La mujer es subvalorada, aún con una medalla olímpica

Las pesistas olímpicas Neisi Dajomes, Tamara Salazar y Angie Palacios.

Lo sucedido durante el homenaje a las medallistas ecuatorianas de Tokio 2020 abre un debate, sobre el no entender la dimensión de las mujeres deportistas.

“La sociedad aún no toma en serio los logros deportivos de dos mujeres, de dos mujeres negras”, es la impresión de directora de Fundación Desafío, Virginia Gómez de la Torre.

La activista por los derechos de las mujeres hace referencia a lo ocurrido durante el homenaje a Neisi Dajomes, Tamara Salazar y Angie Palacios, quienes ganaron una medalla de oro, una de plata y un diploma olímpico (respectivamente) en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Minimizar los logros

Las deportistas viajaron 20 horas para llegar a Quito, el 4 de agosto de 2021, para emprender una caravana desde Tababela hasta el estadio Olímpico Atahualpa. Ahí, donde debían ser homenajeadas, el presentador del evento les pidió hacer una demostración de levantamiento de pesas.

El hecho causó indignación en redes sociales, donde los internautas coincidían en que el pedir una demostración de levantamiento de pesas es irrespetuoso con ellas.

El hecho, sin embargo, va más allá –y pudo haber sido más de uno quien lo cometiera­–, pues refleja lo poco preparada que está la sociedad para tratar los logros de las mujeres, conocer sobre la cultura afroecuatoriana y mantener la visión del cuerpo de la mujer como motivo de espectáculo.

Tres mujeres activistas hablan sobre este hecho y cómo se logra erradicar patrones culturales que invisibilizan lo conseguido por una mujer.

‘Ellas ya demostraron lo que tenían que demostrar’

Virginia Gómez de la Torre, directora de Fundación Desafío, dice que lo hecho durante el homenaje tiene que ver, desde el enfoque de género, con una subvaloración de lo que es la mujer ganando medallas y convirtiéndose en un referente nacional.

“Ni siquiera habiendo venido con medallas de oro y plata se ve al hecho como algo tan grande, que no se puede minimizar a un show o demostración. Otro cosa que se refleja es que vivimos en una sociedad machista y patriarcal, que piensa que el cuerpo de la mujer es motivo de explotación, de burla o subvaloración”, agrega.

“Lo logrado por estas deportistas es simbólicamente muy fuerte. Siempre nos dicen que las mujeres no podemos levantar mucho peso como los hombres. Nos dicen: ‘Si hay que levantar un quintal de algo, nos llaman a nosotros’. Y yo digo: Entonces alcen lo que alzaron estas deportistas. Y eso demuestra que estamos en la capacidad, si nos entrenamos”, agrega.

‘Hay un sesgo por vía doble’

A Silvia Buendía, abogada defensora de los derechos humanos, lo que más le molesta es, primero, el tema de la demostración, que cree es un: “Te vamos a creer cuando lo veamos”.

“Segundo, yo que no soy deportista entiendo que no puedes hacerlo sin calentamiento, entonces que ellos no lo sepan es absurdo. No creo que al presentador haya que atacarlo y cancelarlo, pero debe servir como llamado de atención de que así no se puede tratar a una atleta de renombre mundial. Medallista de oro en las olimpiadas”, comenta.

A Jefferson Pérez (ganador de medalla de oro en 1996), a Richard Carapaz (medallista y ganador del Giro de Italia), ni al ‘Chito’ (Marlon) Vera (peleador de la UFC), no les han hecho eso, subraya Buendía.

“Entonces, sí hay un sesgo que me parece que va por vía doble: por ser mujeres y segundo por ser mujeres afros. El tema por ejemplo es la poca preparación y la poca capacidad de conocimiento que la prensa en general da del turbante afro. No es cintillo, no es diadema, es turbante y tiene una historia que valdría la pena resaltar”, señala.

“Como todos los patrones nocivos de nuestra sociedad, se cambian mediante la educación y aquí la comunicación debe educar a la gente y sensibilizar”, explica.

‘Ecuador, además de misógino también es racista’

Jaqueline Gallegos, miembro de AfroComunicaciones, dice que constantemente están disputándonos ser reconocidas por lo que hacen y no por su género.

“Ecuador, siendo un país tan misógino también es racista. Cuando pones dos elementos más, sobre el género, el racismo, ves a mujeres como ellas (medallistas olímpicas), doblemente vulneradas”, dice.

“Toda es una cadena de acoso, de que tengas que demostrar, que siempre estemos en dudas por ser mujeres haciendo un deporte que siempre se lo ha adjudicado a los varones. Y ellas nos acaban de demostrar que no es verdad. Nos han dicho desde su actuar que es un deporte y que todas lo podemos hacer”, reflexiona.

“A las mujeres nos cuesta tanto que nos valoren, que ni siquiera habiendo venido con una medalla de oro y una de plata, el presentador entendió que era tan grande que les puso al nivel de un show”.

Virginia Gómez de la Torre, directora de Fundación Desafío.

“La sociedad no es el problema. Es una falta de respeto enorme a una medallista pedirle una demostración, como diciendo: ‘Te vamos a creer cuando lo veamos’”.

Silvia Buendía, abogada defensora de los derechos humanos.

El paso de Tamara Salazar deja alegría en Carchi e Imbabura

Llegada. Tamara Salazar pasó por Ibarra el 5 de agosto de 2021. Recibió la felicitación de la gente y autoridades por su medalla en Tokio.

La medallista olímpica llegó a su provincia natal, donde recibió homenajes por su logro en Tokio 2020.

Redacción IMBABURA – CARCHI

Las personas que veían la caravana motorizada no perdían la oportunidad de aplaudir, saludar y tomar fotos a Tamara Salazar. La pesista ecuatoriana que arribó al país el 4 de agosto de 2021, tras conseguir la medalla de plata en las Olimpiadas de Tokio 2020, al siguiente día viajó hasta su tierra natal.

Después de los homenajes en Quito, las celebraciones y reconocimientos para Salazar se tomaron las provincias de Imbabura y Carchi. En la primera tuvo pasos breves por Otavalo e Ibarra, donde fue recibida por su Alcalde y Alcaldesa, respectivamente, a quienes se sumó la Viceprefecta.

Caravana. En camionetas y luego en un camión de bomberos, Tamara Salazar recorrió las calles de los cantones de Imbabura y Carchi.
Caravana. En camionetas y luego en un camión de bomberos, Tamara Salazar recorrió las calles de los cantones de Imbabura y Carchi.

Apoyo unánime

En Ibarra se organizó una caravana que estuvo acompañada de decenas de personas de principio a fin. Una hora le tomó a la camioneta que llevaba a Tamara Salazar llegar desde el ingreso sur de la ciudad hasta el centro, un tramo que normalmente toma unos 15 minutos.

A su paso, las personas dejaban de lado cualquier actividad para asomarse a puertas y ventanas o acercarse a la caravana, aplaudiendo, gritando, felicitando a la deportista, quien en las dos primeras cuadras mostraba su medalla en la mano, pero luego se la colgó en el cuello, para lucirla así durante el resto del recorrido.

Niños y adultos eran parte de una felicitación unánime que sorprendió a Tamara, quien en breves palabras aseguró no esperar tanta gente a su llegada.

Uno de los espectadores fue Cristóbal Beltrán, quien afirmó haber sido docente de Tamara Salazar en su natal Pusir Grande, cantón Bolívar, provincia del Carchi, donde trabajó por alrededor de 12 años. Él recuerda a la actual pesista practicando todo deporte, principalmente el atletismo, salto alto, velocidad. “Yo daba matemáticas. Tamara fue mi alumna en el octavo año, pero también di clases a sus hermanos”.

Para Cecilia Muñoz, ama de casa de Ibarra que salió a la puerta de su vivienda a felicitar a la medallista olímpica, Tamara Salazar es una figura nueva, de quien nunca antes había oído hablar, pero a quien ahora considera una fuente de inspiración.

“Yo no sé nada de pesas, pero ver las imágenes de cómo gana la medalla, cómo celebra, se ve que le costó mucho y que es algo que siempre soñó. Es un ejemplo que alguien salga de aquí cerquita a ganar algo que es mundial”, mencionó.

Saludos. Decenas de personas saludaron a la medallista olímpica a su paso en la caravana o en los recibimientos en los parques principales de cada ciudad a la que llegaba.
Saludos. Decenas de personas saludaron a la medallista olímpica a su paso en la caravana o en los recibimientos en los parques principales de cada ciudad a la que llegaba.

En Carchi

Luego de los eventos en Ibarra, que fueron más breves de lo planificado, pues la agenda de actividades de Tamara Salazar tenía unas tres horas de retraso, la caravana motorizada avanzó hasta la provincia del Carchi, donde la Prefectura y otras entidades públicas y privadas le prepararon un homenaje especial en Tulcán.

Antes de eso, la pesista cumplió recorridos por ciudades carchenses como El Ángel y San Gabriel. Ahí, un camión de bomberos fue el que la llevó por las calles de la urbe. Los habitantes  se unieron a la celebración con pancartas, banderas de Ecuador y Carchi, haciendo del festejo un motivo de alegría para todos.

A eso de las 16:30 la caravana salió de San Gabriel, con destino a Tulcán, donde también se planificó un recorrido por las calles, para finalizar con un programa especial en el parque principal.

Desde la Federación Deportiva de Carchi mencionaron que igual reconocimiento se hará oportunamente a Richard Carapaz, carchense que consiguió la medalla de oro olímpica en ciclismo, así como a todos los deportistas que en representación de la provincia participaron en Tokio, a pesar de no haber obtenido medallas, como Juan Caicedo (atletismo) y María José Palacios (boxeo).

Julio Yaque confía que habrán más campeonas  de Carchi

Quien fue entrenador de Tamara Salazar en Carchi, Julio Yaque, hizo un breve análisis de la medalla olímpica, frente a medios locales.

El cubano ha sido partícipe de la carrera de la pesista sobre todo en la etapa de formación, pero que no ha dejado de seguir de cerca el proceso deportivo, que tuvo una duración de 10 años y su feliz consecución en Tokio 2020.

Al ser cuestionado sobre la actuación de Salazar en las Olimpiadas afirmó que, “es el sueño cumplido de Tamara y a la vez de mi persona como entrenador, porque es el premio a tantos años de trabajo, siendo las Olimpiadas lo más representativo que existe en el deporte”.

Sobre las cualidades que siempre ha tenido Tamara en el deporte dijo que, “es una deportista de gran talento, con grandes condiciones, de una fuerza enorme en sus extremidades, en su espalda. A ello hay que sumar su actitud ganadora, su técnica, su fuerza psicológica y por supuesto la experiencia”.

Para Yaque, estos factores podrían llevarle nuevamente a representar con éxito al Ecuador en las próximas Olimpiadas, mencionando que el Carchi podría convertirse en futura potencia en la halterofilia, pues entre el palmarés de las actuales entrenadas por el cubano constan talentos como el de Johana Calderón, quien puso el actual récord sudamericano; Alexa Calixto, campeona panamericana con apenas 15 años; o Martha Salomé Gangula y Carelis Calixto, las dos vicecampeonas panamericanas en sus respectivas divisiones.

“En Pusir Grande tenemos una gran matrícula de deportistas, con un gimnasio. No en vano durante estos años hemos logrado 40 campeonatos nacionales y más de 1.300 medallas”, afirmó.

Reto lanzado a medallistas en su homenaje causa ira en redes

Durante la entrega de premios el público también emitió comentarios fuera de lugar.

En el homenaje en el estadio Atahualpa, a las pesistas Neisi Dajomes, Tamara Salazar y Angie Palacios, el presentador intentó que demostraran su fuerza.  

«Quién se anima a salir a la plataforma. ¡A ver el público! ¿quiere que Neisi, que Angie que Tamara nos haga una demostración?». Esas fueron las palabras del animador del homenaje a las pesistas ecuatorianas: Neisi Dajomes, Tamara Salazar y Angie Palacios. El evento tuvo lugar en el estadio Atahualpa, en Quito.

El animador pidió al público que señalará cuál de las deportistas –que llegaron a Quito el 4 de agosto de 2021 tras 20 horas de viaje, desde Tokio- debía levantar unas pesas que se colocaron al pie de escenario. Las deportistas se miraron, con incomodidad, y el animador se retractó: «¡Ah, no! Les vamos a dejar, por ahora, que descansen».

En efecto, había pesas de 123 kilos en el lugar. Pero no era para que las ganadoras de medalla de oro, plata y diploma olímpico hicieran una demostración, sino para que jóvenes que entrenan halterofilia hicieran una demostración para ellas.

Este hecho ha causado indignación en los usuarios de redes sociales que miran el video del hecho, que han calificado como irrespetuoso y bochornoso este gesto. (AVV)

 

 

 

TE PUEDE INTERESAR:

Loja suprime exigencia de certificado de vacunación

Dueños del Hotel Quito prevén construir «torres de vivienda» en el parqueadero

Transparentar cifras, primer paso para erradicar el femicidio

Aplausos y gritos para las medallistas

Las medallistas fueron recibidas con honores en el aeropuerto de Quito.

Neisi Dajomes y Tamara Salazar llegaron al estadio Olímpico Atahualpa en una caravana que las acompañó desde el aeropuerto de Quito.

Antes de las 21:00 del 4 de agosto de 2021, Neisi Dajomes y Tamara Salazar ingresaron a la cancha del estadio Olímpico Atahualpa, en medio de aplausos, silbidos de apoyo y ondear de banderas del Ecuador como parte del homenaje de quienes llegaron a verlas.

Para llegar al escenario, las deportistas fueron llevadas en una caravana desde Tababela. En cada tramo, una misma imagen: hombres, mujeres y niños que gritaban «Sí se pudo, campeonas».

Neisi Dajomes, ganadora de la medalla de oro, dijo que en cada competencia se concentra mucho. «Pienso mucho en la técnica, en las palabras que me ha dicho mi entrenador y eso me permite levantar», dijo la pesista.

Dajomes añadió que no se imaginó que el ir a los Juegos Olímpicos de Tokio le cambiaría la vida.

La campeona recordó cuando se quedó en España debido a un falso positivo de Covid-19. «Fue duro, incluso perdí peso», comentó.

Por su parte, su hermana Angie Palacios, ganadora de diploma olímpico, dijo que desde ya se está preparando para el próximo ciclo, el cual consistirá en tres años de entrenamiento. Palacios dijo que esperan que el Ministerio del Deporte las apoye para que cada deportista cuente con un equipo interdisciplinario.

 Música y deporte

En el recibimiento a las campeonas, hubo música y las deportistas bailaron junto a la banda ‘La Vagancia’ una canción que repetía una y otra vez: «Adelante Ecuador, es mi pasión».

También hubo una demostración de levantamiento de pesas. Durante esta, Tamara Salazar, ganadora de la medalla de plata en Tokio, dijo que es gratificante tener este tipo de reconocimientos.

Al homenaje se unió Carlos Cayola, presidente de la asociación de negros del Ecuador, quien les entregó una placa.

«Que con su ejemplo cada niña se sienta valiosa por lo que es. En estos juegos olímpicos ustedes levantaron un peso enorme y levantaron el orgullo de la mujer ecuatoriana», dijo la ministra del Deporte subrogante, María Belén Aguirre. (AVV)

Jefferson Pérez dio la bienvenida a Neisi y Tamara

En la foto, tres de los cuatro medallistas olímpicos que tiene Ecuador hasta ahora.

Las levantadoras de pesas ganadoras de la medalla de oro y plata en los Juegos Olímpicos de Tokio llegaron a Quito, a las 14:30. 

Al recibimiento a Neisi Dajomes y Tamara Salazar, medallistas olímpicas, se sumó Jefferson Pérez, el primer ecuatoriano en ganar una presea, hace 25 años.

Tras salir del aeropuerto, este 4 de agosto de 2021, las medallistas se dirigieron a un hotel cercano. Allí Pérez les obsequió un ramo de flores como homenaje al logro de Dajomes y Salazar.

El momento lo acompañó con una fotografía en la que escribió » Qué momento tan emocionante en mi vida. La gratitud infinita a las heroínas de mi País». En el retrato solo faltó el ciclista Richard Carapaz, ganador del oro el pasado 24 de julio y, a la fecha, el cuarto ecuatoriano poseedor de una medalla olímpica.

Caravana al Atahualpa

A las 18:30, Neisi y Tamara salieron del hotel y subieron a un bus de dos pisos que llegará hasta el estadio Olímpico Atahualpa (norte de Quito), donde se realizará una rueda de prensa.

En el trayecto que avanza, por la Ruta Viva, los carros pitan en señal de apoyo a la caravana. También se ven personas a los costados con banderas del Ecuador y carteles que dicen «Bienvenidas, campeonas». (AVV)

TE PUEDE INTERESAR:

Conoce el horario de competencia de nuestros deportistas en ‘Salto alto a Tokio’

Neisi y Tamara son la inspiración de 40 jóvenes halteristas

Parte del grupo de jóvenes pesistas que acudieron a recibir a Neisi y Tamara.

Los jóvenes, que entrenan en la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP), llegaron para recibir a las medallistas.

Evelyn Montoya tiene 17 años y entrena todos los días Levantamiento de Pesas (Halterofilia), al menos cuatro horas.

La joven cuenta que quiere ser como Neisi Dajomes y Tamara Salazar, quienes consiguieron medallas de oro y plata, respectivamente, en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Montoya no es la única. Ella es parte de los 40 adolescentes que entrenan en la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP) y que sueñan con replicar el hito de las ecuatorianas.

Ecuador es fuerte

El entrenador Alexander Magriles dice que Ecuador es un país fuerte y que los jóvenes se han inspirado mucho con lo conseguido por Neisi y Tamara en Tokio 2020.

Dice que espera que a raíz de estas medallas exista más apoyo para los jóvenes practicantes de la Halterofilia.

Lo mismo espera Hellen Marroquín quien se describe como “muy emocionada” por la llegada de las pesistas.

La joven de 14 años cuenta que el 1 de agosto de 2021, cuando Dajomes ganó la medalla de oro se levantó temprano, vio la transmisión y lloró de felicidad.

“Fue una motivación. Neisi me motiva a seguir adelante”, detalla la joven que sueña con ir a unos juegos olímpicos y ganar una medalla.

A las afuera del hotel donde están las deportistas, que saldrán a las 17:00 en una caravana hacia el Estadio Olímpico Atahualpa, están los jóvenes atletas que ven en ellas la imagen de que con perseverancia y trabajo, los sueños se hacen realidad. (AVV)

TE PUEDE INTERESAR:

Entérate de lo más importante de las Olimpiadas en ‘Salto alto a Tokio

Familiares, amigos y fanáticos reciben a Neisi y Tamara

Jéssica Palacios (2da. i.), hermana de Neisi, fue de las primeras en saludar a las medallistas.

Un intenso sol acompañó la llegada de las medallistas olímpicas. Fueron recibidas con honores en el aeropuerto Mariscal Sucre.

Las inmediaciones del hotel que recibe a Neisi Dajomes y Tamara Salazar se llenaron de familiares, amigos y aficionados que se acercaron a dar la bienvenida a las medallistas olímpicas ecuatorianas.

Jessica Palacios, hermana de Neisi y Angie (diploma en Tokio), se mostró emocionada y nerviosa al recibirlas. «Me puse a chillar, no pude decirles nada, las abracé», dijo.

Ángel Villaquirán, tiene 18 años de edad, práctica halterofilia en la categoría 55 kg en la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP). dice que este deporte merece «dedicación, esfuerzo y sacrificio» para llevarlo adelante.

Acota que detrás del éxito hay «dolor físico y una gran fuerza mental». El deportista asegura que con Neisi Dajomes lo une el hecho de haber perdido un ser querido. «Yo perdí a mi abuela y ella me motiva», asegura.

Aracely llegó acompañada de su hija Anabel. Están vestidas con una camiseta de la selección ecuatoriana de fútbol. Tienen en sus manos un ramo de flores que esperan entregarle a Neisi y Tamara. Dicen estar orgullosas y toman este triunfo como una motivación. «Este tipo de cosas a una la emocionan. Espero poder verlas y tomarnos una foto». (AS)

TE PUEDE INTERESAR:

Conoce los horarios de competición de nuestros deportistas en ‘Salto alto a Tokio

Frutas, jugos y chocolates para Neisi y Tamara

Los aperitivos fueron preparados especialmente para las medallistas olímpicas.

Las medallistas olímpicas descansan en un hotel cercano al aeropuerto Mariscal Sucre. Permanecerán allí hasta las 17:00. Luego participarán en una caravana.

A las 14:30 arribó el avión de KLM 755 que llegó desde Ámsterdam a Quito. En su interior llegaron Neisi Dajomes y Tamara Salazar, medallistas olímpicas de oro y plata, respectivamente, en Tokio 2020.

Pasadas las 16:00 llegaron a un hotel ubicado frente al aeropuerto Mariscal Sucre. Fueron recibidas por una calle de honor conformada por miembros del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano y colaboradores del hotel.

Gabriela Cadena, chef ejecutiva del hotel, mencionó a LA HORA que Neisi y Tamara encontrarán en sus habitaciones frutas naturales, jugos de mora, guanábana y detox.

El chocolate no podía faltar y se preparó trufas. Además, cocadas. «Para nosotros es un honor recibirlas», indicó Cadena.

Desde las 17:00 se tiene planificado el inicio de la caravana que llevará a las medallista olímpicas hasta el estadio Olímpico Atahualpa. Desde las 18:00 participarán en una rueda de prensa junto a Angie Palacios, diploma olímpico en Tokio. (AS)

TE PUEDE INTERESAR:

Conoce la hora de participación de nuestros deportistas en ‘Salto alto a Tokio

Medallistas olímpicas pagarán impuesto sobre premio económico

Salazar (i.) y Dajomes llegaron este 4 de agosto 2021 a Ecuador desde Tokio.

Los $100.000 y $80.000 que recibirán Neisi Dajomes y Tamara Salazar, respectivamente, está gravado con impuesto a la renta. Una parte irá al fisco.

En enero de 2021, la entonces ministra del Deporte, Andrea Sotomayor, emitió el acuerdo ministerial No 0040. En ese acuerdo se establece un incentivo económico para los deportistas que alcancen medallas en las Olimpiadas de Tokio.

En concreto, se establece $100.000 por el oro, que irán para Neisi Dajomes; y $80.000 por la plata, que beneficiaría a Tamara Salazar. El Gobierno ha ofrecido pagar esos $180.000 en 20202; pero todavía no hay un plazo o una fecha precisa.

Sin embargo, las medallista olímpicas no accederán al monto completo. El abogado tributario y docente universitario, Pablo Villegas, explicó que el acuerdo ministerial establece que el dinero que se entregará es un incentivo, y no una compensación económica.

Por eso, Dajomes y Salazar deberán pagar impuesto a la renta. » Aquí considero que es 8% de retención de renta porque es un pago por sus actividades de deportistas», acotó Villegas. Lo mismo le ocurrirá al ganador de la medalla de oro Richard Carapaz.

Así, de los $100.000 (de Dajomes) se tendrá que descontar $8.0000; mientras que de los $80.000 (de Salazar) se deberá restar $6.400.

Según Villegas, en estos casos no cabe usar deducciones porque el pago viene de  la Secretaría del Deporte, que es parte del sector público. Tampoco grava IVA porque no es un bien ni un servicio adquirido por la Secretaría; es un incentivo para la práctica deportiva.

Javier Bustos, abogado tributario, comentó que la única forma de que no se pague impuesto a la renta es que se establezca su exención a través de una ley.

En el caso de premios por ganar competencias o eventos deportivos, que no son incentivos entregados desde el Gobierno, la ley establece que la tasa de impuesto a la renta es del 35%. Por otro lado, los premios dentro del concepto de loterías, rifas, apuestas y similares se gravan con el 15%, a excepción de los relacionados con la Junta de Beneficencia de Guayaquil.  (JS)

TE PUEDE INTERESAR:

Conoce el horario de competición de nuestros deportistas en ‘Salto alto a Tokio