Ucrania lucha por mantenerse en pie luego de 100 días de la invasión

Ucrania. La recuperación de Ucrania pudiera tardar 50 años, según especialistas.

Ucrania resiste la ofensiva miliatar rusa. Los hospitales ya no dan más, luego de 269 ataques a instalaciones sanitarias. La OMS pide el fin de la invasión.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, publicó en sus redes sociales un vídeo que se ha grabado él mismo en el que se le ve rodeado por su equipo más próximo y en el que asegura que «seguimos aquí» defendiendo el país de la invasión rusa. Esto fue por los cien días de la ofensiva militar.

El primer ministro, Denis Shmigalia, y el jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania, Andriy Yermak, son algunos de los que aparecen junto a Zelenski en esta grabación en la que afirma que, tras defender a Ucrania durante cien días, la lucha continúa en busca de la victoria.

Tras enumerar a los asesores que le acompañan, el presidente subraya que «nuestro equipo es mucho más grande», añade que lo más importante es la gente del país y precisa que esa gente está con ellos.

El mandatario ucraniano publica este mensaje cuando se cumplen 100 días de la invasión rusa de Ucrania, que arrancó el pasado 24 de febrero y que está teniendo efectos devastadores para el país.

Un 20 ciento del territorio ocupado, soldados muertos y heridos en el frente de batalla, civiles muertos en los bombardeos y asedio de sus localidades, campos sin cultivar por los combates y por la ausencia de trabajadores y millones de personas que han tenido que huir del país son algunas de las graves consecuencias del conflicto.

Los hospitales ya no resisten

El sistema sanitario de Ucrania está sufriendo una grave presión, con instalaciones destruidas, otras trabajando al límite y una creciente necesidad de atención a los traumas psicológicos, señaló la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«La OMS está haciendo todo lo posible para apoyar al Ministerio de Salud ucraniano y enviar suministros esenciales, pero la verdadera medicina que necesita Ucrania es la paz. Exigimos a Rusia que ponga fin a esta guerra», destacó en un comunicado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La organización con sede en Ginebra recordó que en los cien días transcurridos desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero se han confirmado 269 ataques a instalaciones sanitarias, en los que han muerto al menos 76 personas y otras 59 han resultado heridas.

«Esos ataques no tienen justificación y deben ser investigados. Ningún profesional de la salud debería verse obligado a trabajar bajo el filo de la navaja, pero es lo que está ocurriendo a médicos, enfermeras y conductores de ambulancia en Ucrania», añadió el director regional de OMS para Europa, Hans Kluge.

Para atender la creciente necesidad de asistencia humanitaria en Ucrania y reconstruir el sistema sanitario, la OMS pide 147,5 millones de dólares.

Del total, 80 millones de dólares irán destinados a Ucrania y 67,5 millones para ayudar a los países de acogida y recepción de refugiados, como Polonia, la República Checa, Moldavia y Rumanía. (EFE)

 

Putin responsable de la crisis alimentaria en países africanos

Tratantes de personas acechan a los refugiados ucranianos

El desconocimiento del idioma y las costumbres de otros países vuelve vulnerables a las mujeres.En la foto, refugiadas llegan a Ämsterdam.

Las mafias dedicadas al tráfico sexual, de órganos y al trabajo forzado se acercan a quienes huyen. También hay personas que se aprovechan.

Redacción LONDRES

Hasta ayer (29 de marzo), unos 3,8 millones de personas habían huido de Ucrania y otras 6 millones se habían desplazado dentro del país a causa de la invasión rusa.

La mayoría de estos son mujeres y niños que durante su escape del conflicto se ven obligados a confiar en extraños y se vuelven vulnerables ante las mafias dedicadas a la trata y al tráfico de personas.

«Para los depredadores y traficantes de personas, la guerra en Ucrania no es una tragedia», advirtió en Twitter el secretario general de la ONU, António Guterres. «Es una oportunidad, y las mujeres y los niños son los objetivos».

Lobos al acecho

Karolina Wierzbińska, coordinadora de Homo Faber, organización de derechos humanos con sede en Lublin (Polonia), le dijo a la cadena británica BBC que los niños eran la mayor preocupación.

Muchos viajan fuera de Ucrania sin compañía. Varios niños han desaparecido y se desconoce su paradero actual como resultado de unos procesos de registro irregulares en Polonia y otras regiones fronterizas, especialmente al comienzo de la guerra.

Algunas personas actúan por su cuenta. Es el caso de Margherita Husmanov, una refugiada ucraniana de Kiev de poco más de 20 años. Llegó a la frontera hace dos semanas, pero decidió quedarse para evitar que otros refugiados caigan en las manos equivocadas.

«Cualquiera puede presentarse en una estación. El primer día que me ofrecí como voluntaria, vi a tres hombres de Italia. Estaban buscando mujeres hermosas para venderlas en el comercio sexual«, cuenta.

Disfrazados de ovejas

El crimen organizado (incluido el tráfico sexual y de órganos y, con frecuencia, el trabajo forzado) no es la única amenaza. Los refugiados también son explotados por individuos.

Personas en Polonia, Alemania, Reino Unido y otros lugares han abierto sus hogares a los refugiados, la mayoría con buenas intenciones. Pero, lamentablemente, no todos.

En una publicación en redes sociales, una mujer ucraniana contó que huyó a Düsseldorf en Alemania. El hombre que le ofreció una habitación confiscó sus documentos de identidad y le exigió que limpiara su casa gratis.

Luego comenzó a acosarla sexualmente también. Ella lo rechazó y él la echó a la calle. (DLH)