Después de dos semanas de pausa, estudiantes volvieron a las aulas

RETORNO. Estudiantes volvieron a las aulas en Loja.

Hay docentes, estudiantes y administrativos con COVID-19, sin embargo, volvieron a modalidad presencial.

El lunes 24 de enero de 2022, por disposición nacional del COE, los estudiantes de los centros educativos fiscales y fiscomisionales regresaron a clases presenciales de manera voluntaria en la provincia de Loja. Algunos planteles de carácter particular y fiscomisional continuarán en clases virtuales e híbridas durante la última semana de enero.

Contagiados

Según las cifras del Ministerio de Educación, en la provincia de Loja existen 72 estudiantes contagiados y más de 73 maestros que han dado positivo a COVID-19. “Son casos que no han sido infectados en las aulas, porque las clases estuvieron suspendidas, sino en el entorno social donde viven en reuniones con familiares, amigos y eventos sociales”, dijo Camilo Espinosa, coordinador Zonal 7 del Ministerio de Educación.

En la Zona 7, en las provincias de Loja, Zamora Chinchipe y El Oro, existen 309 estudiantes, 284 docentes, 35 de personal administrativo y 223 familiares cercanos a los estudiantes contagiados con el virus, quienes actualmente guardan reposo y no están acudiendo a clases presenciales. “Como ministerio dejamos claro que las clases presenciales, las instituciones educativas y las aulas escolares, no son el foco de contagio, sino la calle y el entorno social”, reveló.

Retorno en colegios

William Espinoza, rector del Colegio Pío Jaramillo Alvarado, manifestó que la institución retornó a clases hace un mes, luego se suspendieron las actividades y actualmente se han reportado tres casos positivos en docentes, los cuales no están yendo a clases. Aquí, alrededor de 250 estudiantes están asistiendo normalmente en grupos, 90 en la mañana, 45 en la tarde y 120 en la noche. Pero desde la próxima semana se incorporarán estudiantes de educación básica y de la sección vespertina. Una de las medidas adoptadas es el distanciamiento social, la toma de la temperatura, dispensadores de alcohol y uso de la mascarilla de manera permanente.

En este plantel existen alrededor de 2.500 alumnos en modalidad virtual, considerando que son cerca de 2.900 estudiantes en total. Para clases presenciales hay algunas restricciones, como no exceder de los 15 estudiantes por aula y permanecer en una sola aula durante las clases. Para los que no autorizan la presencialidad, cada lunes llevan las fichas de trabajo, las cuales son revisadas cada semana.

Estudiante

Milena Calva, estudiante de tercero de bachillerato, agregó que las clases presenciales son mejores, porque ante dudas se pueden consultar a los maestros de manera directa y sin temor. La incomodad es la mascarilla, el resto es igual, aunque no se puede tener mucho contacto con los compañeros porque puede haber algún tipo de contagio. “Mis padres aprobaron que acuda a lo presencial, primero sí había temor, pero lo hemos sabido sobrellevar y no ha habido contagios”, concluyó.

 

EL DATO

En Loja, 58.254 estudiantes y 6.769 docentes regresaron a las clases presenciales.

TE PUEDE INTERESAR

Tercera dosis es la mejor arma contra ómicron, dicen estudios

Tercera dosis es la mejor arma contra ómicron, dicen estudios

Retorno a clases el 17 de enero será voluntario

Las autoridades establecieron parámetros para el regreso a clases presenciales.

La ministra de Educación Brown reiteró que si un docente o estudiante tiene síntomas de covid no debe acudir al plantel.

La ministra de educación, María Brown, explicó que las clases presenciales se retoman el lunes 17 de enero de 2022, pero de manera voluntaria.

Los planteles que retornen deberán cumplir cuatro parámetros (ver recuadro).

Brown reiteró que si un docente o estudiante tiene síntomas de COVID-19 no debe acudir al plantel.

Docentes con síntomas de covid deben quedarse en su casa

100% de presencialidad

El 31 de enero de 2022, el COE Nacional volverá a emitir medidas. En esos días se evaluará el retorno al 100% de aforo previsto para el 7 de febrero en el Régimen Sierra-Amazonía y para el 3 de mayo en el caso del Régimen Costa-Galápagos. (AVV)

Parámetros de retorno voluntario a clases

Para este retorno voluntario a clases presenciales, las instituciones educativas deben cumplir con los siguientes parámetros:

  • Las instituciones educativas que tengan el 85% o más de estudiantes vacunados con dos dosis: 2,25 metros cuadrados de área por persona para calcular el aforo máximo permitido.
  • Las instituciones con menos del 85% de estudiantes vacunados con dos dosis: Aforo máximo del 50% del número de estudiantes matriculados asistiendo de manera simultánea a la institución educativa.
  • En los centros de desarrollo infantil y los niveles de educación inicial (niños de 3 y 4 años) regulados por el Ministerio de Educación tanto particular, fiscal, municipal, aforo de 50%.
  • Desde el 17 enero las escuelas y colegios con planes de retorno aprobados deberán ofertar clases presenciales en todos sus cursos.

TE PUEDE INTERESAR:

EE.UU. no dará, por ahora, información sobre ‘narcogenerales’

Bill Clinton apadrinará este viernes ampliación de reserva marina en Galápagos

Déficit de vivienda crece cada año con la creación de 87 mil nuevas familias

Retorno a las aulas con nuevos inconvenientes

Realidad. Estudiantes y docentes ya trabajan de forma presencial en diferentes instituciones, piden se mejoren las condiciones.

Desde este lunes 7 de junio se desarrolla el retorno progresivo y voluntario a las aulas, como parte de la propuesta del nuevo Gobierno para la educación.

Varios estudiantes y la mayoría de docentes, trabajaron ya en las instalaciones de las 39 instituciones educativas autorizadas para este proceso en Tungurahua.

Sin embargo, a la par de la necesidad y la expectativa del retorno, se presentan los primeros inconvenientes.

 

Cuestionamientos

El internet es uno de los principales obstáculos para trabajar incluso presencialmente, así lo denunciaron los maestros de diferentes instituciones educativas.

Carmen, nombre protegido, explicó que lamentablemente el servicio de internet en las instalaciones de una de las escuelas abiertas en Tisaleo no abastece para el trabajo continuo.

“El servicio es intermitente y no se puede trabajar”, comentó al indicar que ni con los pocos alumnos abastece el internet y por ello las autoridades les dijeron que deben contar con su propio plan para no colapsar el servicio en la escuela.

Situación similar se vive en una institución de Quero, donde los docentes deben permanecer en el laboratorio de computación para lograr una buena conectividad.

“Creo que se debería corregir este inconveniente para continuar el trabajo presencial”, comentó uno de los maestros al explicar, que los profesores, deben enviar permanentemente información e incluso conectarse con los estudiantes que continúan en la educación en casa.

 

El Dato
39 instituciones educativas son parte del 
retorno progresivo y voluntario en Tungurahua.

 

Otras preocupaciones

Los padres de familia también aseguran estar preocupados por la permanencia de los protocolos de bioseguridad.

Según explicaron, las autoridades les indicaron que serán los padres de familia quienes deban aportar con alcohol, gel desinfectante y más implementos.

“Siempre ha sido así, si no son las copias, son los implementos de limpieza o las mingas y las cuotas, ahora será alcohol”, dijo Teresa, madre de familia.

 

Autoridades

Desde la Coordinación Zonal 3 de Educación se indicó que, de las 39 instituciones educativas aprobadas para retorno a actividades semipresenciales en Tungurahua, ocho no poseen conectividad por su situación geográfica.

Además, se aseguró que se está coordinando con la Corporación Nacional de Telecomunicaciones – CNT el estudio de factibilidad para llegar a éstas y otras instituciones educativas, que no poseen el servicio de internet con el fin de ir disminuyendo la brecha digital.

En las zonas rurales, que poseen enlaces de cobre, CNT está realizando la migración a fibra óptica para solventar el problema de conectividad.

“Se debe aclarar que por parte del Ministerio de Educación no se ha solicitado a ningún docente que deba contratar planes de internet”, se aseguró desde la Zonal.

Se explicó que los Distritos Educativos verifican que los planteles cuenten con los implementos de bioseguridad necesarios, a los cuales se les asigna un determinado presupuesto, además las autoridades educativas realizan autogestión, de ser necesario, y los establecimientos no podrán solicitar ningún tipo de aporte a los padres de familia. (FCT)

Ecuador ante el dilema de volver a clases luego de 15 meses

Educación. A escala nacional empezará la reactivación escolar paulatinamente, será voluntaria.

La decisión de permitir el retorno a clases presenciales en 1.301 planteles abrió un debate sobre si colegios, profesores e incluso escolares están preparados

Desde este lunes, 7 de junio de 2021, 1.301 colegios tienen la posibilidad de retornar a clases de manera presencial.

La decisión del Gobierno ha abierto un debate entre padres y docentes. Hay quienes consideran que todo responde a presiones de organismos nacionales e internacionales, e incluso de padres que necesitan trabajar y no pueden hacerlo con sus hijos en las casas. Pero se preguntan sobre las posibles consecuencias de este retorno, que es voluntario.

«Podemos decir que sí estamos preparados, pero realmente no lo estamos», asevera a Efe la docente Grace Bermeo, que tiene toda una batería de dudas sobre el proceso y sus consecuencias; entre ellas la de cómo afectaría a los menores el convertirse en vectores de un eventual contagio de sus hermanos, padres o abuelos.

 

 

¿Una decisión apresurada?

De los 16.200 planteles de todo el país, podrán reabrir de forma «voluntaria«, «segura» y «progresiva» 1.102 en zonas rurales y 199 en urbanas.

El presidente Guillermo Lasso, que llegó al poder hace dos semanas, aseguró que su objetivo es «lograr, en el menor tiempo posible, la normalidad» en la sociedad ecuatoriana. Pero docentes y padres se preguntan por qué tanta premura cuando las clases concluyen a fin de mes en el Régimen Sierra y Amazonía.

Ecuador tiene dos regímenes escolares: el de la Sierra y Amazonía, que se extiende de septiembre a junio, y el de la Costa, de mayo a febrero.

Ecuador suspendió la presencialidad en marzo de 2020 con los primeros casos de Covid-19, que en el país ha contagiado a más de 431.000 personas y matado a casi 20.800 (incluidos los fallecimientos sospechosos).

Desde entonces, las clases se han desarrollado virtualmente y un par de tímidos intentos por retomar la presencialidad han sucumbido ante las distintas olas de contagio.

Ante la nueva decisión, los padres no ven aún un plan que haga frente a preguntas como: ¿Qué pasará en casos de contagio? ¿Cómo se mantendrá la higiene pública? ¿Cómo se garantizarán los trasladados? o, incluso, ¿cómo podrá un profesor dar clases presenciales y virtuales a la vez?

90.000 fuera del sistema educativo

«Hacemos un llamado urgente para proteger el presente y futuro de la niñez», dijo a Efe el representante de Unicef en Ecuador, Joaquín González, con ocasión de la celebración el martes 1 de junio del Día nacional del Niño.

Según datos de esa organización, el cierre de las escuelas por la pandemia afecta en Ecuador a «4,4 millones de estudiantes«, mientras que al menos «90.000 abandonaron el sistema educativo en 2020».

«La educación en línea nunca puede sustituir a la educación presencial; lo que pedimos son al menos dos ó tres días a la semana, y dos a tres horas al día» de clases, subrayó González.

El daño para los menores, coincide la organización World Vision, es transversal: psicológico y educativo, pero también nutricional y sanitario, pues las escuelas rurales sirven para la prestación de derechos básicos.

«El 39% de los hogares que antes de la pandemia recibía alimentación escolar, actualmente no accede a ella», denunció la ONG en un informe en el que también menciona que entre el 80 y 90% de los menores en hogares de bajos recursos «asiste» a clases por el celular.

Preocupación en padres

Pero ni estos alarmantes datos parecen convencer a los padres de zonas urbanas, cuyos hijos están más expuestos.

«Deberíamos verificar si el Ministerio realizó algún análisis sobre qué establecimientos están capacitados para recibir a los alumnos», plantea a Efe Diego Ron, quien ve con recelo una reapertura cuando el número de contagios continúa creciendo en Quito y la provincia de Pichincha.

Y exige que le den explicaciones sobre cómo pretende garantizar el Ministerio de Educación que los niños no se quitarán las mascarillas, haya alcohol en las escuelas, desinfección y un transporte en el que «no estén un niño encima del otro».

Más aun, que les digan quién cubrirá los gastos de material sanitario, porque los que «tenemos 2 o 3 hijos, si nos ponemos a sumar, es bastante».

Menos tajante, Ximena Fernández ve con buenos ojos una reincorporación de su hija de 15 años, pero no la de 6 porque » (esta) no tiene claro aún que hay que respetar el distanciamiento o lavarse las manos».

Prefiere por ello que se espere unos meses a que se administren «el 70%» de las vacunas previstas, en relación con la promesa electoral de Lasso de inmunizar a 9 millones de personas hasta el 31 de agosto.

Ecuador ha administrado hasta ahora alrededor de 2,5 millones de dosis, pero la disponibilidad en el mercado no hace previsible que llegue a su objetivo hasta el 1 de septiembre.

No es obligatorio

El retorno de las 1.301 instituciones educativas es voluntario, ha enfatizado la ministra de Educación, María Brown.

La funcionaria recalcó que el inicio de actividades en las aulas no es obligatorio y podrá posponerse si el establecimiento lo considera pertinente. Si un establecimiento quiere obligar a sus alumnos a acudir, el padre de familia puede denunciarlo. (EFE)

¿Cuándo no es conveniente llevar a mi hijo a clases?

Alcalde de Quito pide aislamiento voluntario para contener la pandemia

SITUACIÓN. Quito es la ciudad con más alto índice de contagios.

El Alcalde de Quito pidió no salir de no ser necesario. Tres hospitales se quedaron sin camas. 

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, exhortó a la población a un confinamiento voluntario por 15 días, para dar alivio al sistema sanitario de la ciudad que está colapsado.

Según cifras del Ministerio de Salud Pública (MSP), los tres hospitales más grandes de la capital están al máximo de su capacidad: Eugenio Espejo a cargo del MSP, Carlos ­Andrade Marín (HCAM) y Quito Sur, del IESS. Suman una lista de espera de aproximadamente 150 personas.

Controles

El Municipio seguirá realizando controles en coordinación con las instituciones gubernamentales, las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, “pero se requiere el apoyo ciudadano”, dijo Yunda. “Es preocupante que los contagios se incrementaron” y hay una alta tasa de espera para conseguir una cama en UCI.

“Existen 80 personas en espera, lamentablemente muchos no podrán llegar a un hospital y perderán la lucha contra el virus”, agregó el Alcalde.

DATO: La multa por no usar mascarilla en el espacio público es de $100.

Te puede interesar

Troll center ataca a Hervas para promocionar el voto nulo

Pachakutik expulsa a Jaime Vargas y Virma Cedeño de sus filas