Tamara, cuarto peldaño del olimpismo femenino ecuatoriano

Tamara Salazar obtuvo este 2 de agosto la segunda medalla olímpica femenina de Ecuador.

La primera medalla olímpica femenina llegó para Ecuador 53 años después del inicio de la participación de las mujeres ecuatorianas en estas competencias.

La medalla de plata en Levantamiento de Pesas conseguida por Tamara Salazar Arce, este 2 de agosto de 2021 en Tokio, constituye un paso más en la historia de las participaciones femeninas ecuatorianas en juegos olímpicos.

El segundo lugar olímpico de Salazar no fue el primero de una serie de logros que, sin embargo, aún son escasos en el deportivismo nacional. La presea de la levantadora de pesas carchense es, apenas, la segunda conseguida por una mujer ecuatoriana en unas olimpiadas y la quinta de las participaciones tanto masculinas como femeninas del país en ese tipo de competencias.

Un logro notable el de las mujeres ecuatorianas tomando en cuenta que su participación olímpica inició, recién, en 1968 en los XIX juegos desarrollados en la ciudad de México. La nadadora Tamara Orejuela fue la primera representante deportiva del Ecuador de la historia.

A partir de entonces, la presencia femenina nacional se fue nutriendo numéricamente. Sin embargo, por cuestiones de organización y falta de apoyo estatal los resultados tomaron tiempo para verse. Habría que esperar hasta 2004 en Atenas, para que la pesista Alexandra Escobar llegara a una final y obtuviera un diploma olímpico.

Tuvieron que pasar 17 años desde el hito de Escobar para que una ecuatoriana lograra una medalla. Ocurrió el 1 de julio pasado (de 2021) en Tokio, cuando Neisi Dajomes alcanzó el oro olímpico en los 76 kg de Halterofilia (Levantamiento de Pesas).

Y hoy, 2 de agosto, la carchense Tamara Salazar Arce vuelve a hacer historia con su segundo lugar en la categoría 86 kg de Halterofilia. (LAG)

TE PUEDE INTERESAR:

Diviértete y aprende sobre el país anfitrión de las Olimpiadas. Mira ‘Salto alto a Tokio

Su madre y el oro de Neisi impulsaron a Tamara al podio

Tamara considera a Neisi Dajomes (foto) su hermana. Incluso comparten el look.

La medallista de plata ecuatoriana en 87 kg de Levantamiento de Pesas atribuyó su logro al trabajo y la perseverancia durante muchos años.

La medallista de plata ecuatoriana en Halterofilia (Levantamiento de Pesas) Tamara Salazar Arce atribuyó su logro conseguido este 2 de agosto de 2021 a sus años de entrenamiento y esfuerzo. Tras recibir la presea, aseguró: «pesa todo el esfuerzo y la dedicación» durante muchos años.

Pero a pesar de que ha soñado y buscado la medalla olímpica sin descanso, asegura que todavía no se lo cree del todo. «Lo soñé tanto que aún no me lo creo», dijo Salazar, quien insistió en que la perseverancia lo es todo.

Sin embargo, en los últimos días tuvo incentivos adicionales. Uno de ellos fue el acompañamiento de su madre a la distancia. Tamara Salazar afirmó, tras la competencia, que le dieron fuerzas su madre, que la animó por videollamadas hasta el final, y la medalla (de oro) de su amiga y compañera de competiciones y entrenamientos desde los 11 años: la campeona Neisi Dajomes (oro en Tokio el 1 de agosto en 67 kg): «Más que compañera, ella es como mi hermana y Dios nos dio la posibilidad de estar cada una aquí en su categoría».

«Cuando Neisi levantó ayer su medalla de campeona olímpica me motivó mucho», reconoció la subcampeona y segunda mujer ecuatoriana en obtener una presea en unos juegos olímpicos, en general, y en la disciplina de la Halterofilia, en particular.

Tamara Salazar, que al igual que su compañera también sale a competir con un alegre turbante, reconoció que este accesorio le da «magia» y que es un guiño a sus orígenes, una comunidad afroecuatoriana de la provincia del Carchi de la que se siente muy orgullosa y feliz por «darles esta alegría». (EFE)

TE PUEDE INTERESAR:

Conoce cuándo compite la marchista Glenda Morejón. Entra a ‘Salto alto a Tokio