses, está haciendo preparativos para visitar la isla este verano, aunque su oficina no ha hecho todavía ningún anuncio oficial.

Sería la primera visita de un presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU. desde 1997, cuando el republicano Newt Gingrich visitó la isla.

El Gobierno chino ha dejado claro que percibe el viaje como una amenaza y, ayer mismo, el portavoz de la Cancillería, Zhao Lijian, avisó que el gigante asiático «responderá con firmeza» y EE.UU. tendrá que «asumir todas las consecuencias» que surjan de la posible visita de Pelosi.

Taiwán es uno de los mayores motivos de fricción entre China y Estados Unidos, debido sobre todo a que Washington es el principal suministrador de armas de Taiwán y sería su mayor aliado militar en caso de un eventual conflicto bélico con China.

En 1979, tras romper los lazos diplomáticos con Taipéi y establecerlos con Pekín, Estados Unidos adoptó el Acta de Relaciones de Taiwán, en la que se comprometía con la defensa de la isla y el suministro de equipos bélicos. (EFE)

China le dice a la ONU que no acepta tutela en Derechos Humanos

Imagen de archivo de una protesta en Londres contra las violaciones chinas de los derechos humanos de minorías musulmanas.

Durante una reunión virtual con la alta comisionada de la ONU para los DD.HH., Michelle Bachelet, el presidente chino criticó veladamente la supervisión que hacen EE.UU. y Europa del tema a escala mundial.

PEKÍN. El presidente chino, Xi Jinping, dijo hoy (25 de mayo de 2022) a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que ningún país puede, desde la «arrogancia», enseñar a otros cómo defender los derechos humanos, y que estos «no se deben politizar para interferir en los asuntos internos de otros países».

Xi y Bachelet, que visita el país asiático hasta el viernes, mantuvieron una reunión virtual un día después de que aparecieran nuevas publicaciones que documentan la vida en el interior de campos de reeducación en la región occidental de Xinjiang, donde estarían o habrían estado recluidos cientos de miles de uigures y otras minorías musulmanas.

Bachelet llegó el lunes a China para una visita de seis días durante la que investigará los presuntos abusos cometidos en Xinjiang, aunque bajo el temor a que sufra restricciones durante su estancia en el país.

«Continuaremos promoviendo la protección de los derechos humanos y el estado de derecho, y mantendremos el orden y la justicia social. El pueblo chino disfruta hoy de más y más derechos democráticos, y los derechos humanos de los chinos tienen unas garantías sin precedentes», aseveró el líder chino.

Xi agregó que China tiene «la voluntad de seguir manteniendo el diálogo y la cooperación» respecto a la causa de los derechos humanos pero siempre y cuando se basen en «el respeto mutuo y la igualdad» o tengan como objetivo «expandir el consenso, reducir las diferencias, aprender del otro y hacer progresos juntos».

«Pero lo que no es para nada necesario son los ‘profesores’ arrogantes con otros países, y mucho menos que se politicen estos asuntos», dijo Xi en velada referencia a Estados Unidos y la Unión Europea (UE), quienes sancionaron a funcionarios y entidades chinas el año pasado a cuenta de los abusos en Xinjiang.

«Hay que dejarse de dobles estándares y de interferir en los asuntos internos de otros países bajo el pretexto de los derechos humanos. Tenemos que promoverlos desde una dirección inclusiva, justa y razonable», señaló Xi, quien aseguró que China seguirá «apoyando» los «esfuerzos activos» de Naciones Unidos en este tema.

Xi también indicó que las «condiciones históricas y específicas de cada país son diferentes», así como sus niveles de desarrollo económico y social, con lo que «cada uno debe explorar su propia manera de abordar el desarrollo de los derechos humanos«.

«Desviarse de la realidad y copiar modelos de otros países no es solo inaceptable, es que tiene consecuencias catastróficas y en última instancia hace que la gente sufra», aseveró. EFE

China y Rusia se unen frente a Occidente

Putin (i.) tiene fricciones con Occidente por Ucrania y Xi Jinping lo propio respecto a Taiwán.

Los presidentes Xi Jinping y Vladimir Putin se reunieron en Pekín y hablaron de aumentar su cooperación y hacer frente a las «amenazas a la seguridad regional».

PEKÍN. Xi Jinping y Vladimir Putin, presidentes de China y Rusia, respectivamente, cerraron hoy (4 de febrero de 2022) filas frente a Occidente y se comprometieron a afrontar juntos lo que consideran «amenazas a la seguridad» tras reunirse en vísperas de la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno en la capital china.

La reunión tuvo lugar esta tarde en la Residencia de Huéspedes de Estado Diaoyutai y comenzó con Xi y Putin saludándose por gestos, sin darse la mano, pero sin usar tampoco mascarilla, y terminó con una declaración conjunta tras conversaciones calificadas de «francas» y «amigables» por la Cancillería china.

Con la crisis en torno a Ucrania y las tensiones a cuenta de Taiwán -cuya soberanía reclama China– bajo la mesa, Xi cerró filas en torno a su aliado y destacó que China y Rusia van a profundizar su coordinación estratégica «sin descanso» y que también van a afrontar juntos lo que denominó «injerencias externas» y «amenazas a la seguridad regional«.

«Esto es algo que no ha cambiado y no cambiará. Nosotros respetamos la soberanía del otro, así como sus intereses de seguridad y de desarrollo», dijo Xi al reunirse en persona -por primera vez en dos años- con Putin, en medio de los crecientes roces de ambos países con Estados Unidos.

El ruso, que llegó hoy mismo a Pekín para asistir a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno 2022, gesto ampliamente destacado estos días por la prensa oficial china, celebró igualmente que las relaciones bilaterales gocen ahora de una cercanía «sin precedentes», y destacó que ve en el país asiático su socio estratégico «más importante» y «un amigo afín».

Unidos frente a un enemigo común

Tras la reunión, ambos países emitieron un comunicado conjunto en el que auto proclamaron la entrada de las relaciones internacionales «en una nueva era» y expusieron sus posiciones comunes en asuntos como «democracia, orden, desarrollo y seguridad».

Aunque el texto no cita explícitamente ni a Estados Unidos o a la crisis en Ucrania, sí denuncia que «un pequeño número de fuerzas en la comunidad internacional sigue obstinada en promover el unilateralismo y en interferir en los asuntos de otros países».

«Lo que hacen es socavar los legítimos derechos e intereses de otros países, además de crear fricciones y enfrentamientos, lo cual impide el desarrollo. La comunidad internacional no va a aceptar esto más», dice el comunicado.

El texto muestra su preocupación por el acuerdo de defensa AUKUS entre EEUU, Australia y Reino Unido, que tiene la mirada puesta en el Indo-Pacífico, e incide en que «China y Rusia se oponen a una mayor expansión de la OTAN».

En suma, piden al bloque que abandone lo que consideran «mentalidades propias de la ‘guerra fría'» y que «respete los intereses y la soberanía de otros países».

Xi argumentó que la coordinación entre China y Rusia es del todo necesaria «dados los profundos y complejos cambios que está experimentando el panorama internacional».

«Hemos participado ya activamente en la reforma y la construcción del sistema de gobernación global, practicado el multilateralismo y salvaguardado el verdadero espíritu de la democracia. Jugamos un papel esencial a la hora de unir a la comunidad internacional para superar las dificultades», advirtió el dirigente chino.

El mandatario enfatizó que la Organización para la Cooperación de Shanghái (OCS), organismo de integración regional en materia militar y de seguridad, debe tomar «una perspectiva a largo plazo» y remar «en la dirección adecuada», para así «defender la seguridad y los intereses comunes de los estados miembro». (EFE)

TE PUEDE INTERESAR:

Menos del 1% de escuelas carece de condiciones mínimas para operar

La inflación subirá al menos 2% en 2022

Municipio de Tulcán, obligado a pagar $5 millones a operadora telefónica